Los precios no ceden y docentes paran tras rechazar oferta “larga” de Nación

Dispusieron una medida por 48 horas y desafiaron la conciliación obligatoria. En Córdoba, los maestros adherirán pese a la fuerte presión de la Provincia. La propuesta oficial se estiró a 16 meses, sondeando una alternativa hasta ahora poco explorada. La suba anual se mantuvo en 22% escalonado más presentismo. Los precios treparon 3,97% en febrero, según el Sindicato de la Alimentación.

El Gobierno y los sindicatos de docentes nacionales no alcanzaron ayer un acuerdo en el marco de las negociaciones paritarias luego de que la oferta oficial, ahora hasta junio de 2015, no convenció a aquéllos, que dispusieron un paro desde hoy y por 48 ó 72 horas, según la agrupación sindical.

En ese marco, el Gobierno anunció el dictado de la conciliación obligatoria aunque su efectividad era hasta anoche incierta en función de los plazos de notificación y las posturas de los distintos gremios.

La medida de fuerza a la que adherirá la Unión de Educadores de la Provincia (UEPC), pese a haber acordado la pauta 2014 con la administración de José Manuel de la Sota, se concretará en el marco de una escalada de precios que en febrero apenas cedió respecto a las subas medidas en enero pasado, al menos según datos del Sindicato de Trabajadores de la Alimentación (STIA) en Córdoba.

Ayer, funcionarios del Gobierno nacional volvieron a reunirse con los gremios docentes y elevaron una nueva oferta, rechazada de plano por éstos.

La propuesta incursiona en una alternativa hasta ahora inexplorada por la Nación: un acuerdo largo, a 16 meses de plazo. En rigor, un convenio extendido fue firmado el año pasado por el gremio de Luz y Fuerza nacional.

Con todo, en lo conceptual, la oferta a los docentes se mantuvo en los mismos términos que la anterior.
Puntualmente, el Gobierno mantuvo el 22 por ciento escalonado en tres veces para 2014, y le agregó 9 por ciento desde marzo de 2015. En tanto, en concepto de presentismo, se pagarán mil pesos por semestre, esto es 2.000 este año y mil en el primer semestre de 2015, a cobrar en junio de ese año.

Tras la reunión, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, desechó la posibilidad de que el Gobierno vaya a aumentar el sueldo inicial de los docentes por decreto y confirmó que volverá a convocar a los gremios para continuar con las negociaciones mientras dure la conciliación obligatoria.

“Nosotros propiciamos la conciliación y por ello no vamos a tomar ninguna decisión unilateral, para respetar también la predisposición de los gremios docentes al diálogo”, dijo el funcionario en conferencia de prensa.

“Pese a todo nuestro esfuerzo, no hemos podido llegar a un acuerdo”, anunció Capitanich al salir de la reunión, secundado por los ministros de Educación, Alberto Sileoni, y de Trabajo, Carlos Tomada.

La última propuesta consistía en un incremento de 31%, pero que recién se alcanzaría en junio de 2015.

La oferta se compone de un aumento de 12% de marzo a julio (llevando el inicial a 3.825 pesos); en junio, mil pesos de presentismo (suma fija por única vez); 5% de agosto a octubre (eleva el básico a 3.996 pesos); 5% de noviembre a febrero (que lo aumenta a 4.167 pesos); en diciembre, mil pesos por presentismo; 9% de marzo a junio (dejando el básico en 4.475 pesos); y en junio, mil pesos de presentismo.

El ministro Sileoni dijo que la oferta realizada significa un importante «esfuerzo financiero» del Gobierno.

La Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera), el de mayor representatividad nacional, ratificó el paro de 48 horas a partir de hoy y anunció que rechazará la conciliación obligatoria. “Decidimos rechazar absolutamente esta propuesta”, indicó Stella Maldonado, su secretaria General.

La gremialista dijo que la oferta del Gobierno es “insuficiente” después de la “remarcación salvaje de precios y una devaluación que ha afectado los salarios”, y aseguró que la conciliación será rechazada por “improcedente”.

«Estamos dispuestos a sostener todos los costos que implique respetar la decisión de los compañeros docentes”, señaló. En un comunicado, Ctera reiteró que “el presentismo no es salario”.

Sin embargo, el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop), acatará la conciliación y sí concurrirá a los establecimientos a dictar clases este miércoles, confirmó el titular de ese gremio, Mario Almirón.

La misma postura adoptaron los gremios nacionales Unión Docentes Argentinos (UDA); AMET (educación técnica) y CEA (Confederación de Educadores Argentinos), que rechazaron la propuesta y ratificaron las medidas pero acatarán la conciliación.

Estos gremios están enrolados en la CGT oficialista que lidera el metalúrgico Antonio Caló.
Por su parte, la viceministra de Trabajo de la Nación, Noemí Rial, advirtió de que los gremios sólo pueden rechazar una conciliación obligatoria “en el caso de que no se les pagara el sueldo, y eso no está sucediendo”.

La incertidumbre sobre el inicio del ciclo lectivo alcanza a 19 jurisdicciones en todo el país, muchas con problemas puntuales en sus respectivas negociaciones, mas allá del paro nacional dispuesto por Ctera.

Precios sin tregua
El conflicto con los docentes es un caso testigo, toda vez que se trata de una paritaria en la cual el Gobierno intenta imponer un porcentaje que, si bien está vinculado puntualmente con la actividad, se convierte en una cifra “testigo” para el resto de las negociaciones, que recién se inician.

En ese marco, ayer se conocieron datos respecto a la evolución de los precios, que por ahora no ayudan a cerrar acuerdos por porcentajes tan exiguos, al menos con relación a la inflación.

Puntualmente, la canasta total que mide el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA) para Córdoba subió en febrero 3,97%, tras un alza de 5,41% en enero, las más alta en los últimos años. En tanto, el rubro Alimentos y Bebidas escaló hasta 5,8%, levemente por debajo del registrado en enero.

La información se conoce a pocos días de difundirse la segunda medición del Índice de Precios al Consumidor Nacional Urbano (IPCNu), que releva el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) con nueva metodología, que en enero pasado dio una suba de 3,7%.

Respuesta
La provincia cargó contra UEPC por «adherir» a la medida y confirmó que habrá descuentos 

El Gobierno provincial emitió ayer un duro comunicado en el cual expresó su “desconcierto y malestar” por la decisión de la UEPC de adherir al paro decretado a escala nacional por Ctera para hoy y mañana.

El documento recordó que los educadores firmaron un acuerdo salarial en las últimas horas con la Provincia que incluye una suba acumulada en dos tramos, de 31,6 por ciento promedio.
“Por ello, es inadmisible que los educadores provinciales acompañen una medida nacional que es totalmente ajena a la realidad provincial”, indicó el texto.

“El Gobierno de Córdoba no reconoce los fundamentos expresados por el gremio para adherir al reclamo de Ctera, atento a que la paritaria a nivel nacional no tiene incidencia en los salarios de los docentes cordobeses”, prosiguió.

“El pueblo de Córdoba hizo un gran esfuerzo económico para ofrecerles a sus docentes un aumento superior al del resto del país”, recordó el comunicado. En ese marco, la adhesión al paro nacional “vuelve la espalda a la sociedad cordobesa, que espera de sus docentes que la vocación y el servicio de educar no sea empañado por una medida que obedece a circunstancias del todo ajenas a ellos”.

Asimismo, remarcó que “la solidaridad mal entendida por las organizaciones gremiales que representan a los docentes afecta a nuestros niños y jóvenes”, y confirmó que “es decisión del Gobierno descontar los días no trabajados por quienes adhieran a la medida, lo que se traducirá en una deducción promedio de $500 pesos por ambos días”.

Artículos destacados