El Gobierno volvió a criticar a las petroleras por el desabastecimiento

El Gobierno renovó la presión sobre las petroleras y las estaciones de servicio en una jornada en la cual arreciaron las denuncias por el desabastecimiento de combustible. Un día después de reconocer problemas en el suministro de naftas y gasoil, hecho que había sido sistemáticamente negado por la administración de Cristina Fernández, el ministro de Planificación, Julio De Vido, reiteró que las compañías petroleras deben entender que "no vinieron a pasear" a la Argentina y les reclamó garantizar el abastecimiento de combustibles de la población.
En momentos en los que se intensificaron las críticas por faltantes de combustibles en distintos lugares del país, el funcionario aseguró que las empresas deben extraer más petróleo.
"Lo digo desde aquí, desde Chubut, desde la segunda productora de combustible del país, y no lo digo como una amenaza pero sí como una seria advertencia a los productores más importantes que operan en el país a los efectos que tengan debidamente abastecido al mercado", enfatizó.
El funcionario adelantó que si las firmas priorizan la venta al exterior y no abastecen el mercado interno el gobierno tomará las medidas "correctivas" que crea necesarias en materia de exportación.
"Yo no sé si es por picardía o por ineficiencia, pero ninguna de las dos cosas están permitidas", recordó el ministro, y sostuvo que "si son ineficientes tendrán que dejar lugar a quienes sean más eficientes en abastecer al mercado".
El ministro firmó en Chubut junto al gobernador Mario Das Neves un acuerdo para la construcción de una estación transformadora en Dolavon, vinculada con el polo energético Ingentis.
La obra, de unos 20 millones de dólares, vinculará el proyecto Ingentis con el Sistema Interconectado Nacional, según se informó.

Control

Paralelamente a las declaraciones de De Vido, la Secretaría de Comercio Interior, que comanda Guillermo Moreno, afirmó que comenzará a inspeccionar las estaciones de servicio del área metropolitana para constatar la aplicación de la Ley de Abastecimiento, y asesuró que labrará multas a aquellos establecimientos en los que se registren problemas en la venta de naftas y gasoil.
La noticia generó revuelo entre los representantes de las estaciones de servicio, que culparon a los proveedores por los surtidores vacíos.
Al respecto, el presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio Independientes (AESI), Manuel García, denunció que la empresa Destilería Argentina de Petróleo Sociedad Anónima (Dapsa), distribuidor oficial de la marca YPF, "dispuso por tiempo indeterminado un recorte de 30% sobre los cupos de abastecimiento". "La justificación que dio Dapsa es que a ellos YPF también les recortó 30% el suministro de combustibles”, remarcó García.

TITULO
Texto

Artículos destacados