martes 27, febrero 2024
El tiempo - Tutiempo.net
martes 27, febrero 2024

Ley ómnibus: tras el fracaso, un enfurecido Milei ordenó que la ley no se vuelva a tratar

ESCUCHAR

El presidente se despachó con calificativos de todo tipo contra quienes consideró traidores a la patria y parte de la casta. El jefe del bloque libertario dijo que el proyecto no volverá a tratarse. Estudian alternativas. Caputo aseguró que el plan económico sigue su marcha sin contratiempos

Luego de la dura derrota sufrida por el oficialismo en Diputados en el tratamiento en particular de la ley ómnibus, el jefe del bloque de La Libertad Avanza (LLA), Oscar Zago, señaló que la ley no se va a tratar, por decisión del presidente Javier Milei.

En un día de furia en el Gobierno, con Milei de gira por el exterior alejado del escenario del Congreso Nacional, donde la oposición le propinó un duro golpe a La Libertad Avanza, Zago confirmó en declaraciones periodísticas que la aventura del megaproyecto llega a su final tras la derrota, que demostró que la escuálida tropa libertaria en el parlamento no alcanza para empujar la magnitud de las transformaciones. 

Al menos con la estrategia confrontativa que adoptó Milei, alejado de la negociación y de la búsqueda de consensos con los espacios dispuestos a acompañar al Gobierno.

“La ley no se volverá a tratar así como se la mandó al Congreso de la Nación. El Presidente ha tomado la determinación. Dijo que para que destrocen la ley no vale la pena y no vamos a tratarla de vuelta”, aseveró Zago anoche a LN+.

Curiosamente, el jefe de bloque de LLA había expresado antes que el proyecto volvía a comisiones para elaborar un nuevo dictámen.

Ahora, con la postura esbozada por Milei, la estrategia del oficialismo vuelve a cambiar sobre la marcha

La lista de «traidores»

Luego de conocida la suerte de la norma ayer y el fracaso del tratamiento, el presidente Milei utilizó las redes sociales para cargar contra los legisladores a los que denominó “traidores” y con los métodos del escrache publicó la lista de los diputados que votaron en contra de los artículos que le daban facultades especiales.

Milei dijo desde Israel que dio «la orden de levantar el proyecto» de ley «Bases» que la Cámara de Diputados devolvió a comisión, luego de que «la casta política empezara a descuartizar» la iniciativa, en el marco de la sesión especial convocada en la tarde del martes.

Y agregó: “El motivo por el cual ayer (por el martes) fue saboteado el proyecto es porque las partidas discrecionales a las provincias cayeron en un 98%, lo cual explica la traición de los gobernadores, que te dicen que quieren el cambio siempre y cuando lo suyo no se toque”.

La pelea con los gobernadores, clave en el golpe que recibió el Gobierno, eleva la tensión. Los mandatarios apuntaron contra la falta de interlocutores en la Casa Rosada y expusieron las falencias en el proceso de negociación. A última hora, Milei retuiteó lo que llamó un “hilo imperdible” de la dudosa consultora Vuelta de Obligado, que dice que la caída de la ley lo deja de ganador, ya que le permitirá “ahogar” a los mandatarios, que pedirán ahora “de rodillas” fondos a cambio de aprobar leyes.

No obstante, también el diputado Carlos D´Alessandro deslizó la idea del Presidente de gobernar sin el parlamento. «Recibimos noticias de que no piensan, desde el Ejecutivo, enviar ninguna ley durante el corriente año», dijo.

Caputo y el plan 

Mientras tanto, el ministro de Economía, Luis Caputo, destacó que el Gobierno de Javier Milei alcanzó el «equilibrio financiero» en enero, a la vez que ratificó que «la no aprobación en particular de la Ley de Bases no afecta en lo más mínimo» el programa económico.

«En enero, que es un mes financieramente más sensible porque está el pago de los intereses de la deuda, ya estamos en equilibrio financiero, y sin ley», indicó Caputo a La Nación +, y explicó que «por eso» retiró el paquete fiscal del proyecto de ley «Bases».

En esta línea, el titular del Palacio de Hacienda remarcó que «todo lo planeado» por el Gobierno y el equipo económico «está pasando y definitivamente mejor de lo que la mayoría de los analistas esperaba».

«Enero, primer mes, sin ley, ya hemos ido a déficit cero», subrayó Caputo.

Consultado por el levantamiento de la sesión en Cámara de Diputados cuando se trataba el megaproyecto de reformas impulsado por el Gobierno, enfatizó que «la no aprobación en particular de la ley no afecta en lo más mínimo nuestro programa económico, nuestro compromiso de estabilizar las cuentas fiscales».

«De hecho, yo había retirado el paquete fiscal de la ley, pero no sólo eso, sino en el armado de ese paquete la mayor parte del ajuste de las cuentas fiscales ya estaban por fuera de la ley», indicó el ministro.

Asimismo, reconoció que «la posibilidad de que esto pasara, estaba» porque -aseveró- «estamos luchando contra un puñado de legisladores, la casta, que no quiere ningún cambio en la Argentina».

«La ley no es para nosotros, sino para los argentinos; es para desregular, sacar el pie del Estado de la gente, eliminar kioscos, que pueda desarrollarse el potencial del sector privado», sostuvo Caputo.

Por otra parte, afirmó que «las cosas han ido acompañando mucho más en función de lo que se pensaba», y proyectó que la inflación de enero «puede estar en torno al 20%, va a ser más baja en febrero y probablemente más baja en marzo».

«La situación va a dar un respiro y va a empezar a estar mejor cuando se logre controlar en particular el tema de la inflación y posteriormente cuando logremos volver a crecer. Y la inflación ya está bajando. Por ejemplo, febrero va a estar por debajo de 20 puntos, altísimo, pero significativamente por debajo de lo que se esperaba», destacó el ministro.

Ello, según el titular del Palacio de Hacienda, «es una señal de que esto está funcionando, el ancla fiscal, el estar siendo fiscalmente disciplinados, el no estar imprimiendo pesos para financiar el Banco Central, el mejoramiento del balance del BCRA; todo eso está dando sus frutos y comprueba que estamos yendo por el camino correcto».

Segundo semestre

«Nos hace ser más optimistas de que probablemente vamos a tener un segundo semestre mucho más calmo, pero no hay que perder el norte, el rumbo, ya que somos un paciente adicto al déficit y estamos en rehabilitación», advirtió Caputo, quien puntualizó: «Nosotros vamos a cuidar el peso, vamos a emitir cada vez menos, y la gente va a cuidar los precios. De hecho ya lo está haciendo».

Además, el funcionario consideró que la actual administración heredó «la peor situación económica de la historia no sólo porque se estaba al borde de una hiperinflación, por los pasivos remunerados, déficit de 15 puntos entre fiscal y cuasi fiscal y la deuda comercial, sino también esa inflación reprimida que había en alimentos, tarifas y tipos de cambio congelados».

«Todo eso de entrada, el sinceramiento de los precios, se refleja inmediatamente en inflación, pero no hay otra forma de resolverlo», sostuvo el ministro, tras lo cual consideró que «la gente entiende y sabe que va a hacer difícil; está haciendo un esfuerzo tremendo y está comprometida porque esta vez sí entiende que este sacrificio tiene un propósito y va a llevarnos a buen puerto».

Por último, consultado sobre las jubilaciones y el impacto de las medidas en ese régimen, Caputo consideró que «todos están haciendo un esfuerzo enorme y los jubilados son parte de eso», pero -recalcó- también «han sufrido toda la administración anterior, donde sus haberes cayeron entre un 15% y un 40%, desfavorecidos por una fórmula que no sirve».

Sobre esto último, anticipó: «Estamos mucho más cerca con la oposición de llegar a una fórmula mucho más razonable y favorable para los jubilados y eso se va a lograr prontamente».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?