lunes 24, junio 2024
El tiempo - Tutiempo.net
lunes 24, junio 2024

Residuos: costo se disparó 190%, lejos de la inflación aunque en línea con los ingresos

ESCUCHAR

Hoy cuesta $107,8 millones, muy por encima de los $37,2 millones de marzo de 2012. En el mismo período, la denominada “inflación Congreso” fue de 140,5%. En tanto, los ingresos presupuestados entre 2012 y 2015 subieron 187,6% y los salarios del Surrbac, 187%. El costo no incluye Crese residual. Desde julio, el contrato con las privadas se incrementará hasta $118 millones.

Por Alfredo Flury – [email protected]

El costo del servicio de recolección de residuos tercerizado en las empresas LUSA y Cotreco se ubica hoy en  107,8 millones de pesos, 189,8 por ciento más que el valor registrado en marzo de 2012 cuando las empresas asumieron la prestación del servicio.

Con todo, desde julio, la tarifa subirá a 118 millones de pesos a partir del impacto de la suba no remunerativa alcanzada por el gremio que nuclea a los trabajadores del servicio de higiene urbana (Surrbac).

En tanto, en el mismo período (marzo 2012-junio 2015) la denominada “inflación Congreso” -que los bloques opositores difunden con datos de consultoras privadas- creció 140,5 por ciento.

Asimismo, los ingresos presupuestados por la Municipalidad de Córdoba entre 2012 y 2015 aumentaron 187,6 por ciento.

En tanto, los salarios del Surrbac crecieron hasta junio 187 por ciento, previo a la incidencia del primer escalonado de la paritaria 2015 que rige con los haberes de julio.

De ese análisis surge evidente que el principal contrato de servicios que tiene hoy el municipio registró una suba ciertamente superior a los índices de precios (la “inflación Congreso” es la más alta de todos los que se relevan en el país, muy lejos de la que mide Indec), aunque se sitúa en torno a la evolución de los ingresos con los que en definitiva se debe afrontar el costo de la prestación.

En ese marco, surgen cuanto menos dos interrogantes: por qué se incrementó de semejante manera el contrato; y si la tercerización del servicio lo encareció aún más…

Respecto al primer punto, el contrato firmado con LUSA y Cotreco en febrero de 2012, que tuvo su inicio efectivo en marzo de ese año, fijó un costo de 37,19 millones de pesos para la prestación mensual del servicio de recolección, barrido y limpieza para las zonas norte y sur, respectivamente.

El contrato estipula que las empresas podrán requerir un ajuste de tarifas cuando los costos se disparen por encima de 2,5 por ciento.

En ese marco, la principal erogación de ambas compañías llega por el lado del gasto en los  hoy 1.848 empleados.

De hecho, esa obligación explica en promedio más de 80 por ciento del valor del contrato.
En ese contexto, cualquier incremento de salarios impacta en los valores y dispara una redeterminación de costos. También inciden los costos de los combustibles, repuestos e insumos, entre otros.

En enero pasado, LUSA y Cotreco percibieron 104 millones de pesos. En tanto, desde abril pasaron a cobrar 107 millones de pesos a cuenta de futuros ajustes por redeterminación de costos.

Si bien ésa es la cifra que aún perciben hoy, en lo inmediato pasarán a cobrar 107,8 millones de pesos retroactivos al 1 de abril.

Es que está en trámite un expediente para reconocer el impacto del último escalonamiento de la paritaria 2014, de 8 por ciento, en marzo. De todas formas, esa suba incidirá sólo en un tramo marginal porque ya se reconoció parte cuando se ajustó el contrato de 104 a 107 millones de pesos.

Costo superior
La suba de 189,8 por ciento desde el inicio de la prestación hasta ahora es muy superior al “índice Congreso” de inflación medido desde abril de 2012 a junio de 2015, período que coincide con el análisis del contrato.
En ese lapso, la inflación Congreso subió 140,5 por ciento.

En tanto, si se considerara el valor que impactará desde julio -ese expediente está en análisis aunque una vez aprobado regirá con retroactividad a esa fecha-, el contrato se disparará a 118 millones de pesos, 217,2 por ciento más que el monto original. Es que en julio el Surrbac cobró una suba de 19 por ciento no remunerativa. El próximo escalonado será en enero, de 7,5 por ciento, y en marzo de un porcentaje similar.

Los números fueron cotejados con diferentes fuentes respecto del costo del contrato y de datos oficiales de la Municipalidad con relación al Presupuesto de ingresos.

De hecho, son incluso menores que los que informó el miércoles último en una entrevista en Canal 10 el intendente Ramón Mestre. En esa ocasión, admitió que el costo pasó de poco más de 42 millones de pesos en marzo de 2012 a 130 millones de pesos hoy, esto es 209,5 por ciento más.

Si bien Mestre no lo aclaró, en los números está implícito el costo del servicio tercerizado más las erogaciones por la Crese “residual”, que hoy se ubican en torno a 18 millones de pesos, a los que se suman pasivos previos a la tercerización que se vienen cancelando en cuotas o que fueron consolidados.

Del análisis surge que la principal incidencia llegó por el lado del costo en personal, concepto ciertamente rígido a los efectos de poder reducir el valor final de la tarifa.

De hecho, si se coteja el aumento obtenido por el Surrbac en el período de análisis surge que fue superior a los índices de inflación más extremos que difunden los bloques opositores en el Congreso.

Más aún, en los últimos días, el gremio que conduce Mauricio Saillén logró una suba de 34 por ciento escalonada en tres tramos, aumento que es mayor que el que logró el sindicato de Camioneros de Hugo Moyano (los trabajadores de higiene urbana pertenecían a esa rama de actividad hasta lograr un convenio propio), que supera largamente los índices de inflación proyectados para este año, en torno a 25 por ciento.

Por lo demás, sin un balance de las empresas LUSA y Cotreco es difícil conocer su rentabilidad para cotejar si un servicio estatizado tendría un costo sensiblemente menor.

En todo caso, esos datos junto con las inversiones, calidad del servicio y demás exigencias del contrato deberían estar en el centro de cualquier debate a la hora de analizar la actualidad y el futuro del servicio de higiene urbana en la ciudad de Córdoba.

Hoy abundan las especulaciones propias del proceso previo a las elecciones y cifras sin mayor sustento, en parte responsabilidad del propio municipio que, como poder concedente, debería informar públicamente y de manera abierta los números en detalle del contrato en marcha, en el marco de una campaña electoral que tiene esa prestación como uno de los temas centrales de la discusión.

En análisis

El intendente Ramón Mestre aseguró que la licitación del servicio de higiene urbana, que quedó en suspenso a principios de año, está en análisis de una comisión de evaluación que decidirá si los costos de la prestación se condicen con los servicios en juego y las posibilidades económicas de la Municipalidad. En ese marco, el jefe comunal aseguró que, en caso de perder las elecciones de septiembre, no adjudicará el servicio. De lo contrario -resultar reelecto-, analizará avanzar con la adjudicación que hoy tiene a LUSA y Cotreco como únicas en competencia, o bien declararla desierta y volver a convocar a una nueva compulsa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?