Fadea pasó con éxito su primer trabajo conjunto con Etihad y amplía negocios

Reacondicionó siete aeronaves de Latam, una tarea que en menos de un mes le permite facturar $10 millones

Por Javier De Pascuale – jdepascuale@comercioyjusticia.info

La Fábrica Argentina de Aviones Brigadier San Martín (Fadea) y la empresa Etihad Engineering, de Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos, dieron inicio al negocio conjunto de mantenimiento y reparación de aeronaves puesto en marcha en los últimos meses, con la entrega ayer de los primeros siete aviones de Latam reacondicionados para el servicio de vuelos low cost.
Se trata de un viejo anhelo de la fábrica estatal, el posicionarse como un centro de mantenimiento regional de aviones con servicios atractivos para las aerolíneas que trabajan en la región sudamericana, que son cada vez más y que están viviendo un momento de espectacular expansión a partir de la apertura del mercado a los vuelos de bajo costo.
Esto otorga a la empresa argentina “una ventana de oportunidad inimaginable” en materia de negocios MRO -siglas de Mantenimiento, Reparación y Overhaul (inspección general)-, consideró ayer Fernando Sibilla, director Ejecutivo de Fadea, en la presentación a la prensa del primer producto concreto de la sociedad firmada a inicios de octubre con Etihad, que fue el retrofit de cabina de siete aeronaves de Latam.

Por vez primera -y en sólo 27 días- un equipo especializado compuesto por decenas de técnicos capacitados especialmente para esa tarea junto a Etihad. Realizaron en Córdoba una tarea “que era impensable hace poco tiempo atrás”, según las autoridades de Fadea: el recambio de toda la cabina de los aviones entregados por Latam para reposicionar el interior y elevar la cantidad de plazas de 168 a 174. Una tarea de menos de un mes que se factura por cerca de 10 millones de pesos.
Para Etihad fue la prueba de fuego que le permite ratificar ante decenas de aerolíneas y empresas de todo el mundo a las cuales les brinda servicios, que sumó un nuevo taller de mantenimiento de aeronaves de fuselaje estrecho (pasillo simple, tipo Boeing 737 o Airbus 320) en el corazón del continente sudamericano, a sólo una hora de vuelo de Santiago de Chile o Buenos Aires y a dos horas y media de San Pablo, por mencionar tres hubs aéreos de máxima importancia en la región.
Fue la razón por la cual participaron ayer de la presentación ante la prensa Abdul Khailic, CEO de Etihad Engineering a escala mundial, y Frédéric Dupont, vicepresidente. “Estamos felices de este primer paso en esta sociedad conjunta.
Tengo confianza en que será un éxito. Pensamos que muchas aerolíneas van a confiar en el servicio que brindamos aquí, aunque hay que avanzar paso a paso para llegar a buen puerto”, dijo ayer Khailic.
“Etihad necesitaba dar respuesta a uno de sus mejor clientes, que es Latam, sobre la posibilidad de establecer un centro de mantenimiento y reparación en la región sudamericana y por eso el ofrecimiento de Fadea nos vino perfecto”, explicó por su parte Dupont. Luego, la empresa árabe valoró las instalaciones y la capacitación del personal de la empresa cordobesa.
Lo que faltaba era ver en la práctica la respuesta en calidad de servicio y en rapidez, para terminar de cerrar el círculo y “esa respuesta fue acorde a lo comprometido”, afirmó.
Con esto, se confirma el acuerdo de sociedad entre ambas empresas por cinco años para brindar un servicio cuyo mercado en la región asciende a más de dos millares de aviones de fuselaje estrecho con necesidad de mantenimiento y cuyo horizonte potencial se ubica de 25 mil a 30 mil aeronaves a escala mundial.

Paso a paso, hasta dejar de vivir del Estado
“Cuando asumimos, en 2015, Fadea facturaba apenas 1,5% de sus negocios con el sector privado de demanda de servicios. Este este año cerraremos con un rango del 13-14% de todo lo facturado, por fuera del Estado nacional.
El año que viene tendremos 23% y esperamos llegar al 2023 con un 50%, de modo que esta empresa que es estratégica para el país también sea sustentable por sí misma, sin depender de los impuestos que pagamos todos los argentinos.
Este es el camino para poder lograrlo y de a poco lo estamos consiguiendo”, anunció ayer con satisfacción Antonio Beltramone, presidente de la empresa estatal.

Para lograrlo, la firma realizó una reestructuración de personal e instalaciones, capacitó personal y avanzó en las certificaciones internacionales que la habilitan para la realización de inspecciones mayores a estas familias de aeronaves.
El overhaul de aeronaves es un proceso permanente y programado, obligatorio para todos los aviones, que regularmente deben realizar tres niveles de revisión. Una de primer nivel que abarca la inspección general de los sistemas, los componentes y la estructura para verificar la integridad del avión tanto por dentro, como por fuera.
La revisión B que es más profunda, revisa la seguridad de los sistemas, los componentes y la estructura, con reparación y corrección de lo que haga falta. Y un nivel C que es aún más profundo a nivel de desarme y reparación de todos los sistemas.
Fadea tiene habilitación para el primer nivel y aspectos del segundo, y avanza en certificaciones en particular para los aviones Airbus A320 y Boeing 737 para las revisiones profundas.

Artículos destacados