La ONU aprobó regular las reestructuraciones de deuda

El canciller Héctor Timerman celebró hoy el resultado de la votación en Naciones Unidas que, por iniciativa argentina y con apoyo del G77+China, aprobó una resolución destinada a crear un nuevo marco jurídico para la reestructuración de deudas soberanas.

«Venimos a la Naciones Unidas porque consideramos este el foro más representativo y la Asamblea General es el espacio más democrático por excelencia, donde todos los Estados participan el plena igualdad», subrayó Timerman en su discurso.
La propuesta impulsada por Argentina y el G77 más China obtuvo 124 votos a favor en el seno de las Naciones Unidas, mientras que sólo 11 países lo hicieron en contra y 41 se abstuvieron.
La votación se concretó luego que el presidente del G77, Sacha Llorenti Soliz, presentará la moción. En la votación, Rusia se pronuncio a favor de la propuesta, mientras que EEUU y Japón lo hicieron en contra, mientras que la mayoría de los países europeos se abstuvieron.
«Los países no se pueden permitir un escenario en el que la reestructuración de la deuda quede a la discrecional voluntad de especuladores», subrayó el canciller argentino al hacer uso de la palabra, minutos después de que los países miembro de la ONU se pronunciaran de manera mayoritaria a favor de la iniciativa argentina.

“Si la ONU fue capaz de regular hasta los aprovechamiento de los recursos marítimos, cómo no podríamos decidir lo que hoy hemos decidido”, se preguntó el canciller, tras lo cual dijo estar convencido «de que hemos asumido el compromiso de reconocer el derecho de todos a vivir un presente y un futuro mejor, desterrando una de las causas que genera la violencia que tanto nos preocupa”.
Según Timerman, la aprobación de la concreción de un marco jurídico para establecer procesos de reestructuración de deuda soberana en el marco de la ONU, refleja que «es hora de trazar un nuevo camino ético, jurídico y político» a nivel global.
En ese marco, dijo que «la trascendente votación es la expresión más contundente de la necesidad de «ponerle freno a la especulación desenfrenada».

El canciller sostuvo que “con la aprobación de esta resolución hemos asumido el compromiso de la hora” y que de acá en más debemos “trabajar juntos para construir un mundo justo, libre y soberano” en materia financiera.
La asamblea comenzó a las 15. 05 hora de Nueva York (16.05 en Argentina) y podría extenderse por espacio de cuatro horas, en la que los países que pidan el uso de la palabra sustentarán su votación.
El proyecto de resolución fue presentado por el presidente del G77, el boliviano Sacha Llorenti Soliz.

Dijo que la iniciativa permitirá «buscar una solución oportuna eficaz y duradera» al problema de la deuda de los países y que «es prioridad crear un marco jurídico, con miras a aumentar la eficiencia, la estabilidad y previsibilidad del sistema financiero internacional, y el logro e un crecimiento equitativo e inclusivo».

Artículos destacados