domingo 14, julio 2024
El tiempo - Tutiempo.net
domingo 14, julio 2024

Pilar: la central operará en marzo y avanza contrato plus con Nación

DESARMADA. La turbina averiada, en pleno proceso de reparación. La TG11 comenzó a operar en 2010.
ESCUCHAR

Seis meses después de la avería de una de las turbinas, la Bicentenario volverá a generar a pleno. El costo de reparación insumirá US$19 millones y, según los funcionarios, será plenamente reconocido por el seguro tras comprobar que se trató de un hecho fortuito. López se mostró “cautamente optimista” por una mejora en el contrato con Cammesa que permita cubrir la totalidad del bono.

La central Bicentenario de EPEC que salió parcialmente de servicio el 2 de septiembre pasado a raíz de una avería en una de sus turbo gas, volvería a operar a pleno el 7 de marzo próximo.

En tanto, el costo de reparación -estimado en US$19 millones- será cubierto por Sancor Seguros y el broker asociado Liberty. De hecho ambas depositaron ayer un primer pago de $25 millones.

Así lo anticiparon ayer el ministro de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, Fabián López, y el presidente de la EPEC, Osvaldo Simone, tras encabezar una rueda de prensa luego de una recorrida por la central, instancia en la que se informó en detalle la situación.

En tanto, López confirmó que están encaminadas las conversaciones con el Gobierno nacional para avanzar en una solución parcial o integral al repago del bono por US$565 millones, emitido para construir la usina.

“Somos cautamente optimistas “ sobre una resolución favorable del tema, admitió López a Comercio y Justicia.

Seis meses después
La convocatoria a la prensa por parte de los funcionarios en la mañana de ayer dejaba ya en claro que la situación de la TG11, la turbo gas averiada en septiembre, estaba encaminada y en la recta final para su operación plena.

Y fue justamente ésa la noticia que se informó en la recorrida primero y en la rueda de prensa posterior.

Cinco meses atrás, el 2 de septiembre, la turbina sufrió una contingencia que a la postre la dejaría fuera de servicio, en la previa del verano, con las implicancias que eso conlleva.

La magnitud de aquel evento, anticipado por este medio, fue en principio relativizada por los funcionarios que pusieron como fecha de reparación el 15 de diciembre. Luego el plazo se corrió al 31 de enero y, ahora, a marzo.

“El corrimiento de las fechas obedeció a diferentes causas. Primero al diagnóstico preliminar y final y luego a inconvenientes propios de los trámites de importación de piezas”, argumentó Simone para justificar la demora.

Como fuere, el titular de EPEC explicó que se trató de un hecho “fortuito”, descartando así una “falla humana”.

En la recorrida, el gerente General, Gabriel Campetelli, y el gerente de Generación, Gabriel Ros, mostraron detalles de la rotura, piezas a reparar y reemplazar y causas del desperfecto.

“Falló el sistema de alimentación de corriente continua, lo que impidió una correcta lubricación de la turbina”, señaló Ros. La rápida acción manual de un operario de la EPEC no impidió que, en sólo ocho segundos “sin aceite”, la turbina sufriera serios daños.

Respecto al tema, Ros indicó que, tras un exhaustivo análisis, en el que intervinieron técnicos de Siemens, proveedor de la turbina, de Electroingeniería y -luego- del seguro, no se pudo dar con el elemento que ocasionó esa parada intempestiva del dispositivo que “arrastró” al backup para derivar en los acontecimientos posteriores.

El daño primero se constató mediante una suerte de “endoscopía” pero recién cuando se desarmó la turbina e incluso el generador se tuvo real dimensión de las consecuencias, hecho que ocurrió 55 días después de la rotura.

El percance exigió que debieran cambiarse la totalidad de los álabes (son unos mil), pequeñas piezas de aleación a modo de “paletas de ventilador” por los que fluye el compuesto gaseoso que mueve la turbina.

En cuanto al eje (el rotor), hubo que rectificar los “muñones” y reemplazar cojinetes de la turbina y el generador.

El costo total fue de US$19 millones.

El monto será solventado por Sancor y Liberty, que ayer desembolsaron los primeros $25 millones. “En febrero habrá otro pago”, dijo Simone.

Paralelamente, Electroingeniería, responsable del mantenimiento, aportará otros US$600 mil, “por exigencia del contrato”, dijo el funcionario.

Mientras esos giros se concreten, EPEC buscará solventar esos aportes con una reingeniería económica financiera que incluye la demora en pagos a Cammesa por la compra de energía.

En cuanto a la penalidad por no contar con la potencia disponible, valuada en US$120 mil por día, Simone dijo que no se pagaría por tratarse de un hecho “fortuito”. “Estamos en plena conversación con Cammesa”, señaló.

Como fuere, EPEC logró que Cammesa le reconozca parte de los días de parálisis como una “parada técnica” para el reacondicionamiento de la turbina, freno que estaba programado para abril próximo.

Finalmente, el lucro cesante que, en definitiva, derivó que la Provincia se tuviera que hacer cargo de 75% del pago mensual del bono, sería reconocido por el seguro con una franquicia por los primeros 45 días, esto es, recién a partir del 17 de octubre.

Acuerdo con Nación
En tanto, el ministro López aseguró que la negociación con la Nación está en cabeza del gobernador José Manuel de la Sota. No obstante, señaló que en las últimas horas tomó contacto personalmente con funcionarios de Jefatura de Gabinete, quienes solicitaron información que ya fue girada, indicó.

La estrategia de la Provincia tiene varios frentes. Por un lado, se trabaja en renegociar el contrato de venta de energía con Cammesa. “Con un retoque que lleve los valores a los que perciben otras centrales, tendríamos un impacto importante en el valor monómico final del contrato, que permitiría llevar el valor de 60 a 80 dólares el Mw y, con ese incremento, absorber 100% del pago del bono.

El reconocimiento de costos bajo el paraguas de la Resolución 220 de Energía Plus es buscado desde hace tiempo por la Provincia aunque recién ahora parecen haberse encaminado las conversaciones. Si ese frente no prospera, se buscará renegociar plazos y tasas con Anses, principal tenedora del bono. Finalmente, si tampoco se activa esa vía, la idea es que Nación avale una emisión de deuda a la Provincia que le permita acceder a mejores tasas y, con esos fondos, cancelar anticipadamente el bono de Pilar.

Quinteros y los plazos

El vocal por el Frente Cívico en el Ersep, Juan Pablo Quinteros, recordó que, a días de ocurrido el evento y luego de diferentes averiguaciones, aseguró que la reparación de la central insumiría no menos de cinco meses, plazos que recién ahora se corroboran. Asimismo, también rememoró que los costos que dejó trascender en su momento están levemente por debajo de los ahora admitidos, y son mucho mayores que los asegurados entonces por EPEC.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?