El desempleo en el Gran Córdoba subió a 10,8%, la segunda tasa más alta desde 2016

Entre los meses de abril y junio, la desocupación se incrementó 5 décimas respecto del período inmediato anterior y casi tres puntos porcentuales en la relación interanual. En el total de conglomerados de Argentina, ascendió a 9,6%, registrando el peor resultado de la era Cambiemos

Aun previamente a que se observen los efectos más severos que tendrán sobre el mercado de trabajo la recesión y la crisis cambiaria que se extendió desde mayo hasta hoy, al finalizar el primer semestre de este año pudieron observarse importantes signos de alerta en las tasas de desocupación tanto de las jurisdicciones como del país en general.

En el caso del Gran Córdoba, el desempleo se incrementó a 10,8% en el segundo trimestre de este año, de acuerdo con los datos oficiales difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). Este resultado es cinco décimas más alto que  lo observado en el período inmediatamente anterior y 2,7% más que entre los meses de abril y junio de 2017. Aun así, se encuentra por debajo del pico más alto de 11,5% que ocurrió en los tres segundos meses de 2016, cuando el organismo volvió a comunicar cifras respecto de la actividad laboral, luego de la emergencia estadística que determinó la administración de Mauricio Macri al asumir en diciembre de 2015.

Vale señalar que la desocupación más baja para esta parte del país se relevó en el cuarto trimestre del año pasado con 6,6%, dando un salto significativo de casi cuatro puntos porcentuales en los primeros meses de este año.

En tanto, según indica la evolución de los indicadores para el Gran Córdoba, se destaca también el incremento durante 2018 de la tasa de los ocupados que buscan más u otro empleo y de los subocupados que también intentan completar su jornada con otro trabajo. En el primer caso, el porcentaje pasó de 16% a finales del año pasado, a 20,3% y 21,3% en los trimestres sucesivos (tasa más alta de los últimos tres años). En el segundo caso, el incremento es de 8,9% entre noviembre y diciembre de 2017 a 9,8% y 10,5% en los períodos posteriores. Se entiende que estos movimientos se deben principalmente al impacto del incremento de los precios en la canasta de las familias durante los primeros seis meses del año.

En tanto, el Gran Córdoba se ubicó como la quinta jurisdicción con mayor desocupación en los meses de abril a julio de este año, luego de los partidos del Gran Buenos Aires (12,4%), Rawson-Trelew (11,7%), Gran Buenos Aires (11,4) y Santa Rosa de la Pampa con (11,1%).

Mientras tanto, Río Cuarto registró una tasa de desempleo de 7,4% en este período, también con una tendencia ascendente respecto del 6,9% de igual lapso de tiempo del año pasado.

País

Mientras tanto, en el ámbito nacional, la tasa de personas sin trabajo pero que buscan ocupación activamente se ubicó en 9,6%, el peor resultado de la era Cambiemos, según la evolución que mostraron las cifras del Indec desde el segundo trimestre de 2016.

En el histórico, el valor más bajo se midió a fines del año pasado con 7,2%. Mientras, en el segundo trimestre de 2017 la tasa era de 8,7%.

Casi la misma dinámica mostraron los indicadores de ocupados que buscan empleo y subocupados que están intentando conseguir otro trabajo. En los tres segundos meses de este año, los porcentajes fueron de 16% y 7,7% también en el tope la serie.

Mujeres y jóvenes

Un dato significativo que muestra el informe del Indec es que entre los desocupados quienes más complicaciones encuentran para ingresar al mundo del trabajo son las mujeres.

De hecho, en el Gran Córdoba -entre abril y junio de este año- la tasa más alta fue para las mujeres de hasta 29 años con 24,8%. Luego, se ubicaron los varones hasta la misma edad con 15,6%. Más abajo, las mujeres en general con 12,8.

La misma tendencia se observa en el ámbito nacional ya que las mujeres de hasta 29 años tienen una tasa de desempleo de 21,5% y de 10,8% en general.

ANÁLISIS

Advierten de que la situación empeorará en la segunda mitad del año

Con el incremento en el costo de vida que se ha registrado durante 2018 (según el mismo Indec una familia tipo necesitó en agosto un ingreso de $20.868,93 para evitar caer en la pobreza y cubrir el costo de la Canasta Básica Total (CBT), que registró una suba de 36,9% en la medición interanual), el aumento de la desocupación es una noticia aún más negativa

“En el segundo trimestre de 2018, la tasa de desempleo fue de 9,6% de la población económicamente activa, afectando a 150 mil personas. Pese a que la ocupación trepó 2,2% (casi 250 mil trabajadores), la cantidad de desocupados subió casi 14% interanual porque la creación de puestos de trabajo no compensó la mayor cantidad de personas buscando activamente empleo”, indicó la consultora Ecolatina en su análisis.

La entidad también alertó sobre el hecho de que quienes ingresaron este año al mercado de trabajo en la primera parte del año (unas 680 mil personas), aproximadamente un tercio volvió a quedar desocupado, mientras que la mitad de los que fueron empleados no están registrados y su fuente laboral es inestable. Además, se detecta un fuerte incremento del trabajo infantil.

“Estimamos que tras el salto del dólar de agosto, esta situación viene empeorará en la segunda mitad del año. La cantidad de desempleados subirá, debido a que se perderán puestos netos de trabajo (especialmente en el sector industrial y en las pymes) y la búsqueda de ingresos adicionales se intensificará por la profundización de la pérdida del salario real”, concluyó la consultora.

Artículos destacados