Heller: “Hay coincidencias con la UIA en la reforma financiera”

De paso por Córdoba, el diputado también presentó su proyecto de reforma de la Carta Orgánica del Central

Durante  las últimas semanas desfilaron por la Cámara de Diputados representantes de grandes y pequeñas empresas para dar su opinión sobre los proyectos de reforma de la actual Ley de Entidades Financieras. De acuerdo con la opinión del diputado Carlos Heller, quien encabeza la Comisión de Finanzas de la Cámara Baja e impulsa una de esas iniciativas, las opiniones de las entidades han sido diversas: las organizaciones de pymes acuerdan con la necesidad de la reforma, en tanto que quienes agrupan las grandes firmas se oponen de plano o ponen muchos reparos. Pero el dato importante que indicó el legislador es que una entidad de peso como la Unión Industrial Argentina (UIA) manifestó “muchas” coincidencias con su proyecto, el que más abiertamente se diferencia de la perspectiva liberal de la vigente normativa.

El diputado del Nuevo Encuentro Popular y Solidario pasó ayer por Córdoba, en el marco de actividades organizados por el Partido Solidario (Psol).

En diálogo con los medios, el legislador comentó que por la Comisión de Finanzas de Diputados ya pasaron representantes de las firmas que otorgan microcréditos, de las entidades de pymes, de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), de la Cámara Argentina de Comercio (CAC) y de la UIA.

En ese marco, comentó que AEA -que agrupa a las compañías más grandes del país, entre ellas medios de comunicación- “se manifestó completamente en contra” de su proyecto, porque esa entidad “hace una defensa cerrada del libre mercado y no concibe ningún tipo de regulación”.

También precisó que las tres entidades que reúnen a los grandes industriales y comerciantes cuestionaron en la comisión de Diputados el concepto de “servicio público” para el sistema financiero.

Pero, pese a esa diferencia, indicó también que encontró una muy buena receptividad en la UIA, con las cual advirtió “muchas” coincidencias. “En la propuesta que nos dejó la Unión Industrial se plantea la necesidad de mejorar la cobertura regional del sistema financiero, de orientar el crédito y de regular las tasas. Es decir que, sin nombrarlo explícitamente, coincide con nuestro enfoque”, comentó Heller.

El dato es significativo, porque implica una brecha en el frente empresarial que reúne las entidades de grandes empresas, habitualmente reacias a la intervención del Estado en cuestiones económicas.

Cambios en el Central
El diputado comentó también ante la prensa las características generales de su proyecto de reforma de la Carta Orgánica del Banco Central (BCRA), presentado en Diputados hace 10 días.

La iniciativa plantea la creación de un Consejo de Políticas Monetarias, Financieras y Cambiarias, que estaría integrado por los ministros de Trabajo, Economía y de una cartera productiva -Agricultura o Industria-, además del presidente y vice del BCRA. “Ese consejo decide esas políticas y el Central las lleva a la práctica”, explicó. Esto implicaría poner en la misma sintonía la política del BCRA y del Ejecutivo, una postura resistida por la ortodoxia.

En ese marco propone acortar el mandato de los titulares del Central -pasarlo de 6 a 4 años- y que el inicio de cada período sea coincidente con el de renovación del Ejecutivo. El directorio del BCRA se modificaría por mitades cada dos años.

El proyecto propone además que el “objeto” del Central vuelva a ser el de 1992 -antes de su reforma- y no sólo “cuidar el valor de la moneda”. “Queremos que apunte también a lograr el pleno empleo, incentivar la producción, mejorar la distribución del ingreso y alentar las economías regionales, como estaba antes de la reforma de Cavallo”.

Servicios financieros

–  Heller reiteró además algunos de los contenidos de su proyecto de Servicios Financieros. Indicó que es la única iniciativa -hay otras dos en Diputados- que “altera la actual filosofía del sistema financiero vigente”.

– El proyecto de Heller fija límites para las tasas que pueden cobrar los bancos -“no extravagantes, sino ciertos puntos por encima del promedio del total del sistema financiero para esa línea”, dijo. Crea la defensoría del consumidor de servicios financieros y establece regulaciones en el tamaño de los bancos -no más de 10% del mercado para una entidad del sector privado-. Fija pautas para la banca extranjera en el país.

Artículos destacados