viernes 21, junio 2024
El tiempo - Tutiempo.net
viernes 21, junio 2024

Sequía feroz: las exportaciones de granos pueden caer hasta 33%

ESCUCHAR

Dejarían de entrar divisas al país por un monto de entre 9.000 y 15.000 millones de dólares, lo que restaría un punto de crecimiento al PBI nacional. El Fondo Monetario Internacional calculó que crecerá sólo 2%

Las exportaciones de las cinco principales cadenas granarias afectadas por la sequía pueden caer entre 21% y 33% respecto a la campaña 2021/22, equivalentes a mermas de ingresos de entre US$9.226 y US$14.115 millones, proyectó este miércoles la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).
La entidad bursátil planteó dos escenarios productivos posibles de soja, maíz, trigo, cebada y girasol, los cinco principales cultivos del país, que fueron y están siendo afectados por la sequía que golpea gran parte del área agrícola nacional.
De esta manera, con una producción de trigo de 12,4 millones de toneladas y de cebada de 3,8 millones de toneladas ya casi concretadas, la BCBA dio por tierra con sus primeras estimaciones de producción de los granos gruesos 2022/23, que ya de por sí consideraban bajas respecto a la campaña 2021/22.
El primer escenario, definido como moderado, proyecta una producción de soja de 41 millones de toneladas, de maíz de 44,5 millones y de girasol de 3,7 millones de toneladas.
Esto implicaría una reducción respecto a las primeras previsiones productivas de la entidad realizadas en septiembre de 7 millones de toneladas en el caso de la soja, 5,5 millones en maíz y 200.000 toneladas en girasol.
El segundo escenario, denominado pesimista porque plantea una sequía más pronunciada, estima una producción de soja de 35,5 de toneladas, de maíz de 37,8 millones y de girasol de 3,5 millones de toneladas.
Teniendo en cuenta estos escenarios, sumado a las caídas productivas prácticamente consumadas en trigo y cebada, se prevé que el Producto Bruto Agroindustrial (PBA), en el planteo moderado, se ubique en US$42.136 millones.
Esto implicará una caída de US$6.958 millones respecto a lo esperado al principio de la campaña y de US$11.025 millones en comparación con el ciclo 2021/22.
En tanto que un escenario pesimista ubicaría el aporte a la economía en US$37.418 millones, US$11.676 millones menos que en las primeras proyecciones, y de US$15.743 millones respecto a la campaña anterior.
«Poniendo en contexto las dimensiones de estas pérdidas y considerando las últimas proyecciones del FMI (Fondo Monetario Internacional) sobre el PBI de Argentina para el año 2023, que sería de US$ 643.797 millones, la caída del primer escenario es equivalente a 1,1% del PBI, mientras que el pesimista tendría un impacto negativo equivalente al 1,8%», destacó la BCBA.
La cadena de valor de la soja tendría la mayor caída en su contribución a la economía, ya que sus aportes descenderían entre US$3.320 y US$6.308 millones; mientras que, en una misma sintonía, los aportes del maíz caerían entre US$1.479 y US$3.111 millones.
En el caso de las exportaciones, el escenario moderado plantea un baja de 21% respecto al ciclo anterior, hasta US$34.137 millones (-US$9.226 millones), mientras que el pesimista calcula pérdidas de US$14.115 millones hasta US$29.248 millones, equivalentes a ingresos 33% menores que los del año pasado.
Esta merma en los despachos podría llevar a que la recaudación por derechos de exportación baje entre 18% y 27% respecto a la campaña anterior.

Santa Fe: no sembrar si no llueve

En tanto, los productores agrícolas de centro y norte de la provincia de Santa Fe analizan no iniciar procesos de siembra, en especial de soja tardía, en caso de que no se registren lluvias en los próximos días, debido a la ausencia de agua útil en los perfiles de suelo.
El informe semanal que elaboran el Ministerio de la Producción de la Provincia y la Bolsa de Comercio de Santa Fe revela la preocupante situación que genera la sequía, que se agravó en los primeros días del año, sin precipitaciones y con altas temperaturas.
«Con nulas precipitaciones, elevados registros térmicos y pronósticos muy inciertos, se continuaron analizando los riesgos. Se percibió en el sector que, de no registrarse lluvias en las próximas jornadas, no se sembrará y quedarán parcelas o superficies sin futura producción», indica el trabajo.
En cuanto a lo ya implantado, con ese escenario ambiental «se constató el continuo deterioro de los cultivares en sus distintos estados fenológicos, como también la realidad que atravesó y atraviesa la presente campaña agrícola de cosecha gruesa».
El maíz temprano, que fue el cultivo que sufrió el mayor perjuicio por la sequía, está siendo picado para consumo animal y en algunos casos «se concretó la destrucción de los cultivares, y las parcelas liberadas se destinarían a la siembra de soja tardía -en caso de producirse lluvias-«.
«Una tercera opción, dados los elevados costos para la realización del picado y la baja calidad del producto obtenido, fue que en los últimos días se optó por el enrollado de la planta entera», añade el informe.
En cuanto a la recolección del girasol, esta semana avanzó sin inconvenientes en los lotes maduros con rendimientos variables y en gran parte bajos, por las condiciones ambientales de estrés hídrico y térmico atravesadas durante el ciclo.
Los menores rindes oscilaron entre mínimos de 6 a 8 quintales por hectárea y máximos de entre 18 y 20 quintales.
El pronóstico del tiempo desde hoy y hasta el 17 de enero prevé nubosidad en aumento, inestabilidad, altas probabilidades de precipitaciones de muy variadas intensidades e irregular distribución geográfica.

«Estamos en la línea roja. Tiene que llover»

La falta de lluvias sigue comprometiendo en la zona núcleo del país tanto los cultivos como la ganadería. No hay buenos pronósticos climáticos que permitan pensar en un quiebre de la seca.
Los pronósticos que reportan los técnicos de las diferentes bolsas dedicadas al análisis de la situación que impone la sequía no son favorables. Después de haber comprometido la campaña de soja y maíz de primera, se pudo saber que si en la próxima semana no caen al menos unos 25 a 30 milímetros sobre los lotes de gruesa de segunda, también corren serios riesgos el desarrollo de estos cultivos.
«Lo que nos dicen es peor que lo que pensábamos. Estamos en una línea roja, si falla el evento de lluvia del miércoles a jueves, vamos a tener pérdida masiva en los lotes de segunda. Muchos lotes no van a pasar enero si no se pasan los 25 milímetros; y no es lo que se ve en los pronósticos. Vemos lluvias muy dispersas y un acumulado muy modesto», afirmó Cristian Russo, responsable de la Guía GEA para el Agro de la Bolsa de Comercio de Rosario. En las próximas horas, ésta divulgará el último relevamiento.
En el caso de la ganadería, los productores están haciendo malabares para poder darles comida sus vacas, agua, y también buscar un lugar en campos o lotes con pasto y agua donde poder dejarlas un tiempo para darles algún respiro.
Éste es el caso de productores santafesinos quienes, ante la falta de pastura, optaron por instalar sus animales en las islas en el litoral de la provincia de Entre Ríos, que también se ve afectado por la seca pero que al menos tiene cerca el agua del río Paraná, donde se sigue observando que la bajante aún es pronunciada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?