Entre 2006 y 2009, la pobreza en Argentina se redujo del 21 al 11,3%

La pobreza en la Argentina se redujo del 21 por ciento al 11,3 por ciento entre 2006 y 2009, en un contexto de reducción del número de pobres en América latina debido a la recuperación económica de la región.

Así lo destaca un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), difundido hoy en Santiago de Chile, que destaca que «gracias a la recuperación económica de la región, el número de personas pobres disminuirá y volverá a situarse en los mismos niveles de 2008, es decir, 180 millones de habitantes».

El Panorama social de América Latina 2010, presentado por la secretaria ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena, proyecta que la pobreza y la indigencia disminuirán 0,1 y 0,4 puntos porcentuales en relación con 2009, cuando la región sufrió el mayor impacto de la crisis financiera internacional.

«De esta forma, se espera que 32,1% de los habitantes latinoamericanos permanezcan en situación de pobreza y 12,9% en la indigencia en 2010, lo que representa 180 millones de pobres, de los cuales 72 millones estarían en situación de indigencia, retornando a los niveles similares anotados en 2008», señala la CEPAL.

El informe destaca que a pesar de las fuertes repercusiones que la crisis tuvo en la región, «en 2009 la pobreza sólo aumentó un décimo de punto porcentual (de 33,0% a 33,1%). En consecuencia, existe optimismo en que la región estaría retomando la tendencia a la reducción de la pobreza que despegó en 2003», agrega.

Porcentajes

En la mayor parte de los nueve países estudiados en el informe de la CEPAL, la pobreza bajó.

Por ejemplo, de 2008 a 2009 descendió en Brasil (de 25,8% a 24,9%), Paraguay (de 58,2% a 56%), República Dominicana (de 44,3% a 41,1%) y Uruguay (de 14% a 10,7%).

Este porcentaje también bajó entre 2006 y 2009 en Argentina (de 21% a 11,3%) y Chile (de 13,7% a 11,5%).

En cambio, la pobreza aumentó de 2008 a 2009 en Costa Rica (de 16,4% a 18,9%), en Ecuador (de 39% a 40,2%), y en México también subió (de 31,7% en 2006 a 34,8% en 2008).

El documento agrega que la combinación entre el aumento en los ingresos laborales de los hogares pobres y las transferencias públicas orientadas a aminorar el impacto de la crisis permitió reducir la desigualdad en la región.

Asimismo, la distribución del ingreso se mantuvo estable en 2009, por lo que el balance neto de los últimos siete años sigue siendo positivo para la mayoría de los países.

Pobreza infantil

Aunque en América Latina se verificó entre 2002 y 2009 una importante reducción de la pobreza infantil, ésta continúa afectando proporcionalmente más a los niños y adolescentes que a otros grupos de la sociedad. (Télam)

Artículos destacados