Aun sin aval de Nación, alista De la Sota emisión de letras

Firmó un decreto que activa un programa por hasta 800 millones de pesos. Contratan a Bancor por 2,5 millones de pesos como agente organizador y colocador. Por ahora sin autorización de la Nación, las amortización de las letras no podrán exceder el ejercicio anual. Aún no hay fecha para una primera salida al mercado. Ayer, la tasa Badlar marcó un record histórico.

La Provincia ultima los detalles para debutar en el mercado con la emisión de Letras del Tesoro , luego de que ayer se conoció el decreto 312 firmado por el gobernador José Manuel de la Sota, por el que se avanza en la creación del programa destinado a emitir deuda por hasta 800 millones de pesos.

Se trata de un paso previo ineludible para preparar la salida al mercado con esos instrumentos de corto plazo por los que se espera lograr liquidez para afrontar estrechez de caja y eventualmente destinar a gastos de capital como obra pública, según admitieron a Comercio y Justicia fuentes del Ejecutivo.

Con todo, los informantes reconocieron que aún no está la autorización del Ministerio de Economía de la Nación para poder emitir instrumentos cuya fecha de vencimiento exceda el año calendario.

Días atrás, el ministro de Finanzas, Ángel Elettore, había sugerido que aguardarían el aval aunque, hasta que eso ocurriera, podían avanzar en emisiones puntuales con vencimientos antes del 31 de diciembre próximo.

Si bien la Provincia no brindó mayores detalles, la intención oficial sería estar preparados para la salida al mercado antes del cierre del primer semestre para, entre otros fines, obtener liquidez de cara al pago del medio aguinaldo.

Como fuere, la Provincia aún necesita la calificación por parte de Moody´s del Programa de Letras 2014, entre otros pasos previos.

Por lo pronto, el decreto que se conoció ayer está fechado el martes 8 de abril pasado. Su publicación casi al mismo tiempo aporta alguna pista respecto a que los plazos de salida al mercado pueden acelerarse.

Respecto a los alcances del instrumento legal, el artículo 1 avanza en la creación de “un Programa de Emisión de Letras del Tesoro de la Provincia de Córdoba por un valor nominal en circulación de hasta la suma de $800 millones para el año 2014”.

La emisión está asentada en el artículo 32 del Presupuesto provincial 2014, que fija “un valor nominal en circulación de $800 millones o su equivalente en moneda extranjera el monto para autorizar a la Tesorería General de la Provincia a emitir Letras del Tesoro, Pagarés u otro medio sucedáneo…”.

En ese marco, la Provincia avanzó también con la contratación de la entidad crediticia oficial como agente organizador y colocador del endeudamiento. Específicamente, el artículo 2 del decreto refiere a una “contratación directa” con el Banco de la Provincia de Córdoba para la “realización de las tareas pertinentes para la instrumentación, emisión y colocación de las Letras, actuando el mismo como Banco Organizador y eventualmente como Colocador, autorizándolo a contratar a los agentes colocadores, fiduciarios, calificadoras y demás agentes que considere necesario a los fines de cumplir dichas tareas”.

El costo de esa tarea será de hasta 2,5 millones de pesos, “neto de impuestos, en concepto de gastos y/o costos relativos a la implementación del Programa y/o la emisión de cualquier serie y/o clase bajo el mismo para el ejercicio 2014”.

En cuanto al decreto en sí, incluye detalles respecto a las características del programa, entre ellos las series o clases y la moneda de emisión y pago, que podrá ser “pesos, dólares estadounidenses o en cualquier otra moneda”.

También se hace mención a la denominación mínima y unidad mínima de negociación, el precio de emisión, fecha de vencimiento y amortización, intereses y garantía.

En la misma línea, se incluye el mecanismo de colocación, régimen de adjudicación, integración, licitación por tramos y forma de liquidación y negociación.

Finalmente, se hace referencia a las formas de Instrumentación de las letras y a los participantes, además de detalles sobre los pagos a los agentes contratados para la estructuración y colocación y la legislación aplicable para la emisión.

Por lo demás, en los considerandos de la norma recuerdan que “la Provincia en los años 2011 y 2012 ha utilizado esta herramienta financiera que le ha permitido cubrir defasajes financieros de corto plazo, en el marco del Programa de Emisión de Letras del Tesoro de la Provincia de Córdoba creado por Decreto N° 1591/11, obteniendo, en general, montos superiores a los iniciales y tasas similares a las obtenidas por los principales emisores que actúan en el mercado de capitales”.

Dos años después
La Provincia debutó con la emisión de letras a fines de 2011, ya en la gestión De la Sota.

En aquella ocasión se lograron ingresos por 33 millones de pesos. En el caso del tramo a 169 días, se pagó Badlar más 3,95 puntos porcentuales.

En aquel momento, la tasa de referencia se situaba en torno a 19 por ciento, por lo que se convalidó una tasa final de 23 por ciento anual.

Las emisiones posteriores fueron en 2012: la segunda serie, a fines de marzo, logró 71,8 millones y para el segmento hasta 182 días pagó Badlar más 2,5 por ciento.

La tercera fue al mes siguiente y recaudó 89,7 millones de pesos. Entonces se pagó Badlar más 2,75 por ciento para un tramo similar al anterior.

Finalmente, la últimja emisión, la cuarta, fue en mayo y logró 47,5 millones de pesos. El tramo a 190 días convalidó Badlar más 2,75 puntos.

En esos meses de 2012, la tasa Badlar bancos privados osciló entre 11 y 13 por ciento.

El punto es que el costo del dinero hoy es sensiblmente mayor que entonces. De hecho, ayer la tasa Badlar tocó un récord de 26,93 por ciento. En ese marco, cualquier emisión de la Provincia hoy a un plazo en torno a los 170 días, pagaría un interés anual superior a 30 por ciento.

Artículos destacados