lunes 22, abril 2024
El tiempo - Tutiempo.net
lunes 22, abril 2024

Alberto embistió contra la Corte, insistió en una reforma judicial y defendió a una Cristina indiferente

ESCUCHAR

Cuestionó el fallo sobre la coparticipación a la CABA. Denunció “operaciones” entre miembros del Poder Judicial, medios de comunicación y políticos opositores. Cargó contra la condena a la vice en la causa Vialidad y pidió celeridad para resolver el atentado en su contra. Aún así, Fernández de Kirchner se mantuvo distante, señal de una relación partida. Destacó logros y enumeró, sin profundizar, los problemas irresueltos. Críticas de la oposición

El presidente Alberto Fernández se despachó con duros cuestionamientos contra miembros del Poder Judicial, la Corte Suprema en particular, medios de comunicación, sectores de poder económico y políticos opositores, en un discurso de apertura de sesiones ordinarias del Congreso en el que también defendió a su vice, Cristina Fernández que, no obstante, se mostró indiferente en todo momento.

Fueron dos horas con dos capítulos bien diferentes. Un primer tramo monocorde en el que repasó parte de su gestión, defendió logros y enumeró los frentes a resolver, entre ellos los económicos y un segundo capítulo, más breve, encendido y cargado de denuncias que no por ser nuevas, subieron la temperatura en el recinto con aplausos y críticas a viva voz, en este caso desde la oposición.

Vanos fueron los párrafos en los que salió en defensa de Cristina. La vice pareció inmutable. Su gestualidad y no ya sus palabras -sólo habló para abrir y cerrar la sesión-, fueron una evidente señal de una relación ya sin retorno.

Para completar el cuadro, su hijo y diputado nacional Máximo, faltó a la cita legislativa.

Por cierto, todo frente a la presencia inmutable de dos de los supremos: Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz.

Delivery de denuncias

El detonante de la embestida del Presidente fue la necesidad de fortalecer el federalismo en el país. En ese marco, trajo a colación el pronunciamiento de la Corte que favoreció a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) por el tema coparticipación

“No puedo ser indiferente al ver las asimetrías que separan a esta maravillosa ciudad de Buenos Aires de rincones de la Patria en donde se postergan los sueños de argentinos y argentinas que parecen condenados al olvido”. dijo.

Acto seguido aseguró que el fallo de la Corte que favoreció a la administración de Horacio Rodríguez Larreta -lanzado ya como precandidato a presidente por Juntos por el Cambio- fue contrario a la ley de coparticipación vigente. “Le quita dinero a los que más necesitan y destina esos mismos recursos a la ciudad más opulenta del país”.

“La intromisión de la Justicia en la ejecución presupuestaria es definitivamente inadmisible”, consideró al tiempo que recordó la resolución por la que dispuso rediseñar la composición del Consejo de la Magistratura. 

El discurso caldeó el recinto, hasta entonces apagado y con tibios aplausos sólo reforzados cuando se mencionaba a Cristina, a los héroes de Malvinas, a los 40 años de democracia o a Sergio Massa. La oposición, indiferente, acusó recibió y vociferó críticas a los dardos del jefe de Estado.

Fernández cuestionó luego la “intromisión” del Poder Judicial sobre los otros dos poderes del Estado.

En este marco, justificó el pedido de juicio político que promovió en contra los supremos.

“No hay nada en la Constitución que lo impida. No hay ningún ataque ni embestida contra la Justicia”, aseveró. El proceso de enjuiciamiento se desarrolla en la Comisión de Juicio Político de la Cámara de Diputados.

Y siguió. “No podemos seguir mirando impávidos cómo las disputas palaciegas desatadas en el más alto tribunal del país por controlar el manejo de los recursos económicos del Poder Judicial acaban desatando abusos inadmisibles”, continuó el presidente.

Con todo, ya antes había dado indicios de su enfrentamiento con sectores del Poder Judicial.

Fue al principio cuando pidió celeridad a la Justicia para resolver la causa por el atentado contra la vice. “Le pido a la Justicia que actúe con la misma premura con la que archiva causas en las que jueces, fiscales o empresarios poderosos asoman como imputados”, espetó.

No fue el único momento en que defendió a Cristina. En el tramo de la embestida a la Corte y a miembros de la Justicia, también trajo a colación la causa Vialidad en la que la vice fue condenada. Consideró allí que la vicepresidenta es “perseguida injustamente”, por los tribunales. Reclamó entonces que la Justicia “vuelva a abrazar al derecho y deje de servir a factores de poder persiguiendo a quienes representan el pensamiento popular”.

Para completar, reafirmó que “hace años que venimos denunciando la conformación de una estructura que opera de manera coordinada en la que se involucran miembros del Poder Judicial, medios de comunicación y políticos de la oposición. En varias ocasiones este accionar fue apuntalado por los servicios de inteligencia y seguridad en clara violación a las prohibiciones que establece la ley”, dijo.

Contra el poder mediático

Previamente, había aludido a los logros de su gestión y como el “poder mediático” se esforzaba en desinformar sobre esos avances.

“Hemos soportado una sistemática acción de desinformación de las políticas que se llevaron adelante desde el gobierno. Esa suerte de cerco informativo fue muy difícil de eludir dados los niveles de concentración que existen en nuestro sistema de medios de comunicación. Además, muchos de esos medios expresan intereses económicos y políticos opositores al gobierno que ocultan o tergiversan información a sus lectores, oyentes o televidentes”, señaló.

Sin embargo, destacó que nunca desde su Gobierno se apeló a interferir en la libertad de prensa y expresión.

Contra la oposición

“Los que atentaron contra la Constitución son los que armaban mesas judiciales y perseguían con recursos estatales a jueces, a periodistas, a políticos opositores y hasta a sus propios compañeros -asestó-. No pretendan ahora dar lecciones de institucionalidad y fervor democrático. Sólo quiero dejar en claro quien respeta la República y quién no”, señaló luego respecto particularmente a sectores de Juntos por el Cambio. Otra vez, los gritos de uno y otro lado coparon el recinto.

En paralelo, advirtió sobre un nuevo “embate privatizador” de las empresas públicas que, según consideró, impulsan determinados sectores de la oposición.

“¿Alguien cree realmente qué tiene un futuro mejor si se imponen políticas de ajuste, reducción de derechos y una mayor concentración de ingresos? Esto ya se intentó y conocemos los resultado. Hoy nos lo siguen proponiendo con el agravante de que nos anuncian más rapidez y más profundidad”, finalizó.

“Moderado”

Por lo demás y aunque se esmeró en ponderar a la vicepresidenta -recordó que fue en su gestión que se estatizó YPF que hoy multiplica utilidades-, también se despachó con una crítica elíptica hacia los sectores del Frente de Todos que le piden decisiones contundentes en determinados frentes.

“En este tiempo, escuché como una y otra vez criticaban mi moderación. Pero con esa moderación fui capaz de enfrentar a los acreedores privados y pude ponerle freno a los condicionamientos que el FMI le había impuesto al gobierno que me precedió”, recordó

“Con esa moderación fui quien puso el pecho a la pandemia, y quien terminó de levantar hospitales que a mi llegada alguna gobernadora consideraba innecesarios”, disparó, en alusión a la gestión de María Eugenia Vidal.

Logros y dificultades

El discurso del presidente estuvo atravesado por la cita de determinados logros o ejemplos que se tradujeron en referentes presentes en las gradas. Fue el caso de un veterano de Malvinas, de un empresario, de la beneficiaria de un programa de vivienda o de otra que, desde la economía popular, logró formalizarse y tener cobertura jubilatoria y social.

En ese contexto, destacó que el país sumará «tres años consecutivos de crecimiento económico, algo que no sucedía desde 2008”.

En esa línea convocó “a ponderar lo logrado y a reflexionar sobre el hecho de que sólo manteniendo nuestras políticas de desarrollo inclusivo vamos a poder generar trabajo y hacer una sociedad más igualitaria”.

El mandatario puso de relieve que “la economía volvió a crecer durante 2022 y registró un aumento de 5,4%”, y de ese modo “sumamos más crecimiento al 10,3% que se registró durante 2021”. Además recordó que también este año se registrará una mejora.

También destacó el crecimiento del empleo y la baja del desempleo, la mejora en el consumo, en la inversión y en las exportaciones al tiempo que puso énfasis en la inversión en obra pública.

“Argentina es sustancialmente mejor que hace tres años”, consideró luego de enumerar acciones en cada una de las áreas de Gobierno.

Con todo, volvió a mencionar cómo la herencia recibida más el impacto de la pandemia y la guerra entre Ucrania y Rusia, condicionaron a su gestión.

En esa línea, dijo entender “el malestar y la queja de los más débiles” y admitió que la “alta inflación” que afecta la economía “es un factor central de desorganización de nuestra economía”. Sin embargo, no anunció ninguna medida para enfrentarla.

Al mismo tiempo dijo que no hace falta que venga el FMI a decirnos que tenemos que tener equilibrio fiscal o comercial al señalar que son premisas necesarias para lograr el crecimiento y contar con reservas suficientes, claves para luego lograr una mejor redistribución.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leé también

Más populares

Sin contenido disponible

¡Bienvenid@ de nuevo!

Iniciá sesión con tu usuario

Recuperar contraseña

Ingresá tu usuario o email para restablecer tu contraseña.

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?