La economía social logra avances en materia legislativa pero aún espera su ley orgánica

Hubo progresos; varias iniciativas siguen a debate en el Congreso Nacional. La Ley Federal se debatió públicamente pero no en las cámaras. Ingresan proyecto de Régimen de Promoción.

En los últimos años, la confederación cooperativa nacional Cooperar dio muestras de las necesidades de la economía solidaria en la agenda de las cámaras y comisiones del Congreso Nacional. También destacó logros como la media sanción del proyecto que expropia el Hotel Bauen, los muebles y todas las instalaciones que componen ese edificio.

Las modificaciones a las normas sobre cooperativas y mutuales, a fin de profundizar la transparencia y participación en la economía social; la creación de un ministerio para el sector; y avances en materia de cupo femenino son algunas de las iniciativas presentadas que relevó la entidad.

Estas acciones están contenidas en el nuevo informe parlamentario difundido en los últimos días por la organización, estudio que relevó las acciones del cooperativismo en las cámaras de Diputados y de Senadores.

Entre los proyectos que ya fueron aprobados en Diputados y enviados a la Cámara alta se encuentra el de Creación Régimen de Promoción de las Juventudes, que establece un marco jurídico e institucional que oriente las acciones del Estado y de la sociedad en el reconocimiento de los derechos, deberes y garantías de los jóvenes, así como la implementación de políticas públicas, programas, estrategias y planes para el desarrollo integral de la población joven y su vinculación con la participación activa en todos los ámbitos de la vida nacional.

Asimismo, el proyecto para declarar de utilidad pública y sujetos a expropiación los inmuebles, los muebles y todas las instalaciones que componen el edificio del Hotel Bauen, y las modificaciones de las leyes 20337 y 20321, todos enviados al Senado tras su paso por Diputados; y que crea el programa nacional de saneamiento y expansión de cooperativas prestadoras de servicios públicos domiciliarios, que en noviembre pasado fue aprobado sobre tablas en la Cámara alta para ser girado a la baja, son las iniciativas con media sanción.

Estado parlamentario
Cooperar registró que los proyectos sin sanción, pero en trámite en comisiones, son los que apuntan a la educación, al fomento de la economía solidaria y de la participación de las mujeres en el asociativismo.

Ejemplo de ello son los referentes a la modificación del Artículo 114 sobre cooperativas escolares para permitir que a los estudiantes y escolares mayores de 18 años que puedan conformarlas, y la incorporación de los artículos 46 bis, 46 ter y 46 quater, sobre utilización del porcentual de los excedentes a distribuir destinados al Fondo de Educación y Capacitación Cooperativas; el que establece un cupo mínimo de mujeres en la integración de los consejos de administración; y la iniciativa que impulsa un Ministerio Nacional de Asociativismo y Economía Social para asistir al Ejecutivo en lo referente al desarrollo de políticas públicas de alcance federal para las cooperativas, mutuales y cualquier tipo de organización o emprendimiento asociativista, que permitan hacer visibles las necesidades e intereses de los mismos tanto a nivel nacional, como provincial o municipal.

El informe tiene cinco partes en las que también aborda los proyectos de resolución, de comunicación y de informes en las dos cámaras, así como novedades normativas y las pertinentes al Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes). A lo largo de sus páginas, se observan los avances legislativos varios, pero también la deuda central del Congreso con el sector: una ley orgánica de economía social.

Uno de los proyectos centrales que estuvieron a debate público durante el año pasado fue el de Ley Federal de Economía Solidaria. Presentado como anteproyecto el 12 de diciembre de 2014 por el Inaes, la ley que suplantaría las normas N° 20321, de asociaciones mutuales, y N° 20337, de cooperativas, ambas de 1972, fue debatida en foros abiertos en todo el país, aunque no hay registros de que haya sido ingresado como proyecto final a Diputados. La iniciativa se construyó, según Inaes, “con base en la cooperación y el intercambio de opiniones entre el movimiento cooperativo y mutual, y el Inaes, durante los últimos diez años”. Contiene, además, el resultado de ocho Congresos de Economía Solidaria, el Congreso Argentino de la Cooperación 2012 y el Congreso Argentino de Mutualidades 2014 y otorga una atención especial al Proyecto de Ley de Cooperativas de las Américas y a los acuerdos de Reunión Especializada de Cooperativas del Mercosur (Mercosur Cooperativo) y Parlasur.
En busca de un debate abierto y participativo se desarrollaron, entre los meses de marzo y mayo, más de treinta foros en universidades nacionales de distintas latitudes de Argentina, convocados por el Instituto de Promoción de la Economía Social (IPES). Todo quedó a disposición de las nuevas autoridades del Inaes.

El proyecto que sí fue presentado, tras haber sido anunciado largamente por legisladores del FPV adscriptos al Movimiento Evita, fue el de Régimen de Promoción de la Economía Solidaria. Ingresado a fines de julio pasado, el proyecto está bajo análisis de tres comisiones de Diputados, aunque sin avances concretos hasta el momento. Es de hacer notar que se trata de una iniciativa con más de 100 disposiciones, fruto de un esfuerzo notable por parte de sus firmantes y que puede ser tomado como base para cualquier debate serio sobre promoción de la economía social en el país.

Artículos destacados