Suba de precios del sector lácteo mejora los envíos

La industria del sector, afincada en Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires, asiste a una notoria recuperación luego de dos años de caída.

Desde el comienzo de 2010 el sector lácteo argentino viene creciendo luego de una caída que experimentó en los años precedentes. Mejoraron tanto  las ventas en el mercado externo como en el precio pagado al tambero por parte de la industria.
Los productos  destinados al mercado externo tuvieron en los primeros cinco meses una mejora de nueve por ciento en comparación con el año pasado. En total, los ingresos fueron de US$ 308,8 millones, según lo consignó el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa). Entre enero y mayo los precios internacionales ascendieron 41% y el valor promedio se ubicó en US$ 3.122 por tonelada.

A pesar de la caída de  23% en las toneladas enviadas al exterior, el balance   fue positivo. En total se vendieron 98.915 toneladas de productos lácteos. En consecuencia, se registraron 2.454 embarques, con una baja de 15 por ciento interanual.
Las exportaciones incluyeron 24 productos y se dirigieron a 56 países de todo el mundo, encabezados por Venezuela, Brasil, Estados Unidos, China y Rusia.
Los productos más exportados fueron leche en polvo entera y descremada, queso muzzarella, suero láctico y grasa butirosa. Pero también se exportan otros componentes menores destinados a la industria alimentaria, la farmacéutica y la de artículos de tocador.

El buen momento del sector es compartido por Guillermo Giannasi, coordinador de lechería de la Federación Agraria Argentina (FAA) y frecuente visitante de los tambos cordobeses, desde la época en que se reclamaba por la baja rentabilidad que facilitaba el avance de la soja.
En la actualidad “el precio pagado al tambero por el litro de leche en promedio ronda entre $1,30 a $1,35, lo que permite tener una rentabilidad y un horizonte mejor”, señaló.  Sin embargo, el dirigente agropecuario remarcó que el crecimiento “no es consecuencia de las políticas públicas” y  por eso  es necesario “diseñar un plan estratégico a cinco años para hacer volver a los tamberos y que se pueda tener un tambo donde hoy se siembra soja”.

Giannasi, al igual que muchos analistas del campo argentino, observan que el país está en condiciones de ampliar sustancialmente su producción y con ello atacar los mercados internacionales. El país tiene notorias ventajas por su extensión y clima, requisitos ausentes en países como Nueva Zelanda, muy bien posicionado en el mercado internacional con sus productos lácteos.
También está la generación de trabajo que se da a partir de un tambo, en el cual, en 100 hectáreas y con 100 vacas, trabajan en promedio cinco personas los 365 días del año, mientras que en el cultivo de soja, otro producto exportable, sólo se emplean a dos o tres personas por 10 días.

Seminario de ProCórdoba en Villa María
“Claves para la exportación eficiente de lácteos”

El comercio internacional de los lácteos se presenta hoy muy favorable y los productores buscan herramientas para incursionar en esos mercados. Organizado por ProCórdoba, la Asociación de Empresarios Región Centro Argentino (Aerca) y ProArgex , se realizará el 8 de julio en la sede del Consejo Profesional de Ciencias  Económicas de Villa María, el seminario intensivo “Claves para la exportación eficiente de lácteos”, destinado a los productores de la zona.

La capacitación se desarrollará en la sede de Catamarca 1045 de esa ciudad y la jornada se extenderá de 9 a 18 . Según informó ProCórdoba, hasta mañana viernes se receptarán las inscripciones, con cupos limitados. La actividad se encuentra enmarcada dentro del Programa de capacitación externa llevado adelante por ProCórdoba y Aerca. Consultas e inscripciones con Jorgelina Caula, teléfono (0353) 453-1378 / 453-1393, e-mail: comercioexterior@aerca.org.ar

Artículos destacados