Cayó la molienda de soja por la sequía y la pérdida de rentabilidad de subproductos

Ocurrió durante el denominado primer semestre agrícola (entre abril y septiembre pasados). Fue debido a la menor disponibiliad del poroto y a la baja de precios y quita del diferencial de exportación

La sequía más importante del último medio siglo trajo aparejada, entre otras consecuencias, una contracción en la industrialización de la soja que encontró, además, otros factores que potenciaron la situación.
Según un informe elaborado por el Departamento de Información Agroeconómica (DIA) de la Bolsa de Cerales de Córdoba (BCCba), la molienda de soja cayó 17% en el período que va entre abril y septiembre de 2018, respecto de igual lapso del año anterior (primer semestre para la campaña agrícola), y alcanzó así el volumen más bajo de las últimas seis campañas.
Según el reporte, se procesaron 19,7 millones de toneladas, esto es 4 millones de toneladas menos para la comparación interanual.

Eso obedeció, en primera instancia, a la merma de 20 millones de toneladas en la producción de la pasada campaña debido a la sequía que afectó gran parte de las zonas productivas del país, “la peor cosecha en nueve años”, según describió la BCCba.
Otro de los factores identificados por la entidad bursátil fue “el hundimiento del precio de la soja y sus derivados” durante los meses analizados, producto de “una mayor disponibilidad de la oleaginosa a nivel mundial”.
De esta manera, el aceite de soja, que tuvo una caída de 15% en su producción durante el primer semestre de la campaña anterior, tuvo una baja en su precio de más de 100 dólares entre abril y septiembre, hasta ubicarse en 650 dólares por tonelada.
Ello originó que fuera “más atractivo exportar el grano sin procesar que transformarlo y exportar sus derivados, cuyo valor fue relativamente menor”. Lo mencionado se encuentra relacionado con “la eliminación del diferencial que existía en nuestro país entre los derechos a la exportación del poroto de soja y sus derivados”, indicó la entidad bursátil.
“A su vez, la relación entre la soja y sus subproductos se acentúo por la guerra comercial de Estados Unidos y China, que provocó que el precio del poroto en Sudamérica fuera mayor al del mercado de Chicago, debido a la necesidad del país asiático de poroto para moler en su territorio”, agregaron.

Molienda de cereales
El informe de la BCCba también detalló que la molienda de maíz mostró un incremento de 9,3% entre marzo y agosto de 2018 con respecto al mismo período del año anterior, al alcanzar 3.077.000 toneladas; y la industrialización del trigo desde diciembre de 2017 a agosto de 2018 cayó 2,6% hasta sumar 4.141.800 toneladas.

Causas de la baja

La producción de soja durante la campaña pasada registró una caída en volumen de 20 millones de toneladas debido a la sequía.

Cayó el precio de la soja y sus derivados, y se eliminó el diferencial de exportación, lo que quitó rentabilidad a la industrialización del poroto.

Artículos destacados