Las retenciones, ahora están en manos del Congreso

Luego de semanas de fuertes cruces verbales, la Presidenta de la Nación y los representantes de las entidades del campo volvieron a ponerse cara a cara. Los comentarios tras la reunión fueron alentadores, aunque parcos, tanto desde el Ejecutivo como desde los ruralistas. No obstante en el encuentro hubo inevitables tensiones.
“Vamos con el objetivo de máxima de que se suspenda la resolución 125 hasta que el Congreso resuelva”, sostuvieron los ruralistas antes de la reunión, sin embargo la Jefa de Estado explicó que ahora la cuestión está en manos del Congreso.
En el análisis posterior, esta vez no hubo diferencias entre las declaraciones oficiales y las de las entidades. “Se reconstituyó la instancia democrática. Con discrepancias pero con respeto. Es importante que esto sucediera”, expresó Eduardo Buzzi (FAA). Alberto Fernández, jefe de Gabinete, sostuvo que el encuentro fue "franco" y recordó que en los cien días de paro agropecuario "sufrimos desabastecimiento de alimentos y combustible".

Mario Llambías (CRA), sostuvo que "se habló de emergencia agropecuaria, de todas las regiones del país, de temas de sequía, del volcán Chaitén y de la construcción de caminos".
La primera mandataria recibió a las cuatro entidades con números que mostraban cómo, en lo que duró el conflicto, las exportaciones agrícolas igualmente habían crecido (ver aparte). La acusación tuvo respuesta de las entidades: "Había bastantes granos en los puertos antes del conflicto. Y eso fue lo que se exportó". Otro punto, que según el presidente de FAA fue tratado y argumentado en contra por las entidades, fue la postura del Gobierno sobre que “la huelga del campo fue una medida que se hizo contra el mercado interno y los argentinos”. “La Presidenta nos pidió que no volvamos a las rutas”, afirmó Buzzi y concluyó: “Esa es también nuestra aspiración”.

Para el Gobierno, las exportadoras siguieron en alza

Las exportaciones de productos agropecuarios subieron durante el período enero y mayo último respecto a igual período del año anterior, de acuerdo a un informe de la Aduana. Estos datos fueron presentados por la presidenta Fernández a las entidades agropecuarias y fueron difundidas por el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, tras la reunión que la presidenta Cristina Fernández mantuvo con los representantes de las entidades agrarias.
Según el informe, entre enero y mayo se exportaron 27.702 toneladas de productos agropecuarios, un 28 por ciento más respecto a las 20.225 toneladas de enero-mayo de 2007, y los productores cobraron por esas ventas 10.400 millones de dólares, un 63% más respecto a igual período del 2007.

En cuanto a la soja, en los primeros cinco meses del año se exportaron 3.800 toneladas, un 18% más respecto a las 3.170 tn. de enero-mayo de 2007, con una recaudación de US$ 1.360 millones, un 70% más en comparación con igual período del año anterior. Según información difundida por el Gobierno, en maíz se exportaron 7.400 tn. este año contra 6.716 tn del año pasado, es decir un 9% más, por un monto de US$ 1.683 millones, un 71% más. En trigo hubo una merma del 6% en toneladas exportadas, que fueron 5.490 este año contra 5.450 entre enero y mayo de 2007, pero los productores recaudaron US$ 1.537 millones, un 60% más. En aceite de soja la exportación cayó

Artículos destacados