La Presidenta criticó a Techint, pero la defenderá

En medio de fuertes cruces de declaraciones de empresarios y funcionarios argentinos y venezolanos por las nacionalizaciones impulsadas por Hugo Chávez, la presidenta Cristina Fernández criticó ayer al grupo Techint por no haber invertido en bancos nacionales los primeros 400 millones de dólares que recibió por la venta de Sidor. De todas maneras, se comprometió a defender los “intereses argentinos”, aunque reconoció que las estatizaciones son una “decisión soberana” de Venezuela.
En su discurso, en un acto en Berazatégui, la mandataria explicó con respecto a la negociación entre Techint y Venezuela por la empresa Sidor que “fue precisamente la intervención de esta Presidenta lo que les permitió obtener por el 60% de las acciones expropiadas; la bonita suma de 1.970 millones de dólares”.

Tras ello, aclaró que “nos hubiera gustado que los primeros 400 millones que ya cobraron los hubieran depositado en algún banco de la Argentina”, sostuvo la Presidenta.
Y agregó que “no se puede ser argentino para pedir y extranjero para depositar dinero afuera. Nobleza obliga, a pesar de la libertad que todos tienen para disponer de sus bienes”, dijo la mandataria.
A pesar de la crítica, la jefa de Estado aseguró que continuará “trabajando y defendiendo los intereses de inversores, productores y trabajadores, aunque prefieran depositar ese dinero en otra nación”.

En ese sentido, el canciller Jorge Taiana anunció ayer que se reunirá el próximo lunes con su par venezolano, Nicolás Maduro, para buscar “una solución satisfactoria” para las tres empresas del holding Techint.
Por su parte, el presidente venezolano, Hugo Chávez, expresó ayer que está implementando “una fase de nacionalización de empresas”, de la cual excluyó a las compañías brasileñas por su disposición a invertir en Venezuela para trabajar y producir. En ese marco, aclaró que hay empresas argentinas interesadas en trabajar en su país, pero no sería el caso de Techint, con la cual planteó diferencias “que no podemos permitir” respecto a su política productiva y su trato hacia los trabajadores.

OPOSICIÓN

Entidades empresarias y de trabajadores se expresaron ayer en contra de las nacionalizaciones impulsadas por Venezuela.

La más dura fue la Unión Industrial Argentina (UIA), quien pidió al Gobierno rever la incorporación de Venezuela como miembro pleno del Mercosur.

Empresarios locales agrupados en la Unión Industrial de Córdoba manifestaron adherir a los pedidos y reclamos de la UIA.

También Adimra (de empresarios metalúrgicos) y la Unión Obrera Metalúrgica expresaron ayer su “desacuerdo” y “rechazo” a la decisión del gobierno de Hugo Chávez.

Artículos destacados