Gremios empantanan el Consejo del Salario: mínimo rondaría los $1.500

El Consejo del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil, presidido por el ministro de Trabajo Carlos Tomada, negociaba al cierre de esta edición el nuevo piso salarial de los trabajadores argentinos, que rondaría entre un mínimo de $1.480 (ofrecido por los empresarios en dos veces) a un posible monto de $1.520 en un solo pago, solicitado de manera inmediata por la CGT.
El valor que establece este organismo es el mínimo legal fijado para todos los convenios colectivos, lo que determina que no se puede pagar sueldos por debajo de esa cifra.
El resultado de la negociación modifica, en primera instancia, los ingresos de 300.000 trabajadores cuyos salarios están regidos por este valor. En este sentido, y de acuerdo a lo que establece la ley, a partir de la publicación de la resolución en el Boletín Oficial, aquellos sueldos cuyos valores nominales se encuentren por debajo del nuevo piso serán automáticamente modificados.

En esta situación se encontraría el 4% de la masa nacional de trabajadores. Sin embargo, el acuerdo que surja del cónclave tendrá implicancias también en las negociaciones que aún no han cerrado y que alcanzan a casi el 75% de los trabajadores, y fijará un piso para las futuras paritarias. Cabe destacar que casi el 25% restante cerró negociaciones durante el primer semestre, aunque se estableció una cláusula de reapertura en los próximos meses de agosto o septiembre.
Así lo explicó a Comercio y Justicia el camarista cordobés César Arese, especialista en derecho laboral, quien aseguró que “la negociación del salario mínimo tiene dos efectos. Establece el piso para las discusiones futuras, por una parte, y establece un porcentaje de referencia del deterioro que ha sufrido el salario, por otra” .
En el mismo sentido, Gerardo Juárez, titular del Departamento Legal y Política Social de la Unión Industrial de Córdoba, explicó que “lo que arroje esta negociación va a ser el piso de los nuevos reclamos, en los que seguramente se solicitará que se mantengan las diferencias porcentuales de las escalas salariales”.

Pedidos

La CGT que lidera el camionero Hugo Moyano pretende elevar el mínimo de $ 1.240 (actual valor) a $1.520 (un 22,5% de incremento). Por su parte, la CTA que preside Hugo Yasky pretende que el mínimo sea de $1.800. Además, exige un blindaje social para frenar los despidos por 180 días.
“Pretendemos que la asignación por hijo lo cobren los desocupados y los no están registrados”, dijo Yasky y añadió: “Queremos garantizar que el seguro de empleo y formación sea para todos los trabajadores”.

Trabas

Las cámaras empresarias ofrecieron elevar el mínimo a $1.480 ($1.400 desde agosto y otros 80 en diciembre), lo que implicaría una suba anual del 19,3%, cifra próxima a los incrementos ya acordados en las distintas paritarias.

Artículos destacados