miércoles 28, febrero 2024
El tiempo - Tutiempo.net
miércoles 28, febrero 2024

Jueves negro para las cotizaciones de los bancos regionales de EEUU

ESCUCHAR

La crisis, que ya derrumbó a cuatro entidades, tuvo otro «mal día» y uno de los papeles cayó casi 62% en una sola jornada aunque recortó pérdidas al final. Impresiona la suba de tasas de la Fed pero también «el pánico de las redes sociales» 

La crisis del sistema financiero estadounidense no tiene fin, luego de la intervención y la venta del más grande de los bancos regionales, el First Republic Bank. Este jueves, las cotizaciones de las acciones de varias entidades estaduales se desplomaron, arrastrando el resto de los bancos y, en su caída, las bolsas, tanto de los Estados Unidos como de Europa, que cerraron con pérdidas.

El colapso de PacWest Bancorp. En enero su acción estaba en 22,7 dólares. Hoy está en 3,4 dólares.

Los bancos Alianza Occidental Bancorp, PacWest Bancorp y First Horizon Corp lideraron los desplomes bursátiles, que llegaron a provocar interrupciones de los mercados de acciones debido a la altísima volatilidad de las cotizaciones. Es el caso del primero, que cayó 62% en la jornada (la mayor baja intradiaria registrada en la bolsa neoyorkina), para reducir pérdidas antes del cierre en torno de 30%, después de desmentir como «categóricamente falso» un informe periodístico sobre que estaba «explorando opciones estratégicas» (se estaba vendiendo). La especie había sido difundida por el poderoso Financial Times, que chequeó que estaba discutiendo con posibles inversores y socios.

Por supuesto, la situación de tensión financiera con los bancos regionales es tal que cualquier rumor dispara las alarmas. El sector se ha visto sacudido en los últimos meses por el colapso de múltiples empresas.

«Creemos que los bancos están teniendo su momento similar a GameStop, en el que las redes sociales están amplificando los enfoques no tradicionales para evaluar la solvencia», escribió Jaret Seiberg, analista de TD Cowen, en una nota. «Esto crea una profecía autocumplida que presiona los precios de las acciones, lo que luego conduce a más preguntas», agregó.

En los mercados estadounidenses existe un índice bancario regional, llamado por sus siglas KBW, que extendió ayer su caída y ya suma en el año una pérdida de 31%. “La volatilidad del jueves destaca el grado de fragilidad que tiene este mercado», escribió el analista de Bloomberg Intelligence, Herman Chan.

First Horizon National Bank inició el año con una acción en casi 25 dólares. Este jueves llegó a diez dólares.

Mientras tanto, First Horizon, otro banco regional, cayó hasta 40%, su mayor desplome intradiario desde la crisis de 2008, después de confirmar que suspendía el acuerdo de fusión con un banco regional canadiense, el Toronto-Dominion Bank, en medio de la incertidumbre en torno a las aprobaciones regulatorias de ambos países.

Los inversores, incluido el multimillonario de fondos de cobertura Bill Ackman, advirtieron en la jornada de que las tensiones en el sistema bancario de Estados Unidos están lejos de terminar. Aun así, otros analistas señalaron que la caída «fue demasiado lejos», en reflejo de más preocupación de la que justifican los papeles sobre la situación real de las entidades.

El derrumbe de PacWest ocurrió pese a que este banco californiano trató de calmar los mercados en la madrugada del jueves al señalar que sus depósitos crecieron desde las primeras tensiones en el sector, en marzo pasado, y que está dialogando con potenciales inversores para una inyección de capital. «El banco no registró fugas de depósitos a un nivel fuera de lo ordinario tras la venta de First Republic el lunes pasado. Nuestro capital y liquidez disponible siguen siendo sólidos y exceden nuestros depósitos sin asegurar», indicó la entidad mediante un comunicado.

La crisis en los pequeños y medianos bancos estadounidenses ya resultó en el colapso de Silicon Valley Bank (SVB), Signature Bank y Silvergate, y en la incautación estatal y posterior venta de First Republic a JPMorgan, el lunes último.

Las tensiones nacen de los problemas de liquidez de las entidades, que sufrieron fuertes corridas en los últimos meses.

Aquéllas, por lo general, presentaban problemas en sus hojas de balances con un desajuste entre activos y pasivos, habiendo invertido en bonos a largo plazo del Tesoro y otras inversiones que perdieron gran parte de su valor por las subas de tasas de la Reserva Federal (Fed), situación que, a su vez, las obliga a pagar más en intereses a sus depositantes.

Otro punto que alimenta el temor es que suelen tener una gran cantidad de clientes que  depositan más de US$250.000 en sus cuentas; es decir, por encima del tope asegurado por el gobierno estadounidense, algo que sucedió en el caso del SVB pero que no afectaría a PacWest, que informó que tiene 75% de clientes asegurados.

La propia Fed, en un informe publicado el viernes último, reconoció que tardó demasiado en reconocer las consecuencias de las subas de tasas en los bancos y prometió “refinar” sus normas reguladoras.

Las otras entidades golpeadas en la jornada, además de PacWest y First Horizon, fueron Western Alliance (cayó 53% luego de reportar fugas en sus depósitos), Comerica, 16%; y Zions Bancorp, 15%.

Frente a esta situación, siguen los cuestionamientos a los reguladores estadounidenses. Uno de los pedidos es que la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC) aumente su tope de depósitos asegurados de US$250.000 para brindar tranquilidad al mercado.

«Pese a los esfuerzos de (el presidente de la Fed) Jerome Powell para calmar el mercado, no hay nada que sugiera que la crisis bancaria finalizó», opinó el analista de mercado de KCM Trade, Tim Waterer, quien consideró que el comunicado de PacWest «ofrece poco al mercado en términos de confianza».

Powell había señalado ayer, luego de anunciar un nuevo aumento de tasas, que el sistema bancario está «sano y resistente».

Brandon King, analista de Truis Securities, opinó en una nota que «los balances del primer trimestre y la normalización de las corridas debió haber tranquilizado la preocupación», y consideró que las pérdidas de los últimos días «reflejan más temor del justificado».

En cuanto a las posibles derivaciones macroeconómicas en Estados Unidos, el expresidente de la Fed de Dallas, Robert Kaplan, afirmó que la crisis no terminó porque aún le falta la etapa «más seria», en la que los bancos restringirán el acceso al crédito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?