Julio fue el peor mes del año para las ventas minoristas

De acuerdo con un relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), las cantidades vendidas por los comercios minoristas cayeron 16,1% en julio frente a igual mes del año pasado, afectadas por una retracción general del consumo y la expansión de la gripe A.
Más allá de la mala perfomance general, julio mostró un corportamiento dispar: durante la primera quincena las ventas se resintieron mucho, retracción que Came atribuyó al “alejamiento del público de los centros de consumo por temor al contagio del virus”. En cambio, la segunda quincena mostró un mayor dinamismo, que no alcanzó para revertir el resultado negativo del mes.
Con la perfomance de julio, la actividad comercial cumplió su onceavo mes consecutivo de caídas, y en lo que va del año acumuló un retroceso promedio de 13,1% frente a igual periodo del año pasado. Si bien significativas, las caídas de junio (-10,6%), mayo (-10,5%), abril (-13,3%), marzo (-14,8%) y febrero (-14,6%) no tuvieron la magnitud de la ocurrida el mes pasado.

Según indicó el informe de Came, de los 22 rubros que componen la oferta minorista, 20 mostraron caídas, uno creció (Farmacias) y otro se mantuvo igual (Perfumerías). Asimismo, 75% de los rubros en baja tuvieron tasas de caídas interanuales superiores a 15%.
Los sectores más perjudicados en julio fueron el inmobiliario, con una retracción de 30%; neumáticos, con un descenso de 29,8% y golosinas y gaseosas, con una contracción de 25%.
Los restantes rubros que verificaron bajas fueron: alimentos y bebidas (-2,2%), bazar y regalos (-16,4%), bijouterie (-17%), calzados (-17,5%), deportes (-16,6%); electrodomésticos (-22,6%), ferretería (-22,5%), joyería (-22,1%); marroquinería (-17,7%), materiales eléctricos (-23,4%), materiales para la construcción (-22,4%); muebles de oficina (-8,8%), muebles del hogar (-11,6%), relojería (-14,4%), textil blanco (-16,9%), indumentaria (-21,5%) y jugueterías (-5,1%).
En cuanto a las perspectivas, Came prevé para agosto una suba fuerte de las liquidaciones en indumentaria, calzado y marroquinería.

Artículos destacados