miércoles 24, abril 2024
El tiempo - Tutiempo.net
miércoles 24, abril 2024

Preventiva para jugador de tenis de mesa chileno acusado de abuso sexual

ESCUCHAR

La Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional confirmó hoy el procesamiento y la prisión preventiva para el jugador de tenis de mesa chileno acusado de haber abusado sexualmente de una adolescente de 14 años, quien en 2017 practicaba el mismo deporte en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard), y los jueces consideraron en sus argumentos que si el imputado recupera la libertad «existe el riesgo de que hostigue a la víctima».
El fallo de la Sala V de dicha Cámara rechazó la apelación formulada por la defensa de Juan Pablo Lamadrid Barraza (25), por lo que quedó detenido por el delito de «abuso sexual con acceso carnal».
Con este fallo -al que tuvo acceso Télam-, los camaristas confirmaron el auto de procesamiento que el 5 de enero pasado había dictado la jueza nacional en lo Criminal y Correccional 40 Paula Verónica González, con el objetivo de que el imputado «no obstruya el accionar de la justicia y evitar que influya negativamente en las futuras declaraciones de la víctima».
«Existe el riesgo de que hostigue a la víctima a fin de que modifique su relato. Al respecto, debe tenerse en cuenta que la damnificada hizo saber que recibe llamadas de números privados u ocultos y que le dijeron ‘tené cuidado por donde te movés, Sabemos dónde estás y ya te vamos a encontrar’”, argumentaron los jueces Rodolfo Pociello Argerich y Hernán Martín López.
A su vez, los magistrados evaluaron consideraron un potencial riesgo de fuga de Lamadrid Barraza debido a que «su residencia habitual, el asiento de su familia y su trabajo se hallarían en la República de Chile», sumado a que estuvo prófugo durante un mes luego de haberse librado la orden de detención en su contra.
«Se vislumbra a partir de los mensajes que remitió por medio de la red social Instagram que tenía conocimiento de la denuncia radicada. Pese a ello, no se presentó en el país para estar a derecho y se dirigió a su ciudad natal, limitándose a designar a un defensor particular para que lo represente en el caso», justificaron los jueces.
En ese sentido, los camaristas continuaron: «Todo lo expuesto, impide sostener que el imputado cuente con un arraigo cierto»
Por otro lado, Pociello Argerich y López consideraron que «el peritaje psicológico de la damnificada llevado a cabo por el Cuerpo Médico Forense determinó que su relato fue organizado, detallado, claro en su contenido, sin incurrir en contradicciones y con un sustrato afectivo de tono acorde, de características displacenteras».
«No se observaron desviaciones discursivas ni interpretaciones distorsionadas, fenomenología alucinatoria y/o contenidos patológicos delirantes ni se advirtieron expresiones confusas o fallas en la organización lógica», sintetizaron.
Por último, los funcionarios concluyeron: «A estos fines se tiene en cuenta que ante la situación de vulnerabilidad de la víctima, el peligro de entorpecimiento de la investigación no puede ser neutralizado por un medio menos gravoso que la detención cautelar del acusado. De esta manera, la medida en cuestión se exhibe ajustada a derecho y a las constancias de autos, a los fines de garantizar su sujeción al derecho y la averiguación de la verdad».
El hecho investigado fue cometido el 14 diciembre de 2017 y denunciado posteriormente por la propia víctima, quien por entonces tenía 14 años.
En agosto último la víctima finalmente realizó la denuncia, con intervención de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres (UFEM) y en acuerdo con la querella, representada por el abogado Gustavo Romano Dufau, se libró la orden de captura nacional e internacional del sospechoso.
«Es todo un proceso muy duro. Muy duro asimilar lo que pasó. En el momento no tenía las herramientas ni la capacidad para entender con palabras propias lo que había pasado», recordó la propia víctima en declaraciones a la prensa días después de hacer la denuncia penal.
La chica contó que al año siguiente ella debía competir en un torneo sudamericano y que comenzó a tener «ataques de pánico» y sentía «miedo» de volverlo a ver, por lo que tiempo después decidió dejar de practicar en el Cenard y en la Selección Argentina, aunque en ese momento no reveló el motivo por el cual lo hizo.
En tanto, luego de ordenada la captura del deportista mediante la Notificación Roja de Interpol, los agentes de la División Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones de la Policía Federal Argentina (PFA) iniciaron la pesquisa y determinaron que el prófugo podría encontrarse en Chile.
Por este motivo, se produjo un intercambio de información con la Oficina Central Nacional Santiago de Interpol, quienes finalmente detuvieron a Lamadrid Barraza el 21 de septiembre pasado.
Tras la detención, se iniciaron los trámites administrativos y judiciales, a través de los canales oficiales y por la vía diplomática, para avanzar en la extradición y traslado del detenido a Argentina, el cual se concretó el 22 de diciembre pasado con su arribo al Aeroparque Jorge Newbery, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Por su parte, el imputado dijo al ser indagado por la Justicia que él era una persona conocida en el ambiente del tenis de mesa, mientras que negó haber cometido el abuso y aseguró que desconocía el motivo por el cual la denunciante lo acusó de la violación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?