Por el campo ingresaron cuatro de cada 10 dólares exportados

Ocurrió durante el primer semestre del año, cuando el complejo oleaginoso y cerealero, sumado al de sus derivados, generaron ingresos por 12.687 millones de dólares, 43 por ciento del total vendido, pese a que el sector sufrió los efectos de la peor sequía de los últimos 50 años

Cuatro de cada diez dólares exportados por Argentina durante el primer semestre del año se explican por la producción de los complejos oleaginosos y cerealeros, que mantiene su liderazgo en materia de envíos al exterior, de acuerdo con un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).
A pesar de los efectos que la peor sequía del último medio siglo causó en la campaña pasada, “casi la mitad de los dólares que ingresaron al país por venta de bienes y servicios fueron originados por cereales, oleaginosas y sus productos derivados”, se indicó.
El documento elaborado para el Informativo Semanal de la entidad por Desiré Sigaudo y Emilce Terré puntualiza que “en el primer semestre de 2018 las exportaciones argentinas ascendieron a 29.822 millones de dólares, esto es 5,5 por ciento por encima del volumen registrado a igual fecha del año pasado”.

Si los despachos se clasifican por complejo exportador, el ranking fue liderado por los sectores oleaginosos y cerealeros, “quienes en conjunto originaron ventas al exterior por 12.687 millones de dólares, incluso en el marco de una feroz sequía que diezmó la producción”, indican los especialistas.
Así, en el primer semestre del año los complejos oleaginosos y cerealeros representaron 43 por ciento del total de las exportaciones argentinas, “una cifra elevadísima” para la BCR.
Según el trabajo realizado en base a los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), hacia el interior del complejo se observó una caída de 14,7 por ciento de embarques de oleaginosas y derivados en el periodo enero/junio en relación al primer semestre de 2017.
Sin embargo, los embarques de cereales y subproductos aumentaron 15,4 por ciento en el mismo período, indicó el informe.
En facturación, los sectores oleaginosos y cerealeros originaron, en los primeros seis meses, exportaciones por 12.687 millones de dólares.
Si a estos sectores se les suman la ganadería bovina (que generó 1.778 millones de dólares) y la fruticultura (1.076 millones de dólares), puede advertirse que la agroindustria, en realidad, representó casi la mitad de las exportaciones argentinas en el primer semestre de 2018.
A estos sectores, le siguieron en orden de importancia el automotor, con 12 por ciento del total de los despachos externos.
De acuerdo con la BCR, luego continuaron la minería (nueve por ciento), el sector petrolero-petroquímico (siete por ciento), mientras que las operaciones originadas por el sector bovino representan seis por ciento del total de las exportaciones; las frutícolas, cuatro por ciento, y el sector pesquero, tres por ciento.

El complejo agrícola
El trabajo de la BCR destacó además que la producción sojera mantiene su importancia relativa “a pesar que la producción cayó más de 20 millones de toneladas respecto al año anterior”. “En los primeros seis meses de 2018 sus embarques totalizaron 7.558 millones de dólares, lo que equivale a 25,3 por ciento del total”, precisaron los analistas. No obstante, “el volumen exportado por el complejo resultó 15,5 por ciento menor al registrado durante igual período en 2017”.

El complejo maicero, por su parte, sigue ganando terreno y se convirtió en el segundo sector exportador con 7,4 por ciento del total, aumentando 26 por ciento sus envíos a pesar de que la última producción registró una caída de 6 millones de toneladas.
En el caso de la cadena triguera, en el primer semestre aumentó su participación en el ranking exportador un 5,2 por ciento representando 5,3 por ciento del total de los envíos al exterior. Los principales compradores fueron el Mercosur, “Magreb y Egipto” y Chile, según se informó.
Sobre las perspectivas vigentes para el primer semestre de 2019, el documento hizo referencia a “la esperanza con un puntapié inicial del trigo seguido por la soja y el maíz”.
Sucede que aporte de divisas de la agroindustria (poroto, harina y aceite de soja, biodiésel, maíz, trigo y harina de trigo) para la próxima campaña ascendería a 25.500 millones de dólares, una cifra 15 por ciento por encima del valor estimado para las exportaciones en el ciclo actual.

Ranking por sectores

Si los despachos se clasifican por complejo exportador, el ranking fue liderado por los sectores oleaginosos y cerealeros que en conjunto originaron ventas al exterior por 12.687 millones de dólares

En orden de importancia, siguen el sector automotor, la minería, el petrolero-petroquímico, el sector bovino, las frutícolas y el pesquero.

Artículos destacados