Exportaciones cordobesas se derrumbaron en el inicio de año

Cayeron 29,2% en enero, respecto al año anterior, traccionadas por una baja de 76% en los productos primarios. El dato no fue corroborado en diferentes consultas por sectores agropecuarios y exportadores. Aunque en menor medida, también cayeron las MOI y las MOA, en ese orden. Las importaciones cerraron 2013 con una suba de 14,2%.

Las exportaciones cordobesas alcanzaron en enero pasado 444 millones de dólares, 29,2 por ciento por debajo de las registradas en el mismo mes del año anterior.

Se trata de una de las caídas más drásticas de los últimos años, que profundizó una tendencia que ya se venía observando en el último trimestre del año pasado. Con todo, la baja registrada en esos meses no alcanzó para reducir los envíos que en 2013 totalizaron 10.111 millones de dólares, 0,97 por ciento por encima del año inmediato anterior.

El declive que mostraban los números en el cierre de 2013 se profundizó en la apertura del año, con una caída generalizada de las ventas pero particularmente de los Productos Primarios (PP), que se desbarrancaron 76 por ciento con relación al mismo mes del año pasado.

Efectivamente, según datos oficiales informados por la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia, los PP sumaron apenas 32 millones de dólares. De esa cifra, el maní aportó 13 millones de dólares, el maíz 7 millones, el trigo 5 millones y el resto 7 millones de dólares.

La contundente baja producida en ese rubro no pudo ser explicada por fuentes del sector exportador y productores agropecuarios, quienes coincidieron en que no hubo ningún hecho “traumático” en enero que haya motivado semejante baja. De hecho, el dirigente ruralista Néstor Roulet aseguró a Comercio y Justicia que, según un estudio de su autoría, los ROE (permisos de exportación) para el sector agrícola autorizados por el Gobierno este año no variaron sustancialmente respecto a 2013 y que las liquidaciones se realizaron sin mayores diferencias.

En cuanto a las Manufacturas de Origen Industrial (MOI), la caída fue de 19 por ciento con relación a 2013. En total aportaron 132 millones de dólares, apuntaladas por Partes y piezas de vehículos y tractores, con 60 millones de dólares, y Vehículos automóviles terrestres, con 25 millones de dólares, entre los principales rubros.

Finalmente, las Manufacturas de Origen Agropecuario (MOA) alcanzaron 281 millones de dólares, 16 por ciento por debajo del año pasado.

Dentro de ese concepto, Harina y pellets de la extracción de aceite de soja aportó 150 millones de dólares, por lejos el principal sostén de las MOA.

La caída que mostraron las exportaciones cordobesas no se correspondió con la merma mostrada por los envíos nacionales, que en el mismo período alcanzaron 5.231 millones de dólares, 7,6 por ciento por debajo de 2013.

“Está claro que las exportaciones venían en un proceso descendente, que se acentuó ahora”, reveló una fuente del sector exportador a este medio. En ese marco, recordó que la desaceleración de Brasil, particularmente en la demanda de autos y partes, golpeó especialmente las MOI.

Respecto a la devaluación, el informante aseguró que sólo ayudará a sectores muy puntuales y recordó que la suba de costos de diferentes insumos y de la mano de obra licuó el efecto competitivo del tipo de cambio.

En cuanto a las importaciones, cerraron el año con una caída en diciembre de 29,9 por ciento respecto a igual mes de 2012. Con todo, cocluyeron 2013 con un aumento de 14,2 por ciento con relación al período inmediato anterior.

Recaudación
Retenciones al sector agrícola aportarán US$9.350 millones

El sector agrícola aportará a las arcas nacionales 9.351,1 millones de dólares en concepto de retenciones, según estimó un informe elaborado por el dirigente Néstor Roulet. Según el documento, la campaña logrará ingresos por 30.504 millones de dólares, apenas 711 millones de dólares más que los reportados en 2013.

“Se va a mantener el flujo de agrodólares en 2014. El campo va a repetir un buen aporte a la economía pero no a producir un nuevo gran aporte de dólares. Esto prende una luz roja, ya que de aumentarse –como estiman algunas consultoras- el 3,1 por ciento las necesidades de divisas para la importación y al mantenerse el aporte de dólares por parte del sector agroindustrial –los demás sectores aportaran igual o menos dólares- se abre un nuevo interrogante con el superávit de la balanza comercial”, señaló Roulet en el documento difundido por el sitio agroblog.com.ar.

Artículos destacados