Avanza la eliminación de la «tablita», que sería aprobada el jueves

El proyecto de eliminación de la “tablita de Machinea” obtuvo ayer en Diputados un dictamen de Comisión favorable con el apoyo de la mayoría de los bloques y hoy sería aprobado por la Cámara Baja en una sesión especial. Este mecanismo de cobro encarecía el impuesto a las Ganancias para los salarios de más de 7000 pesos mensuales, por lo cual su supresión beneficiará a 5% de los trabajadores con mejores sueldos (300 mil personas), quienes pagarán entre 500 y 1.300 pesos menos por mes.
Los bloques del Frente para la Victoria, la Coalición Cívica, el PRO y la UCR anticiparon que votarán a favor de la propuesta en general y marcarán algunas diferencias en el tratamiento en particular.
El jefe de Gabinete, Sergio Massa, estimó ayer que “el jueves el Congreso va a estar transformando en ley este proyecto”, por lo cual se podrá promulgar antes de fin de año.

Regresivo y acotado

Un estudio de Artemio López -director de la Consultora Equis- comparó la eliminación de la “tablita” con el anuncio de un aumento a jubilados y pensionados realizado esta semana por la presidenta Cristina Fernández. La primera significará al Estado resignar 1.500 millones de ingresos fiscales por año de manera permanente para beneficiar a 300 mil personas, mientras que el incremento a la clase pasiva tendrá un costo de 1000 millones anuales, por única vez, para beneficiar a cinco millones de beneficiarios.

Según López, la relación entre la población beneficiada por una y otra medida “es 16 a 1 en favor de jubilados y pensionados con ingresos mayormente ubicados en el séptimo decil de ingresos per cápita (sectores medios bajos y medios), contra beneficiarios de la eliminación de la tablita, ubicados todos en el décimo decil, la cima (de sectores medios altos y altos)”.
En este contexto, concluye López, la supresión de este mecanismo de cobro “tampoco puede ser considerada una medida adecuada tanto por su regresividad, cuanto por su extensión”.

IRRACIONAL
Según el consultor Artemio López, es necesario “un plan social de contingencia”, cuyo costo fiscal “transforma en irracionales” y “antipopulares” medidas como la eliminación de la “tablita”.

Artículos destacados