Para Boudou, «el FMI no es una opción»

Mientras termina de conformar su equipo de colaboradores y las medidas iniciales de su gestión, el ministro de Economía, Amado Boudou, desgranó los primeros indicios sobre sus iniciativas. Confirmó que “el FMI no es una opción para la Argentina” si mantiene las habituales condicionalidades para sus créditos y consideró que el actual tipo de cambio está “muy bien administrado” y no genera “tensiones” entre los distintos sectores de la economía. Asimismo, aseguró que la continuidad en el gobierno del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, “no es un tema importante hoy” y que buscará que el Indec “vuelva a representar lo que realmente es: una herramienta técnica”.
“El FMI tal cual lo conocemos no es una opción para la Argentina”, aseguró Boudou. Según su análisis, las políticas que impone a cambio de sus créditos “lo que han hecho ha sido concentrar la economía, generar mucho desempleo y altísimos niveles de endeudamiento”.

Como contracara, el nuevo ministro señaló que aspira a trabajar “con el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo, la Corporación Andina de Fomento (CAF) y los mercados voluntarios de crédito”.
Respecto a posibles reformas en el Indec, Boudou no descartó cambios. “Nosotros creemos que se han hecho muchas cosas buenas, hay que seguir haciendo otras, y hay que fortalecer esta institución”, indicó.
Con relación a las perspectivas para el segundo semestre, opinó que durante ese período “va a empezar a registrarse un repunte en el mundo” y que esa mejoría encontrará “una Argentina lista para subir otro escalón, como viene sucediendo desde 2003”, dado que durante los últimos meses el país prácticamente “no perdió puestos de trabajo, ni producción, ni nivel de consumo”.

Artículos destacados