El Gobierno de Córdoba estudia duplicar el Inmobiliario

El Gobierno provincial analiza una suba generalizada de impuestos para 2009 que, entre otros puntos, incluiría un fuerte incremento en el impuesto Inmobiliario Urbano con el que se esperan duplicar los ingresos por ese tributo.
La decisión en estudio, anticipada a Comercio y Justicia por una fuente del gabinete provincial, terminará de definirse en las próximas horas una vez que regrese el gobernador Juan Schiaretti, de vacaciones.
Los cambios impositivos están directamente vinculados a las necesidades de fondos para afrontar la suba del gasto estimada en 2009.
Según pudo conocer este medio, Finanzas requiere de al menos 1.000 millones extras para el año próximo vía recursos propios. Ese monto surge al margen de los fondos que puedan provenir del aumento “natural” de la recaudación que este año cerrará en torno al 25% tras la suba aplicada en Ingresos Brutos en agosto pasado que, junto a la creación de tributos puntuales al juego y a los remates y subastas, generará un ingreso extra anual de unos $300 millones para el resto del ejercicio.

El cálculo del requerimiento extra, -”austero”, según la fuente- se elaboró en función de los gastos estimados que, sólo en personal, insumirán unos $1.500 millones por encima de la erogación que se terminará ejecutando este año, en torno a $5 mil millones.
“Hay un menú de alternativas, pero en todos los casos hay que tocar tributos. Ahora todo dependerá del Gobernador”, indicó el informante quien recordó que ya Schiaretti había advertido que la Provincia debía comenzar a fortalecer sus recursos para “vivir con lo nuestro”.
Hoy, la Nación aporta casi siete de cada 10 pesos que ingresan en concepto de recursos corrientes.
El análisis de la Provincia incluye un escenario de desaceleración en Ingresos Brutos por menor actividad económica (aporta el 73% de los ingresos tributarios propios) y una suba de gasto, principalmente por presiones salariales que podrían alcanzar mejoras del 30% de repetir los beneficios negociados por los gremios durante este año.
“Además es un año electoral y pese a que la orden es recortar el gasto, habrá seguramente algunas licencias”, admitió la fuente.

(click para ampliar)

Pero tampoco es ajeno al esquema en estudio, la necesidad de financiamiento para 2009.
De acuerdo a la página web oficial, el año próximo la Provincia debe afrontar amortizaciones por 730,2 millones, de los cuales 587,6 millones corresponden a deudas con la Nación.
Por cierto que desde el Gobierno descuentan una reedición del Programa de Asistencia Financiera (PAF) cuya continuidad aparece expresamente mencionada en el proyecto de Presupuesto en tratamiento en el Congreso.
De cualquier manera, la crisis global y el parate económico aconsejan la mayor prudencia, según admiten en el Ejecutivo.

“Está la posibilidad de tomar 300 millones de dólares de las AFJP, pero hoy no podemos contar a esos fondos como seguros”, advirtió el informante.
Además, descuentan que la Provincia debería aportar algún monto extra para financiar el déficit de la

Artículos destacados