domingo 14, julio 2024
El tiempo - Tutiempo.net
domingo 14, julio 2024

El “plan llegar” de la Gestión Massa, bajo presión por los tiempos del Fondo

MASSA Y GEORGIEVA.Las fotos con la búlgara no resuelven el apuro del ministro.
ESCUCHAR

Existe un tipo específico de notas periodísticas dedicadas a sostener una imagen irreal del ministro de Economía y precandidato presidencial Sergio Massa. Un muy nutrido grupo de periodistas se dedica a replicar permanentemente -como si fuesen verdades absolutas- las versiones que echan a correr desde el Palacio de Hacienda.

La realidad indica que desde la corrida cambiaria de abril el acuerdo con el FMI está caído. El Gobierno tuvo que afrontar el vencimiento del mes pasado usando yuanes de libre disponibilidad del acuerdo con China (que va a haber que devolver en dólares y con intereses) y Derechos Especiales de Giro que conservaba de un anterior desembolso del organismo.

La semana pasada el ministro declaró que el nuevo acuerdo estaba cerrado y que próximamente se iban a conocer los detalles del mismo. Sin embargo, desde el Fondo volvieron a insistir con que los equipos técnicos están trabajando muy bien para llegar a una solución. Palmadita en la espalda, beso en la frente y a seguir picando la piedra para el Gobierno argentino, que ya observa un retraso de aproximadamente un mes en el desembolso que se había pautado con el Fondo, un elemento fundamental para poder patear la deuda hacia el futuro.

Para colmo de males, sigue habiendo otro tipo de vencimientos que debe afrontar el gobierno, en un contexto en el que debe hacer buena letra si pretende que le vuelvan a prestar plata para postergar los compromisos. Eso descarta ir a un default que se justifique con épica, tal como ocurrió en la anterior experiencia kirchnerista.

Los 40 días que restan para las PASO son un desierto muy extenso para los recursos con los que cuenta el Gobierno. Al mal año del campo -con la consiguiente caída de las exportaciones y del ingreso de dólares- se le suma la falta de acuerdo con el Fondo y un aumento del déficit fiscal y comercial. Cada vez hay menos reservas, los compromisos no ceden y la estructura se hace más difícil de apuntalar.

Además, el Ministro Massa no tiene ningún logro de gestión para exhibir, ya que todas las variables de la economía están peor que al momento de su asunción.

En su intento de hacer entrar dólares al país y sostener el tipo de cambio ofreció tres ediciones del tipo de cambio preferencial para el campo, el “dólar soja”. Aunque fue exitoso en el primer punto, la decisión de insistir con el segundo significó que las reservas se esfumen rápidamente. En diciembre habían llegado a US$44.000 millones, gracias al “salvador”. Ayer las reservas cerraron en US$27.700, lo que significa que el ministro incineró US$17.000 millones en seis meses. En lo que respecta a las reservas netas, pasaron de US$5.000 millones a un resultado negativo de US$2.500 millones. Otro éxito de la gestión de la máxima esperanza del oficialismo.

El correlato de aquellos programas de incremento exportador fue un aumento de la emisión para darle más pesos por cada dólar a los productores, que trataron de neutralizar con más deuda en pesos, sobre la que se pagan intereses que implican más emisión. Ese exceso de pesos, sumado a la sequía, se trasladó con fuerza a los precios. El sueño de una inflación “con el tres adelante” en abril se cumplió parcialmente: acumuló 32% en los primeros cuatro meses del año y que pasó de un 71% interanual hace un año a un estimado de 120% para el mes de junio.

Por esto la pobreza llegó al 39,2% en el segundo semestre del año pasado, según el Indec. La Universidad Di Tella la ubicó en 43,2% para el semestre diciembre/mayo. En números absolutos, desde que asumió Massa hay 3,4 millones de pobres nuevos, el equivalente al 85% del total de la provincia de Córdoba.

La actividad económica se sigue contrayendo -con el primer cuatrimestre en números negativos- y se proyecta que la economía del país se terminará contrayendo alrededor del 3% en el año.

En ese contexto el kirchnerismo -con su nuevo sello de Unión por la Patria- pretende posicionar a Massa como un candidato serio, de buena llegada a los Estados Unidos, con un plan de estabilización realizable. Los números de su gestión no parecen indicar nada de eso, dejando en evidencia que sin los dólares del FMI o los yuanes chinos el plan de Massa -un modesto llegar con algo de aire a las elecciones- es prácticamente irrealizable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?