Tarjetas: 9 millones de argentinos se endeudaron

77% del total adeuda aproximadamente 20.300 millones de pesos, es decir, un promedio de 2.900 pesos por persona, según un estudio de la consultora Finsoport.

El boom del consumo de bienes   durables y semidurables que fue motorizado, en un principio, por los planes implementados por el Gobierno nacional (plan canje de lavarropas, heladeras, bicicletas, autos cero kilómetro, camiones, entre otros) y que llevó luego a los distintos comercios de electrodomésticos a implementar planes de financiamiento de en hasta 50 cuotas sin interés, mediante acuerdos con distintos bancos, para no quedarse fuera del sistema, llevó a que nueve millones de argentinos estén endeudados con sus tarjetas de crédito, en la actualidad.

Así lo confirmó un estudio realizado por la consultora Finsoport en el que se agrega además que 77 por ciento de ese total, es decir siete millones de consumidores deben entre 1 y 10.000 pesos a sus respectivas tarjetas de crédito y suman aproximadamente una deuda de 20.300 millones de pesos, o un promedio de 2.900 pesos por persona.

Así, el financiamiento del plástico dejó de ser una fuente de ingresos adicional de los bancos para convertirse en la principal puerta de captación de nuevos clientes, que buscan comprar sin contar con el efectivo.

Las entidades financieras se lanzaron a apostar fuertemente este año a los plásticos y  firmaron acuerdos millonarios con las empresas que brindan bienes de consumo, pero hacia el segundo semestre se encontraron con que la inflación sigue en ascenso.

En 2010, las entidades ampliaron el límite de compra de sus clientes entre 40 y 100 por ciento, según confirmaron en diversas tarjetas, por lo que el nivel de permiso de gasto promedio se ubicó en 5.000 pesos, lo que equivale a 1,5 sueldos si se tiene en cuenta que el salario medio de la economía ronda 3.500 pesos.
Así, los planes de en hasta 50 cuotas sin interés para la compra de electrodomésticos hicieron explotar las ventas durante mayo, junio y julio, pero las empresas se vieron obligadas a limitarlos en agosto dado que la suba de precios parece no tener un plan para lograr su freno.

De esta manera, la situación lleva a que los bancos y las empresas no quieran afrontar el costo de las cuotas congeladas en un marco de inflación.

Por ello, ahora las casa de bienes para el hogar ofrecen planes  en hasta 12 cuotas y sólo algunos sin intereses, mientras que la mayoría ya redujo el financiamiento y en algunos casos le agregan intereses.

Mercado de las tarjetas

En cuanto a la distribución de las ventas financiadas según la tarjeta de crédito, el liderazgo del mercado lo continúa ejerciendo Visa, con 45 por ciento del total, seguida por American Express, con 12 por ciento y Mastercard, con 10 por ciento, según datos obtenidos en el propio mercado. Luego se ubican los denominados  plásticos regionales como son el caso de tarjeta Naranja o Cordobesa.

Negocio
Crecieron las operaciones para financiar tarjetas

Desde el punto de vista del negocio bancario, los mecanismos de incentivos aplicados para que la gente compre resultaron ser un éxito total.

A lo largo del año 2009 las nuevas operaciones para financiar tarjetas rondaban los $5.000 millones mensuales, mientras que los préstamos personales crecían a un ritmo de 1.500 millones.

Con la puesta en marcha de las famosas 50 cuotas y la elevación de los límites de compra, el monto negociado mensualmente se disparó, trepando por encima de $7.000 millones. En tanto, los créditos colocados mes a mes subieron a $2.000 millones.

Artículos destacados