“El rechazo a apelación argentina amenazaría a los mercados financieros”

PAUL CLEMENT. El abogado norteamericano insistió sobre las implicancias de la sentencia.

Lo afirmó el abogado Paul Clement, ex fiscal norteamericano y actual consejero legal de Argentina en el caso contra los fondos buitres.

El abogado de la Argentina y ex fiscal del gobierno de George Bush (h), Paul Clement, advirtió de que un fallo contrario de la Corte Suprema de Estados Unidos por la deuda sería una «grave amenaza» para mercados de deuda soberana.

Así, el letrado pidió al tribunal tomar la apelación argentina contra un fallo que la obliga a pagar a tenedores de deuda que no entraron al canje.

Clement fue uno de los encargados de redactar la apelación que Argentina presentó ante la Corte norteamericana.

El escrito presentado por Argentina pide a la Corte revisar los fallos de primera instancia del juez Thomas Griesa y de la Corte de Apelaciones de Nueva York, que condenaron al país a pagar los bonos en poder de los fondos buitres que no participaron de los canjes del 2005 y 2010.

Un fallo del tribunal norteamericano centrado en bonos incumplidos en contra de Argentina representa una «grave amenaza para los mercados de deuda soberana», sostuvo en declaraciones formuladas en la embajada argentina en Nueva York.

Al hablar por primera vez desde la presentación de la apelación de Argentina ante la Corte, Clement alertó que «la sentencia de primera instancia pondría en peligro la capacidad de los países para reestructurar sus deudas».

Griesa y el tribunal de Nueva York habían sostenido que Argentina debe pagar a propietarios de los bonos ante la demanda presentada por el fondo NML Capital, del multimillonario Paul Singer.

Clement dijo que esos fallos cambiaron «radicalmente el equilibrio de poder entre aquellos que mantienen los bonos y los que aceptan restructuraciones voluntarias».

Según las prácticas normales de programación de la Corte Suprema, los jueces podrían tomar una decisión en abril próximo y -si tiene en cuenta la apelación argentina- se tomarían alrededor de nueve meses para tomar una decisión.

Artículos destacados