Precios se estabilizaron en abril, pero por encima de 2%

Variación mensual canasta familiar

La canasta que mide el Sindicato de la Alimentación mostró un alza de 2,6%. Alimentos y Bebidas creció 2,85%. En el año, el nivel general acumula un incremento de 14,3%, tres puntos porcentuales menos que el rubro Alimentos. Para Almaceneros también se amesetó, pero a un valor mas alto.

La canasta familiar que releva el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA) mostró en abril una variación de 2,6 por ciento en el nivel general, a raíz de un aumento de 2,85 por ciento en Alimentos y Bebidas, rubro que más pondera en la determinación del combo para una familia tipo.

El alza experimentada en abril se ubicó levemente por encima de la exhibida en el mes anterior -siempre para el nivel general-. Mostró así un amesetamiento, aunque en un valor superior a dos por ciento de variación intermensual.

Ese nivel, si bien alto, es ciertamente menor que la dinámica que habían exhibido los precios que componen la canasta en los últimos cuatro meses. En rigor, desde julio del año pasado -salvo octubre-, las subas de los valores generales relevados siempre se situaron en torno a tres por ciento mensual, con incrementos mayores en noviembre, diciembre y principalmente en enero y febrero últimos.

Con los datos de abril, la canasta acumula una suba en el año de 14,3 por ciento, lo cual ya es más de la mitad del aumento registrado en todo 2013, que fue de 26,4 por ciento.

Por rubro
En cuanto al desglose por rubro, Alimentos y Bebidas mostró en abril una variación positiva de 2,85 por ciento y acumula un alza de 17,13 por ciento.

Dentro de ese ítem, los mayores incrementos se observaron en Azúcar, dulces, golosinas, cacao y derivados, con 11,79 por ciento, y en Pescados frescos y en conserva, con 11,11 por ciento.

En tanto, Bebidas se ajustó 7,2 por ciento y Productos lácteos y huevos, 6,89 por ciento.

Asimismo, los que menos aumentaron fueron Frutas, legumbres y verduras, 1,74 por ciento, y Carnes, embutidos y fiambres, con 1,86 por ciento. También mostraron leves subas Aceites y grasas: sólo 0,42 por ciento.

En tanto, registraron bajas los rubros Cereales y sus derivados, con 0,98 por ciento.
Como fuere, para el STIA, la canasta de alimentos pareció volver a mostrar aumentos fuertes tras el piso alcanzado en marzo, de apenas 0,9 por ciento de variación mensual.

El resto de la canasta
Con relación al resto de los ítems que ponderan en la canasta familiar, exhibió movimientos dispares.

Así, Atención médica y gastos en salud subió 6,42 por ciento. No obstante, este rubro sólo impacta 2,24 por ciento de la canasta total.

En tanto, Equipamiento y funcionamiento del hogar trepó 3,17 por ciento.

Por su parte, Vivienda, combustible y electricidad se incremetnó 2,62 por ciento y acumula 11,34 por ciento en lo que va del año. Según el STIA, esa categoría pondera 24,5 por ciento a la hora de calcular el desglose de gastos que conforman la canasta.

Por lo demás, Indumentaria subió 2,45%, Bienes y servicios varios, 2,37%, Transporte y comunicaciones, 0,99%, y Esparcimiento y educación, 0,59%.

La canasta que mide el STIA es una de las más referenciadas por los diferentes gremios a la hora de discutir salarios, ante la falta de confiabilidad del Índice de precios al Consumidor (IPC) que medía Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) hasta diciembre.

La entidad registra un combo de 200 productos, de los cuales 125 son del rubro Alimentos y bebidas y fueron relevados en súper e hipermercados de la ciudad de Córdoba.

En tanto, respecto al IPC Nacional Urbano (IPCNu), que comenzó a publicar el Indec desde enero, la canasta mostró similitudes en la curva de evolución aunque no en sus valores.

Por ejemplo, en enero el nuevo IPC arrojó un alza de 3,7%, frente al 5,41% de la canasta del STIA; en febrero el primero relevó 3,2% y el segundo 3,97%, mientras que en marzo la relación fue de 2,6 por ciento para el IPC y de 2,18 para la canasta.

Canasta
Para almaceneros subió 4,25%. insisten con Precios Cuidados

La canasta que mide el Centro de Almaceneros, Autoservicios y Comerciantes Minoristas de Córdoba registró en abril un aumento de 4,25 por ciento, cifra levemente superior al 3,57 por ciento que mostró en marzo, aunque muy por debajo de los valores de enero y febrero.

Los detalles de la medición se informarán hoy. En tanto, Germán Romero, gerente de la entidad, insistió en la necesidad de sumar el sector al programa Precios Cuidados, para poder afrontar “con las mismas herramientas” que las grandes superficies la caída de las ventas en lo que va del año.

 

Artículos destacados