Final abierto en el Senado para el debate por el 82% móvil

En una sesión muy cerrada, oficialismo y oposición disputaban voto a voto alrededor del proyecto que prevé el aumento de jubilaciones.

El Senado vivió ayer otra dramática sesión, que tras horas de discusión no mostraba al final de la jornada un claro ganador y abría entonces un abanico de conjeturas. Todo esto ocurrió en el marco del debate del proyecto que prevé el aumento de la jubilación mínima al 82% del salario mínimo, vital y móvil, además de mecanismos de recompensaciones y actualizaciones de los haberes. El quórum para comenzar a debatir el tema se logró con el apoyo del oficialismo -una situación absolutamente impensada- y tras más de 10 horas de discusión existían dudas sobre el posicionamiento de algunos senadores clave, e incluso no se descartaba un  nuevo desempate del vicepresidente Julio Cobos. Como aquella sesión de junio de 2008, cuando se decidió sobre la resolución 125, el resultado estaba absolutamente abierto.

Todo empezó poco después de las 14. Mientras se esperaba que la oposición juntara los senadores para propiciar el debate y no pasaba la treintena de legisladores -necesitaba 37 para dar quórum-, el oficialismo sorprendió a todos y bajó al recinto, lo que permitió el inicio de la sesión.

Eso generó un sinnúmero de especulaciones, desde que contaba con los votos para rechazar el proyecto hasta que le resultaba imposible rehuir el debate de un tema socialmente tan relevante -aunque esto no explicaría por qué dio quórum-.

Los senadores en duda

A lo largo de la jornada algunas dudas se aclararon y otras se incrementaron. Por un lado, la actitud de Carlos Menem resultó otra vez una incógnita hasta entrada la tarde, cuando se conoció que lo habrían internado por un problema de salud. También se desconocía la actitud del catamarqueño Oscar Castillo, que no apareció al inicio y se contaba como un voto seguro para la aprobación. Se especulaba con su presencia ya entrada la noche.

Otro sobre los que había dudas, el senador radical correntino José Roldán, anunció que votaría en contra, en tanto uno de los senadores que en las últimas horas había planteado la posibilidad de votar a favor del proyecto, el oficialista sanjuanino César Gioja, durante su discurso evitó adelantar su voto. Otro oficialista en duda, el misionero Luis Viana, adelantó su rechazo.

Las perspectivas
La votación se esperaba para después de la medianoche, pues había 45 oradores. Pese a la paridad, se especulaba de todos modos que la oposición contaba con los votos -35 ó 36- para aprobar el proyecto, además de sumar a Cobos en caso de desempate.

Si el Senado aprueba sin modificaciones la iniciativa, ésta se convertirá en ley, por lo que el Gobierno nacional -según lo anunció en repetidas oportunidades- la vetará. Si la norma sufre modificaciones deberá regresar a la Cámara baja en segunda revisión. En cambio, si es rechazada, no podrá volver a ser debatida una iniciativa similar hasta el próximo año.

Artículos destacados