La crisis no terminó y el 2009 es aún «un año peligroso»

Los máximos referentes del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM) coincidieron en que la crisis no está superada y que restan concretar acciones para que esto suceda.
El dirigente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, dijo que todavía falta terminar con “la limpieza de los balances bancarios”, mientras que el titular del BM, Robert Zoellick, sentenció que “2009 sigue siendo un año peligroso”.
Ambos directivos se refirieron de este modo desde Ginebra, en donde coincidieron en la sesión inaugural de la segunda revisión de la Organización Mundial del Comercio (OMC), junto a los responsables de los principales organismos financieros del mundo.

En este contexto, Strauss-Kahn advirtió que la crisis no está “completamente terminada”, y que “todavía hay que llevar a cabo muchas tareas, principalmente la limpieza de balances bancarios”.
“Se lograron muchas cosas”, reconoció; no obstante, “falta mucho por hacer”, y sentenció que “la recuperación vendrá antes o después, en función de la limpieza de los balances bancarios”.
En tanto, Zoellick consideró que 2009 “sigue siendo un año peligroso. Los recientes avances podrían revertirse fácilmente y el ritmo de la recuperación de 2010 está lejos de estar garantizado”.

Las intervenciones de los bancos centrales y los Gobiernos “parecería haber frenado la caída de la economía global” al estabilizar los mercados financieros y alentar la demanda, pero “el tren se puede salir de control si los países empiezan a contestar las medidas proteccionistas de otros”, indicó.
En ese sentido, dijo que “los líderes deben reconocer que están jugando con fuego”, y comparó el proteccionismo actual con una “fiebre ligera”, que “no ha llegado a ser una gripe”.
“Reconozco que algunos países desarrollados consideran políticas que asumen que la recuperación está al alcance de la mano. Pero para el mundo en desarrollo, es demasiado pronto para pensar en tales medidas”, sentenció.

LABORAL
El titular del Banco Mundial (BM), Robert Zoellick, estimó que, una vez que haya comenzado la recuperación de la crisis financiera internacional, la mejora en el sector laboral requerirá de 24 meses como mínimo.

Artículos destacados