miércoles 28, febrero 2024
El tiempo - Tutiempo.net
miércoles 28, febrero 2024

Por qué cayó el Silicon Valley Bank y cuál fue su impacto en Argentina

ESCUCHAR

El Silicon Valley Bank (SVB) es el banco más grande en desplomarse en EE.UU. desde la crisis financiera de 2008 y su caída el viernes hizo temer, por un momento, un nuevo colapso en cadena como el que sacudió entonces a la economía mundial.

Para evitar un «efecto contagio» en el resto de la actividad bancaria, las autoridades trabajaron a toda máquina el fin de semana, lo que llevó a que el domingo por la tarde se anunciara que todos los depositantes podrían retirar su dinero. Al mismo tiempo, se informó el cierre de un segundo banco: el Signature.

El presidente de EEUU, Joe Biden, aseguró ayer que el sistema financiero de la nación está a salvo, reafirmando el intento por proyectar calma luego de que el rápido y sorprendente colapso de las entidades bancarias generara temores de una crisis más extensa.

«Sus depósitos estarán allí cuando los necesiten», afirmó, y agregó que los directivos de los bancos deberán ser despedidos y que el dinero que se devolverá a los clientes no será pagado por los contribuyentes sino del Fondo de Garantía de Depósitos (DIF, por sus siglás en inglés).

El mandatario estadounidense también se dirigió a los inversores, a quienes les dijo que no serán protegidos: «Asumieron un riesgo y cuando el riesgo no rinde, los inversionistas pierden su dinero. Así funciona el capitalismo».

Por qué se desplomó

Dos factores principales han sacudido el SVB en el último año: la caída del valor de las acciones de las empresas tecnológicas y la incisiva subida de los tipos de interés en Estados Unidos para hacer frente a la inflación.

El banco había comprado en los últimos dos años, con los depósitos de los clientes, una gran cantidad de bonos de renta fija, inversión que habitualmente se considera segura.

Sin embargo, cuando suben los tipos de interés, los precios de los bonos descienden, por lo que la inversión de SVB perdió valor.

Esto no habría tenido mayor consecuencia si hubieran podido mantener esos bonos durante varios años. Sin embargo, la situación económica actual ha hecho que muchos de sus clientes, faltos de liquidez, decidieran echar mano de sus depósitos.

Estos clientes no encontraron otra forma de financiarse y seguir pagando, por ejemplo, los sueldos de sus trabajadores, ya que, debido a los altos tipos de interés, preferían no endeudarse y tampoco encontraban grandes inversores que quisieran correr riesgos destinando fondos a start-ups.

De esta forma, los clientes de SVB empezaron a retirar sus depósitos, y éste, como no tenía suficiente liquidez para hacer frente a sus demandas, se vio obligado a vender esos bonos a pérdida.

De esta forma se llegó al pasado miércoles 8 de marzo, cuando anunció que estaba tratando de recaudar US$2.250 millones para cubrir esas pérdidas. El anuncio provocó una espiral de miedo: los clientes empezaron a retirar sus fondos por temor a perderlos.

Como, de acuerdo con la legislación estadounidense, los depósitos estaban asegurados hasta US$250.000, los clientes y empresas cuyos fondos superaban esa cifra -casi 90% de las cuentas de SVB- temieron que una quiebra del banco pudiera hacerles perder todo su dinero.

El pánico comenzó a expandirse hasta que el jueves las acciones de la entidad se desplomaron más de 60%.

En vista de esa caída libre, que desató una venta generalizada de acciones bancarias en el mundo, los reguladores estadounidenses decidieron intervenir y el viernes cerraron el banco, que quedó en manos de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC, por sus siglas en inglés), que pudo proteger los depósitos que aún quedaban -unos US$175.000 millones-.

El impacto en el país

El índice S&P Merval de la Bolsa de Buenos Aires perdió 4,7%, a 225.227 puntos, mientras que medida en dólares “contado con liquidación” (CCL), la pérdida se amplió a 5,2%. El Merval en dólares se hundió a 569,4 puntos, un mínimo desde el 23 de diciembre.

La divisa negociada en el mercado informal terminó este lunes ofrecida a $377 para la venta, con una ganancia de cuatro pesos o 1,1% en el día. El dólar “blue” llegó a operarse a $380 al mediodía.

Debido al desplome de las cotizaciones en dólares de la deuda argentina, el CCL, por medio del Global 2030 (GD30C) en ByMA, tocó un récord nominal de $400, mientras que el dólar MEP calculado con el Bonar 2030 (AL30D) llegó a pactarse a 383 pesos. Estos dólares cerraron a $393,20 y $379,81, respectivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?