La presión tributaria del municipio se incrementó 49,8% desde 2011

El aumento relaciona la recaudación propia respecto al Producto Geográfico Regional (PGR), en términos reales hasta 2017 inclusive. En tanto, los ingresos por Comercio e Industria subieron
51,5% a valores constantes con relación a la inflación del mismo período

La presión tributaria de la Municipalidad de Córdoba, medida como relación entre la recaudación propia y el Producto Geográfico Regional (PGR), aumentó 49,8 por ciento en términos reales desde 2011 hasta 2017 inclusive.
Estos datos aparecen reflejados en un informe elaborado por el director de Investigación y Análisis Fiscal de la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP) Córdoba, Dante Nicolás Quaglia. En el informe también participó un equipo de colaboradores.
Compendia una serie de relaciones entre ingresos fiscales totales y propios respecto a diferentes indicadores e incluso compara con otras ciudades.
En ese marco, el informe concluye, a partir de varias comparaciones, en que la presión fiscal subió de manera ostensible.
Oportunamente, diferentes trabajos del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf) y del Centro de Investigaciones Participativas en Políticas Económicas y Sociales (Cippes) dejaron al descubierto una dinámica similar en el Gobierno provincial. Con todo, esa evolución comenzó a revertirse a partir de la reducción gradual del impuesto a los Ingresos Brutos, luego de la firma del Consenso Fiscal entre la Nación y las provincias.

Con relación al informe de ASAP, analiza los ingresos de la Municipalidad de Córdoba considerando su composición y destacando el peso de la recaudación sobre su economía, el PGR -Producto Geográfico Regional-, y sobre sus habitantes. El trabajo se focaliza en la evolución de la recaudación del municipio para el período 2011-2017.
Finalmente, compara la evolución de la presión fiscal del municipio con respecto a otras ciudades.
En esa línea, el documento señala que en los últimos seis años, los ingresos totales de la Municipalidad crecieron por encima de la inflación.
Mientras que los recursos totales (ingresos corrientes, tanto de propia jurisdicción como de Nación y Provincia) crecieron 615 por ciento, la inflación lo hizo 365 por ciento.
De esta forma, en términos reales, la recaudación del municipio aumentó 53,8 por ciento en el período 2011-2017.
En paralelo, la presión tributaria, considerando la recaudación propia del municipio en términos del Producto Bruto Regional (PBR), se incrementó 49,8 por ciento en los últimos seis años, al pasar del 2,3 por ciento de 2011 a 3,5 por ciento en 2017.
Asimismo, las contribuciones sobre la energía eléctrica aumentaron 609 por ciento desde 2011, lo que significó un incremento de 53 por ciento en términos reales. Claro que ahí talló el aumento de la tarifa eléctrica, toda vez que el porcentaje de la alícuota se mantuvo en ese período.
Por su parte, la recaudación acumulada por Contribuciones de Comercio e Industria, directamente vinculada con la actividad productiva, fue de 603,8 por ciento -creció 51,5 por ciento en términos reales-, siempre respecto a la inflación del mismo período.

Es de suponer que esa presión creciente disminuirá este año, básicamente porque la inflación de 2018 será mayor que la evolución de la recaudación.
En tanto, la presión fiscal sobre la actividad económica, considerando las Contribuciones de Comercio e Industria -el ítem de mayor recaudación sobre las empresas- se elevó 56,9 por ciento en términos del PBR.
Finalmente, el documento de ASAP señala que la Municipalidad de Córdoba recaudó en 2017 un promedio de $7.319 por habitante. Rosario y Mendoza, por su parte, tuvieron una carga por habitante de $4.852 y $5.721, respectivamente. La Plata es la ciudad con menor carga tributaria: tiene un promedio de $3.926 por contribuyente. De esta manera, la ciudad de Córdoba recauda por habitante 86 por ciento más que La plata, 51 por ciento por encima de Rosario y 28 por ciento más que Mendoza.
Sobre ese punto, habría que analizar con detalle los ámbitos geográficos de acción de cada municipio y la cantidad de habitantes servidos. Córdoba tiene el mayor perímetro entre las ciudades consideradas. El documento recuerda que, “en constante expansión urbanística, su ejido municipal total alcanza 576 km2, siendo la ciudad más extensa del país”.
ASAP recordó que la ciudad de Córdoba explica buena parte del PGB de la provincia. De hecho, representa 40,4 por ciento del PGB provincial. Asimismo, el documento explicó que, analizando la composición del total de sus recursos corrientes, aproximadamente 60 por ciento proviene de las tasas, derechos y demás gravámenes que el municipio impone a los vecinos, mientras que los recursos coparticipados nacionales y provinciales representan 40 por ciento de los ingresos totales.

Aunque no se informó, la comuna tiene un alto porcentaje de gastos en partidas salariales, que superan 50 por ciento del total de ingresos. También requiere una exigencia mayor de 20 por ciento para atender a las erogaciones relativas al servicio de higiene urbana en general.
Asimismo, dentro de los recursos propios, las Contribuciones sobre la Actividad Comercial, Industrial y de Servicios representan cerca de 50 por ciento del total de ingresos, y 31,2 por ciento de los ingresos totales del municipio, incluidos coparticipación provincial y nacional.
El municipio recordó que no hubo incremento de la presión fiscal este año y tampoco la habrá el año próximo. De hecho, en el caso de Comercio e Industria, salvo los mínimos, las alícuotas no tendrán modificaciones. En tanto, el Inmobiliario tendrá una suba muy inferior a la inflación.

Artículos destacados