Alimentos sin IVA, una medida “promisoria” pero “insuficiente”

En un informe, el Ieral de la Fundación Mediterránea estimó que el costo fiscal de lo propuesto por el Gobierno nacional será cercano a 50% de lo destinado a la Asignación Universal por Hijo durante el año 2016.

La reducción del impuesto al Valor Agregado (IVA) sobre los productos de la canasta alimentaria sacaría de la pobreza a 481.000 personas y rescataría de la línea de indigencia a otras 355.000, lo que en conjunto beneficiará a 836.000 ciudadanos. No obstante, la medida no sería suficiente para contrarrestar los 12,2 millones de pobres y 2,4 millones de indigentes que hay en el país, según lo indicó ayer un estudio del Ieral de la Fundación Mediterránea.

La reducción del IVA sobre los productos de la canasta familiar propuesta por el Presidente de la Nación “para beneficiarios de programas sociales, becas de empleo y jubilados favorecería a 481.000 personas y aparece como una iniciativa promisoria pero insuficiente”, explicaron los economistas Gerardo García Oro y Luis Laguinge.

“La aplicación podría lograr que unas 481.000 personas salgan de la pobreza y otras 355.000 abandonen la condición de indigencia, pero persistan por debajo de la línea de la pobreza”, dice el estudio, que tiene en cuenta que hasta el segundo semestre de 2015 esta situación alcanzaba a 12,2 millones de personas.

“No obstante, la reducción de la pobreza y la indigencia sería de 1,1 y 1,4 puntos porcentuales, respectivamente, con relación a los niveles de pobreza e indigencia observados en 2015, que ascendían a 28% y 5,9%”, expresan los expertos en el informe.

García Oro y Laguinge estiman que “la medida tendría un costo fiscal equivalente a 5% de la actual recaudación de IVA y cercano a 50% de los recursos que durante 2016 se destinarán a los programas Asignación Universal por Hijo (AUH) y por Embarazo, un nivel significativo que no debe ser excluido del análisis de costo-efectividad de la medida”, indicaron los especialistas, al realizar una simulación -de algo todavía no implementado por el Gobierno-.

Metodología
En este ejercicio presentado por la Fundación Mediterránea se estableció como supuesto una rebaja de 15 puntos porcentuales para aquellos productos afectados por una alícuota de 21% y una total para los bienes alcanzados por una alícuota de 10,5%.

Posteriormente, se estimó el peso total del IVA sobre el total de la canasta básica y se calcularon nuevamente las tasas de pobreza e indigencia, con el reintegro correspondiente incluido para los grupos beneficiados.

Los resultados de la simulación indican que la pobreza se reduciría 1,1 punto porcentual (481 mil personas) y la indigencia en 1,4 punto porcentual (355 mil personas).

Por edad
Según se explicitó, los menores de 18 años serían los más beneficiados. La tasa de indigencia entre ellos pasaría de 8,5% a 7,4%, lo cual equivale a que 180.000 infantes puedan superar esta condición.

En cuanto a la pobreza infantil, presentaría una disminución de 1,7 punto porcentual (es decir, 183 mil niños).

Por otro lado, el impacto es más reducido entre los demás grupos poblacionales.

Artículos destacados