La industria de la soja dejó US$183 millones más que en el primer trimestre de 2013

El mayor aporte se debe al incremento en el volumen de aceite (59,3%) y de pellets (68,2%) producidos en la provincia entre enero y marzo pasados. Estos datos fueron procesados por la BCC, aunque pertenecen al Ministerio de Agricultura de la Nación.

La industrialización de la soja se incrementó considerablemente en el primer trimestre de este año, en comparación con igual lapso del anterior, según la lectura que realizó la Bolsa de Cereales de Córdoba (BCC) con base en los datos del Ministerio de Agricultura , Ganadería y Pesca de la Nación (Magyp).

La información oficial indicó que la producción de aceite y pellets de soja subio 59,3% y 68,2%, respectivamente, en la provincia de Córdoba, muy por sobre el incremento promedio nacional registrado que, según las cifras oficiales, alcanzó 19,2% para el primer trimestre.
Si bien el alza llama la atención, hay que tener en cuenta que la provincia participa de la producción nacional con poco volumen. Según el Magyp, en los primeros tres meses del año Córdoba produjo 369.698 toneladas, 7% del total producido en el país, por lo que cualquier suba en la producción puede mostrar un gran incremento porcentual.

Al momento de hacer referencia a los valores generados por la molienda, la información oficial indicó que en el país el valor de la producción de pellets y aceite de soja alcanzó 4.549 millones de dólares, lo cual representa una variación positiva de 69% respecto al primer trimestre de 2013 (1.855 millones de dólares más). Este incremento se explica, principalmente, por la mayor producción de los subproductos de la oleaginosa.

En relación con los precios, los de pellets aumentaron mientras que los del aceite cayeron.
El valor de la producción para la provincia de Córdoba fue de 318 millones de dólares, 183 millones más que los 135 millones de dólares de igual período de 2013, según el Magyp.

Desconfianza
Fuentes consultadas por Comercio y Justicia consideraron “poco fiable” el dato oficial de crecimiento en la producción local debido a que -según aseguraron- las plantas cordobesas de extrusado de soja están atravesando un “muy mal momento”.

“Me llama la atención el dato porque desde diciembre del año pasado, cuando la AFIP equiparó la posición arancelaria de las harinas de soja, las extrusadoras de ésta prácticamente dejaron de operar, ya que no les conviene exportar y se sobresaturó el mercado interno”, indicó.
Incluso hizo referencia a que ya hay plantas que están en proceso de “cerrar sus puertas”.

Resultados de campañas
En tanto, profesionales de la BCC explicaron que la industrialización de los granos y oleaginosas se hace con resultados de la camapaña anterior.

“El resultado de la molienda de soja del primer cuatrimestre es con materia prima que corresponde a la cosecha que finalizó en junio-julio de 2013”, puntualizó a este medio Silvina Fiant, directora del Departamento de Información Agroeconómica de la BCC.

“El incremento en la molienda se puede explicar en función de que el resultado de la cosecha contra la que se compara esta molienda, es decir, la de 2012, estuvo muy afectada por la sequía”, explicó.

Es decir, como en ese año el resultado de la cosecha no fue bueno, no se destinó mucha materia prima a la industria, por lo cual cualquier incremento, por menor que sea, en el destino del resultado de la cosecha del año pasado (no tan afectado por la sequía) puede mostrar un gran incremento en los resultados de molienda.

Molienda de cerales
Por su parte, la producción de aceite y pellets de maní subió 20,7% en el primer trimestre de 2014, en relación con igual período de 2013. Según los datos oficiales, la producción de aceite subió 6,1% y la de pellets, 32%.

Por su parte, la molienda de girasol experimentó una caída de 82,6% en la provincia de Córdoba en el primer trimestre de 2014.

La producción de aceite y pellets cayó 81,7% y 83,5%, respectivamente. En el ámbito nacional, el resultado fue una variación negativa de 32,5%.

Buenos Aires fue la única provincia cuya producción aumentó -aunque apenas 1,5%-.

La molienda de trigo en el país aumentó 0,6% (7.335 toneladas más) respecto al primer trimestre de 2013, pasando de 1.291.233 en los primeros tres meses de 2013 a 1.298.568 toneladas en el primer trimestre de este año. Córdoba experimentó un incremento en términos porcentuales de 3,04 puntos (9.415 toneladas).

En la campaña 2013/2014, si bien Córdoba produjo 14,5% del trigo argentino, la participación en la molienda nacional fue de 25% en el primer trimestre de 2014 , ubicándose como segundo productor nacional de harina de trigo, detrás de Buenos Aires.

Finalmente, la molienda nacional de maíz registró un leve incremento, de 1,1%, en el primer trimestre de 2014, al alcanzar 1.072.459 toneladas.

La producción de balanceado aumentó 11,7%, compensando las caídas sufridas por las moliendas seca y húmeda de 24,2% y 14,5%, respectivamente.

Artículos destacados