Los préstamos crecen por debajo de la inflación y las pymes piden refinanciar pasivos

Según informó la máxima entidad monetaria, las líneas asociadas a la actividad comercial impulsaron, junto a las tarjetas una suba interanual de casi 20% en pesos, bastante por debajo del incremento de los precios. CAME, en tanto, asegura que la deuda de las pequeñas y medianas empresas con los bancos asciende a casi 400 mil millones de pesos

Durante enero, los préstamos en pesos al sector privado moderaron su ritmo de crecimiento, al registrar un aumento promedio mensual de 0,9%, considerando valores nominales y sin estacionalidad. 

El alza interanual de las financiaciones en moneda local se ubicó en 19,9% y se mantiene así en niveles inferiores a los de la inflación, de acuerdo con el Informe Monetario Mensual que dio a conocer el Banco Central de la República Argentina (BCRA) el viernes. 

Según el detalle del trabajo, el crecimiento mensual de los préstamos en pesos se explica principalmente por la evolución de las líneas comerciales y del financiamiento mediante tarjetas de crédito. 

Esta evolución, que en términos reales muestra un desempeño negativo, se da al mismo tiempo que muchas pequeñas y medianas empresas solicitan al BCRA que se frenen las posibles ejecuciones bancarias y se “reperfilen” los pasivos existentes.

Es que, de acuerdo con la solicitada firmada por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la deuda pymes con los bancos asciende a casi 400 mil millones de pesos. Sin embargo, más que la cifra, lo que más preocupa a los empresarios es el costo del financiamiento, ya que según aseguran “sólo por intereses se destinan más de 16 mil millones al mes, lo que viene generando retrasos inevitables en una coyuntura económica que no ayuda”.

“La recesión y los altos costos de financiamiento de las deudas financieras de las empresas están poniendo en riesgo el futuro de centenares de pymes. La situación financiera de las pymes es muy comprometida. En un contexto donde el consumo continúa sin recuperarse, los costos siguen subiendo y la rentabilidad no mejora, los empresarios que invirtieron e hicieron el esfuerzo por sostener el empleo quedaron con niveles de endeudamientos altos y caros”, indicó CAME.

La entidad nacional detalló que La situación financiera de las pymes es muy comprometida. En un contexto donde el consumo continúa sin recuperarse, los costos siguen subiendo y la rentabilidad no mejora, los empresarios que invirtieron e hicieron el esfuerzo por sostener el empleo quedaron con niveles de endeudamientos altos y caros.

Desempeño de los créditos

De acuerdo con el informe del BCRA, el saldo promedio desestacionalizado de las financiaciones otorgadas en enero bajo la forma de documentos aumentó sólo 0,6% respecto al mes previo, mientras que el saldo nominal y ajustado por estacionalidad de los adelantos registró un crecimiento mensual de 2%.

Vale recordar que para alentar el financiamiento a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) con tasas de interés más favorables, el 9 de enero se dispuso la implementación de una nueva deducción sobre la exigencia de Efectivo Mínimo en pesos asociada a los préstamos que las entidades financieras otorguen a este tipo de empresas con tasas de interés que no superen el 40% nominal anual. 

Luego el anuncio de la medida, el BCRA indicó que “comenzó a observarse un cambio en la composición de los montos de créditos otorgados mediante descuento de documentos, creciendo la participación de los adjudicados a pymes en el segmento de tasas abarcado por la nueva deducción de encajes”.

Así, la tasa promedio a la que se financiaron las pymes descendió “más rápidamente que la del resto de las empresas. Un patrón similar también empezó a observarse en la línea de préstamos otorgados a través documentos a sola firma a partir de los últimos días del mes”, indicó el BCRA.

En lo que se refiere a las líneas con garantía real, los prendarios presentaron una caída mensual de 1,8% en términos nominales y sin estacionalidad, acumulando 17 meses consecutivos de contracción y una caída interanual de 17%. En tanto, las financiaciones hipotecarias cayeron en términos nominales y sin estacionalidad 1,5% en el mes de enero, lo que implica un crecimiento interanual nominal de 1,7%.

Por su parte, entre los préstamos más asociados al consumo, las financiaciones con tarjetas de crédito registraron una expansión mensual de 3,9%. “Continuó siendo la línea de financiamiento con mayor tasa de expansión interanual, al registrar una suba cercana al 51% nominal”, indicó el Banco. 

Por su parte, los préstamos personales continuaron descendiendo. En enero cayeron 0,1% respecto a diciembre (-4,1% i.a.), en términos nominales y sin estacionalidad, acumulando seis meses consecutivos de contracciones.

En definitiva, el Informe Monetario puso de relieve que, en términos reales y ajustados por estacionalidad, los préstamos totales en pesos al sector privado presentaron una contracción de 2,6% en el mes, acumulando en los últimos 12 meses una caída real de 23,7%.

Los préstamos en moneda extranjera al sector privado continuaron disminuyendo en enero. La caída promedio mensual fue de 5,8% (US$620 millones), acumulando una contracción de 37,5% respecto de julio pasado (último máximo de la serie). 

El Informe Monetario puso de relieve que, en términos reales y ajustados por estacionalidad, los préstamos totales en pesos al sector privado presentaron una contracción de 2,6% en el mes de enero, acumulando en los últimos 12 meses una caída real de 23,7%.

Banco Nación anunciará hoy créditos a tasas «razonables»

El Banco Nación anunciará hoy una línea de créditos para pymes con «tasas razonables», con el objetivo de contribuir a la recuperación económica de esas unidades productivas, informaron ayer fuentes oficiales.
«El Gobierno busca contribuir a recuperar el crédito a tasas razonables y llevar más alivio a la situación financiera de las micro, pequeñas y medianas empresas para que puedan volver a crecer», dijeron fuentes oficiales.

Destacaron -además- que esta medida, junto a la moratoria fiscal anunciada recientemente, «apunta a resolver la situación crítica en la que se encuentran las pymes, tras las políticas de ajuste del gobierno anterior, que llevó al cierre de casi 25.000 empresas» y agregaron:

«Esta línea es parte de un conjunto de medidas en las que trabaja el Gobierno Nacional para acompañar a diversos sectores productivos y regiones del país».
Asimismo recordaron que las pymes -así como los monotributistas, los autónomos y las entidades sin fines de lucro, entre otros contribuyentes- ya cuentan con el Plan Moratoria 2020 «que contempla una quita promedio del 42% sobre el total de las deudas, con hasta 120 cuotas y una tasa del 3% mensual fija por un año».

 

Artículos destacados