Las cámaras del Crimen y los juzgados de Ejecución también podrán entregar botones antipánico

Es para casos considerados peligrosos, en los cuales los acusados reciben una pena de ejecución condicional o tienen acceso a salidas transitarias. En situaciones de menor riesgo, podrán los jueces pedir intervención a la Policía Barrial. Se busca prevenir que se reiteren hechos violentos

Sabido es que la violencia de género es un flagelo que afecta seriamente a nuestro país y Córdoba no está exenta de esa situación.
En ese marco, en abril de este año el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba (TSJ) puso en marcha una Oficina de Atención Centralizada para el Tratamiento de las Causas de Violencia Familiar (OAC) con el objetivo de extender el acompañamiento de las víctimas que realizaron una denuncia de este tipo, sus causas fueron elevadas a juicio y esperan que se sustancie el juicio oral.
Desde su puesta en marcha, hace siete meses, las Cámaras en lo Criminal y Correccional comenzaron a recibir información actualizada sobre estas denuncias, previa realización de entrevistas a las víctimas por parte de un equipo técnico especializado y la compilación de antecedentes.
El relevamiento realizado por OAC indica que desde abril a este parte ingresaron 425 causas a esta dependencia remitidas por las Cámaras en lo Criminal y Correccional de la ciudad de Córdoba. De ese total, ya fueron devueltas un total de 237, con información actualizada. Otras cien están en trámite.

LA OAC informó que 194 expedientes fueron catalogados como de atención inmediata; 68, de atención prioritaria; y 31, de atención secundaria. Cabe recordar que en todos estos casos el agresor permanece en libertad y de allí la importancia del seguimiento de las víctimas a fin de determinar la persistencia o cese del riesgo.
El informe indica que se dispusieron 247 intervenciones de los profesionales especializados y se realizaron 193 entrevistas con sus correspondientes conclusiones. A partir de tales datos, los vocales de las cámaras incorporaron a 48 víctimas a la etapa de acompañamiento que lleva a cabo personal de la Policía Barrial.
El relevamiento también detalla que la Oficina de Relatores de la OAC -cuya función consiste en asistir a los miembros de las Cámaras del Crimen y Correccional en el estudio de las causas sometidas a su conocimiento- intervino en 13 juicios abiertos, cuatro probation, 47 juicios abreviados y que, en 68 causas, llevó adelante diferentes tareas relacionadas a esta instancia del proceso.

Más facultades
En la misma línea de trabajo que tiene como objetivo acompañar a la víctima para prevenir futuros episodios de violencia, el TSJ resolvió que, a partir de ahora, tanto las Cámaras en lo Criminal y Correccional de Capital, como los Juzgados de Ejecución Penal de Capital están facultados para entregar el Botón Antipánico a todas aquellas víctimas consideradas de alto riesgo y/o resolver dar intervención al personal especializado de Policía Barrial, al momento de dictar resolución judicial que dictamine el recupero de libertad por parte del agresor, o en los casos que se les otorgue salidas transitorias.

“La medida es sumamente importante porque muchas veces nos llamaban los camaristas manifestando su preocupación ante un salida inminente de un agresor y teníamos que hacer desde aquí de enlace para solicitar el botón antipánico”, remarcó Agustina Olmedo, coordinadora de OAC y secretaria del TSJ en diálogo con Comercio y Justicia.
En la misma acordada, el Alto Cuerpo anunció la creación de una Oficina de Enlace para el seguimiento a las víctimas de violencia familiar en la Dirección de Control de Gestión de la Policía Barrial.
Olmedo resaltó la importancia del trabajo mancomunado que viene realizando la Oficina con los diferentes Poderes del Estado a fin de abordar una problemática tan compleja como la violencia de género.

Detalles

-La Oficina de Atención Centralizada (OAC) para el Tratamiento de las Causas de Violencia Familiar funciona desde abril en Tribunales II.
– Es una oficina pensada para aquellos causas “sin preso”, contemplando una mirada hacia la víctima. Se presentan como casos aislados y son expedientes que no tienen prioridad en el debate.
-Se busca conocer cómo se encuentra la víctima tras la denuncia y remitir esa información a las Cámaras del Crimen. El equipo técnico realiza las entrevistas a las víctimas, compila antecedentes y realiza los informes.
– En caso de ser necesario, la OAC tramita la entrega de botón antipánico.

Artículos destacados