Municipio niveló cuentas pero prepara combo ante un escenario complicado

HUGO ROMERO, secretario de Economía.

A fuerza de una contención del gasto, cerró a julio al límite del equilibrio fiscal, aseguró Hugo Romero. Los ingresos crecen a un ritmo de 10 puntos porcentuales por encima de las erogaciones. No obstante,el aumento de sueldos a los municipales y las dudas sobre el impacto de la situación económica en la recaudación, siembran incertidumbre sobre el final del ejercicio. Lanzan paquete de medidas fiscales, con cruces con AFIP, juicios y listados al Veraz. Preparan más endeudamiento.

La Municipalidad de Córdoba registró al 31 de julio pasado un déficit en sus cuentas de apenas 26 millones de pesos, producto de ingresos totales por 3.652,5 millones de pesos y gastos por 3.678 millones de pesos.

La cifra contrasta con el rojo de 375,5 millones de pesos con que cerró el ejercicio 2013 e incluso con un déficit de casi 100 millones de pesos del primer trimestre del año.
De todas formas, esa ecuación -que logró arañar el equilibro fiscal a fuerza de un ajuste de determinados gastos y a una mejora en los ingresos- volverá a ponerse a prueba en agosto, cuando deba abonarse el segundo escalonamiento salarial a los empleados municipales, esta vez de 14,5%.

Se trata ni más ni menos del impacto en una erogación que hoy explica 60% del gasto total depurado a julio.

Nuevas Medidas de Aislamiento/Noviembre

En ese marco, en función de un escenario de ingresos que se avizora incierto por la evolución de la actividad económica y la inflación por delante, la comuna prepara para apalancar los ingresos corrientes un combo de medidas que incluye el envío a juicio de miles de deudores y la remisión de información de morosos al Veraz (ver aparte).

Los datos fueron anticipados a Comercio y Justicia por el secretario de Economía, Hugo Romero, quien junto a la subsecretaria de Ingresos Públicos, Mónica Ferla, y a un grupo de colaboradores explicó detalles de la ejecución de gastos e ingresos al séptimo mes del año.

Tras la difusión de datos de la Cuenta de Inversión de 2013 por parte del vocal del bloque Eva Duarte en el Tribunal de Cuentas y con información de la ejecución del gasto al 31 de julio pero sin el correspondiente complemento de los ingresos, Romero salió a exponer la posición oficial sobre la evolución de las cuentas públicas y una posible proyección para el cierre del año.

En ese marco, explicó que la ampliación presupuestaria de más de 500 millones de pesos para este año se produjo a partir de una importante mejora de los ingresos que respaldan las erogaciones en curso.

Concretamente, con el nuevo cálculo de recursos y gastos de 6.833,9 millones de pesos, los ingresos alcanzados de $3.652,5 millones representan 57% de ejecución sobre la nueva pauta.

El crecimiento de los ingresos, el dato que hasta el momento se desconocía, representó una suba de 47% con relación a 2013. El monto se compuso de $2.462 millones de ingresos propios y $879,8 millones de recursos de otra jurisdicción. En ambos casos, el crecimiento porcentual respecto al año anterior fue prácticamente el mismo.

En cuanto al gasto, la suba del comprometido se ubicó en 35%, tal como lo informó el miércoles este medio. No está el detalle del compromiso depurado, que es en definitiva la erogación efectivamente concretada.

Romero explicó que la mejora en las cuentas públicas -que prácticamente lograron un equilibrio fiscal a julio- se produjo a partir de la decisión de contener el gasto en diferentes áreas, por ejemplo, con un nuevo sistema de control “de primera mano” de los expedientes para autorizar nuevas erogaciones, como también de una mejora en los plazos de pago en el esquema de compras y contrataciones, situación que logró mejorar los precios respecto a las cotizaciones de meses anteriores. En cuanto a los ingresos, los planes de pago vigentes fortalecieron la recaución tributaria, explicaron Romero y Ferla.

Pero la foto a julio, que muestra un cuasi equilibrio fiscal, quedará prontamente caduca en agosto, cuando deba computarse la suba de sueldos a los municipales.

Ante el inevitable aumento del gasto de esa partida clave, de un inminente ajuste en el pago a Lusa y Cotreco tras la suba a Camioneros y los mayores subsidios al transporte para los últimos cuatro meses del año, el municipio buscará fortalecer los ingresos, emitir dos series de letras del Tesoro y, eventualmente, salir con una nueva serie del bono a mediano plazo, que registró su debut al cierre del año pasado.

“En un escenario complejo que no permite hacer un pronóstico certero, creemos que vamos a mantener el ritmo de obra pública a partir de la ejecución de los diferentes fideicomisos y terminar el año en una situación financiera aceptable”, dijo Romero, evitando una definición contundente sobre un panorama que admiten incierto.

 

Artículos destacados