La Provincia disuelve Corincor y suspende venta de inmuebles

DESACTIVADA. A 14 años de su creación, la Corincor será absorvida por Finanazas

Designarán un liquidador de esta sociedad Anónima, creada por iniciativa del propio De la Sota y votada por ley en marzo de 2000. La disolución apunta a ajustar gastos. La venta de bienes, que por ahora quedará desactivada, pasa a la órbita del Ministerio de Finanzas. La polémica venta del ex Batallón 141 fue uno de los hitos de la corporación. Logró fondos por unos $300 millones.

A 14 años de su creación por medio de una de las leyes del “Nuevo Estado”, impulsadas por el entonces gobernador José Manuel de la Sota en su primera gestión, el propio mandatario dispuso ahora la disolución de la Corporación Inmobiliaria Córdoba (Corincor) SA, sociedad que tuvo por objeto “la administración y enajenación de inmuebles que le transfiera el Poder Ejecutivo”.

La decisión fue confirmada a Comercio y Justicia por el ministro de Finanzas, Ángel Elettore, quien justificó la decisión en la necesidad de ajustar gastos y aglutinar funciones en determinadas áreas.

Concretamente, la venta de inmuebles pasará a la órbita de Finanzas, que por ahora mantendrá en suspenso la venta de inmuebles remanentes que estaban bajo la órbita de la corporación, por ejemplo el campo ubicado dentro de los predios de la Colonia Emilio Vidal Abal de Oliva.

“Por ahora no está en análisis la venta de nuevos inmuebles y tampoco la incorporación de un nuevo listado de bienes para enajenar”, señaló Elettore.

En rigor, mas allá de la decisión de disolver la Corincor, la estrategia oficial apunta a ajustar en gasto en diferentes áreas, particularmente tras la disolución del Ministerio de Planificación creado en la orgánica implementada por De la Sota a poco de asumir su tercer mandato y que

estuvo primero bajo la conducción de Héctor Paglia y luego de Eugenio Gimeno Balaguer.
Esa cartera se hizo cargo oportunamente de la Corincor, entre otras dependencias.

En realidad, la actividad de la corporación había entrado en un letargo evidente tras la febril actividad durante la última etapa de la gestión de Juan Schiaretti, cuando se hizo cargo de la venta de las comisarías, entre otros inmuebles que conformaban un lote de casi 58 bienes a enajenar.

Esos inmuebles se vendieron en su mayoría durante 2011.

A poco de la llegada de De la Sota, el 10 de diciembre de ese año, la Corincor pasó a ser encabezada por Mario Toledo, a la postre su último presidente. La decisión política fue entonces administrar las ventas ya realizadas y avanzar en cuentagotas con los bienes remanentes de aquel listado original.

Con todo, la situación del mercado inmobiliario con un tipo de cambio en permanente evolución, terminó por frenar prácticamente las ventas.

De hecho, durante la actual gestión, se vendieron sólo dos inmuebles, uno de alto valor en Ambrosio Olmos y Richarson, en Nueva Córdoba, y el otro sobre calle Marcelo T. de Alvear.

“Eran posesiones de 30 años que tuvimos que resolver y que finalmente pudimos vender”, recordó a este medio Toledo.

En tanto, ya sobre el cierre del año pasado, volvió a poner en venta el predio de la Colonia de Oliva que, pese a ser rebajado en su precio y con la posibilidad del sistema de oferta continua, no recibió propuestas.

Como fuere, si bien aún no hay un dato oficial al respecto, la entidad terminó vendiendo propiedades por unos $300 millones desde su creación, entre ellas el ex Batallón 141 por $107,5 millones y el predio de la ex villa El Pocito, adquirido por Porta, además de las comisarías.

En la primera etapa, hasta 2007, había comercializado bienes $102,5 millones, de los cuales $60,5 millones fueron por propiedades del Gobierno provincial, $40,5 millones por la venta de activos del Banco de Córdoba y $1,5 millones aportados por propiedades en manos de Córdoba Bursátil.

También tuvo a su cargo el proceso de venta del edificio del Shopping Patio Olmos.
Asimismo, en 2006, vendió a Porta Hermanos, el terreno de la ex Villa El Pocito por $11,5 millones.

Tiempo después salió el ex Batallón vendido al Grupo Eurnekian tras una gran polémica, en aquel entonces con el intendente Luis Juez por el uso del suelo de ese espacio.

En cuanto a las comisarías y otros bienes, entre ellos algunos terrenos y campos en el interior, se lograron operaciones por $77 millones, algunas que aún se encuentran en proceso de cobro por haber sido pactadas en cuotas.

Nació con polémica
Si bien la Corincor no fue justamente la creación más polémica de las leyes del Nuevo Estado, su concepción se produjo justamente en el marco de la votación de aquellas tres leyes que derivaron en duros cruces entre oficialismo y oposición con acusaciones de coimas, luego nunca probadas, que involucraban al senador por el Frepaso, Jorge Bodega, y al entonces presidente de esa cámara, Carlos Presas, años después presidente de la corporación.

Entonces, la posibilidad de enajenar inmuebles avalada por la creación de Corincor, pasó a segundo plano a partir de proyectos de peso como la posible privatización de EPEC, el Banco de Córdoba y Lotería.

Como fuere, la corporación fue creada como parte de la ley 8836 de Modernización del Estado, votada en marzo de 2000.

El Capítulo 3 de esa norma se refiere a la entonces futura entidad: “Artículo 102.- FACÚLTASE al Poder Ejecutivo a constituir la CORPORACIÓN INMOBILIARIA CÓRDOBA S.A ., como sociedad anónima (…). Dicha Sociedad tendrá por objeto la administración y enajenación de los inmuebles que le transfiera el Poder Ejecutivo, conforme a las previsiones de esta Ley”, señalaba la norma.

La entidad estaría “dirigida por un Directorio de cinco miembros nombrados por el Poder Ejecutivo”, dos designados a propuesta del Colegio de Arquitectos y la Cámara de Corredores Inmobiliarios. La remuneración de los miembros del Directorio será establecida por el Poder Ejecutivo y deberá tener un nivel acorde con la responsabilidad e idoneidad propia de sus funciones”.

En cuanto al destino de los fondos, los recursos debían ser aplicados a: “ Amortización de capital e intereses de la deuda pública provincial. b) Desarrollo de la infraestructura provincial. c) Fondo Anticíclico creado por Ley Nº 9175”, este último luego eliminado del Presupuesto provincial.

Artículos destacados