Automotrices: ya llegan a 1.700 las suspensiones

ACTIVIDAD. Luego de un 2013 en el que se batieron récords de producción y comercialización, en 2014 la realidad parece haber cambiado por completo.

Peugeot-Citroën se sumó a las medidas que ya está tomando Iveco en Córdoba. También es complicada la situación de las empresas autopartistas.

Alrededor de 1.700 operarios permanecen suspendidos por las automotrices Iveco y Peugeot-Citroën, como consecuencia de la crisis que arrastra ese sector industrial, derivada de la caída en la comercialización y producción de autos.

La situación también empieza a extenderse al sector de autopartes, en el que ayer los trabajadores de la empresa Gestamp cortaron la avenida Panamericana (en el Conurbano bonaerense) durante dos horas en protesta por 70 suspensiones durante mayo.

La crisis está generando gran preocupación en la conducción nacional del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), que conduce Ricardo Pignanelli, ya que prevé que las suspensiones pueden extenderse a otras automotrices y al sector de concesionarias.

En distintas oportunidades este directivo había rechazado la posibilidad de lanzar medidas, pero deberá responder ante los sindicatos de base.

En este escenario complejo, la automotriz Volkswagen podría suspender a 400 empleados en su planta de Pacheco (provincia de Buenos Aires) y discute con Smata un sistema de suspensiones rotativo o directamente el despido si el mercado no se reactiva.

La automotriz Peugeot-Citroën anunció la suspensión de mil trabajadores, por tiempo indeterminado, y suprimió un turno de producción de su planta de la localidad bonaerense de Villa Bosch, debido a la crisis que atraviesa ese sector industrial.

La empresa fundamentó la medida “para adecuar el stock de producción por la caída (en las ventas) de los cuatro primeros meses” de este año. Los trabajadores suspendidos cobrarán 65% de su sueldo hasta ver “cómo evoluciona el mercado interno”, que en los últimos dos meses se desplomó en la producción y en la comercialización.

En Córdoba
La seccional Córdoba del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), confirmó esta tarde que la empresa de camiones Iveco suspenderá a partir de mañana a los 700 trabajadores de su planta ubicada en Ferreira. La medida será hasta el 14 de este mes.

El secretario de Prensa de ese sindicato, Leonardo Almada, confirmó la medida tomada por Iveco, empresa subsidiaria de la automotriz Fiat, y señaló: “La situación está muy complicada, pero estamos ocupándonos del tema y buscando soluciones”.

El sindicalista señaló que “por el momento es la única planta que está aplicando suspensiones, y en las restantes automotrices y concesionarios la situación hasta ahora es normal”.

El secretario de Prensa del Smata señaló que el gremio tomó contacto con el gobierno provincial para explorar la posibilidad de que por medio del Banco de Córdoba se puedan abrir líneas de créditos blandas para promover la compra de autos.

También en Córdoba, la Unión Obrera Metalúrgica local denunció que vienen produciéndose “despidos hormiga” en el sector de las autopartistas e informó que ya se produjeron alrededor de cien.

Los patentamientos de autos en abril cayeron 35,5% respecto de igual período del año pasado, según datos propios del sector. Por su parte, la Asociación de Fábricas de Automotores ya informó que en marzo se registró una baja de 21,3% en la producción.

Artículos destacados