Guzmán: “Estamos evaluando todas las opciones”

El ministro de Economía, Martín Guzmán, señaló que el Gobierno está evaluando “todas las opciones” respecto a la posibilidad de postergar el plazo que vence mañana martes para que los acreedores definan si aceptan ingresar al canje de deuda y ratificó la decisión del país de encarar un nuevo acuerdo con el FMI que tendrá como premisa la idea de que “no hay estabilización posible sin recuperación económica”.

“Estamos evaluando todas las opciones. Habíamos manifestado que estaba la idea de un período de suscripción más largo, que es simplemente una cuestión técnica. Ahora, la realidad es que no hay más en términos de lo que el país puede pagar año por año. Hemos hecho el máximo esfuerzo posible y una oferta que es definitiva sobre la base de ese esfuerzo”, dijo el titular del Palacio de Hacienda en un reportaje a la prensa gráfica.

Al ser consultado sobre la diferencia económica que existe entre la propuesta argentina y la de los acreedores -estimada en alrededor de US$3 por cada US$100 de deuda- Guzmán sostuvo que “haber llegado a ese punto es por el esfuerzo grande que hizo Argentina. Y hay que entender qué quieren decir esos tres dólares. Estamos hablando de miles de millones de dólares en una situación de fragilidad y restricciones muy fuertes”.

“Y seguir cediendo implicaría redefinir prioridades. Como, por ejemplo, tener que hacer ajustes sobre gastos que son esenciales en Argentina. Inclusive tener que ajustar en jubilaciones, que implicaría una tensión sobre las reservas internacionales del país que generaría más inestabilidad cambiaria. Así que, en ese sentido, hay una decisión tomada, y es que Argentina no tiene la capacidad de poder ofrecer más de lo que ofreció”, remarcó.

“La oferta está vigente y los acreedores tienen tiempo de aceptar. Es su decisión sacar al país de una situación de default en la que ya está de forma concreta desde finales de abril de 2018”, subrayó.

 

FMI

Por otro lado, este domingo se conoció que el Fondo Monetario Internacional (FMI) podría instrumentar un programa voluntario de recompra de deuda soberana, utilizando los recursos disponibles, para aliviar la carga de la deuda de aquellos países con obligaciones abultadas.

A esta conclusión llegaron los economistas Joseph Stiglitz y Hamid Rashid en una columna publicada este domingo en el sitio de internet Project Syndicate.

Allí, Stiglitz y Rashid plantean que se debe aplicar “las recompras voluntarias de deuda soberana que están muy extendidas en el mundo corporativo y han demostrado su eficacia tanto en América Latina en la década de 1990 como, más recientemente, en el contexto griego, al tiempo que tienen la ventaja de evitar los duros términos que generalmente vienen con los canjes de deuda”.

Los expertos sugieren que “el FMI podría administrar un mecanismo de recompra multilateral, que puede utilizar los recursos ya disponibles, su función Nuevos Arreglos para Préstamo y fondos suplementarios de un consorcio mundial de países e instituciones multilaterales”.

Además, los economistas adviertieron de que “desde la década perdida de América Latina en la década de 1980 hasta la crisis griega más reciente, hay muchos recordatorios dolorosos de lo que sucede cuando los países no pueden pagar sus deudas. Una crisis de deuda global hoy empujará a millones de personas al desempleo y alimentará la inestabilidad y la violencia en todo el mundo. Muchos buscarán trabajo en el extranjero, lo que podría abrumar los sistemas de control de fronteras e inmigración en Europa y América del Norte”.

Sé el primero en comentar en "Guzmán: “Estamos evaluando todas las opciones”"

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Artículos destacados