Los insumos para obra pública volvieron a anotar otra suba récord

Fue en agosto. En algunos casos aún no reflejan el alza del dólar de fin de ese mes. De los 46 rubros medidos, 16 ya se incrementaron más de 60% sólo en ocho meses

Los insumos claves utilizados en los diferentes proyectos de obra pública en Córdoba volvieron a registrar en agosto un alza récord. Y nada hace suponer que ésta se vaya a detener el septiembre, toda vez que algunos rubros quedaron “rezagados” respecto al valor del dólar que ya a fines del mes pasado llegó a tocar 40 pesos por unidad.
Con todo, a diferencia de julio, en agosto hubo dos insumos fundamentales que casi no subieron: el asfalto apenas escaló 1,93 por ciento -sin embargo, en el acumulado anual ese rubro ya trepó 66,44 por ciento-; y el hormigón aumentó 1,17 por ciento y 37,34 por ciento en el año.
El resto de los 46 insumos medidos anotó subas generalizadas y en algunos casos las mayores del año, como la tarifa eléctrica, que escaló 15,03 por ciento, o máquinas y motores, que subieron 12,2 por ciento.
Los datos aparecen reflejados en el Índice de la Obra Pública (IOP) que la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia mide mensualmente y exhibe los cambios en los precios medios de los insumos más relevantes utilizados y consumidos en los distintos tipos de obras públicas.

El aumento o la baja de cada ítem -en agosto ninguno descendió- los utiliza el Gobierno provincial para la redeterminación de precios de los contratos de los diferentes proyectos en marcha.
Por cierto que el alza generalizada de los rubros medidos y en particular de aquellos con incidencia clave en determinadas obras, impacta de lleno en la redeterminación de los contratos y, en definitiva, en una mayor erogación de la Provincia respecto al extendido plan de obras en marcha, que mes a mes muestra una desaceleración respecto a los recursos afectados en la ejecución presupuestaria.
Respecto a las subas, por su incidencia en cada proyecto específico, el cemento aumentó 7,39 por ciento aunque en el año apenas escala 30,3 por ciento, casi en línea con la inflación minorista y muy por debajo del dólar.
Por su parte, los aceros subieron 6,29 por ciento y 58,2 por ciento en los primeros ocho meses del año.

Asimismo, los tubos de acero registraron otro incremento contundente: 8,65 por ciento. El alza en el año también es elocuente: 76,42 por ciento.
De hecho y para poner un ejemplo, si hoy tuviesen que ejecutarse los gasoductos troncales -cuya obra ya está en su última etapa-, los costos originales se hubiesen disparado de manera exponencial.
Otro rubro que mostró un aumento importante fue el que incluye alambres, aluminio y cerámicos. En su conjunto subió 8,94 por ciento, para alcanzar un incremento de 71,07 por ciento desde el 1 de enero.
En tanto, aunque con menor incidencia relativa -dependiendo del tipo de obra-, los caños de PRFV son que que más aumentaron este año: en agosto, 7,63 por ciento, y en el año, 78,42 por ciento.
Por su parte, los cuatro insumos relativos a obras del rubro eléctrico escalaron también de forma sustancial. Aisladores, conductores aéreos y subterráneos y empalmes y terminales mostraron alzas de entre 8,48 y 9,05 por ciento en agosto. En el año, el aumento se ubica entre 65 y 76 por ciento.
Por lo demás, otros rubros “desacoplados” del valor del dólar registraron alzas menores. Por ejemplo, los áridos -que, de hecho, se extraen de las proximidades de la ciudad de Córdoba- aumentaron 2,05 por ciento y en el año sólo 27,41 por ciento.
En tanto, el rubro mano de obra, si bien subió 5,07 por ciento en agosto, en el año apenas acumula un aumento de 18,7 por ciento, de hecho muy por debajo de la inflación minorista del mismo período.
Párrafo aparte para los combustibles, que también tienen incidencia en prácticamente la mayoría de las obras, aunque en porcentajes muy variados. En el octavo mes del año aumentaron 5,8 por ciento y ya llevan un alza de 33,01 por ciento en 2018.

También para bienes y servicios
En tanto, el índice de Bienes y Servicios, que mide mensualmente los cambios en los precios medios de los insumos más relevantes, utilizados y consumidos en las distintas contrataciones de la Provincia, también mostraron subas significativas aunque en ningún caso asimilables a los aumentos de los insumos de obra pública.
El mayor incremento se verificó en el rubro descartables, 9,61 por ciento, que llevó a un alza de 44,79 por ciento. También fue alta la escalada de servicios y comunicaciones, con 8,97 por ciento mensual y 42,8 por ciento en el año.
El resto subió muy por debajo. Así, alimentos y bebidas se incrementó 3,19 por ciento y 23,3 por ciento en 2018. Medicamentos, 3,31 y 21,22 por ciento en agosto y en el año, respectivamente. Finalmente, indumentaria y calzado subió sólo 2,11 por ciento y 16,6 por ciento en 2018, y los insumos de limpieza treparon 4,4 por ciento y 25,3 por ciento en 2018, siempre según los datos oficiales.
El índice de Bienes y Servicios se calcula con base en la variación del precio medio del respectivo insumo, o como un promedio ponderado de las variaciones de los precios medios de una canasta de insumos.
Al igual que el índice de Obra Pública, los rubros medidos y su evolución sirven a los efectos de redeterminar contratos a partir de la suba de costos.
Sin embargo, a diferencia de ese indicador, el de bienes y servicios mide sólo 13 rubros con ponderación en las contrataciones a cotejar.

Artículos destacados