Ahora también analizan un bono para los estatales nacionales

El Gobierno nacional instrumentaría también un bono de fin de año para los empleados estatales, en línea con el que se oficializará esta semana para el sector privado.
El dato fue deslizado ayer por diferentes medios porteños frente a la creciente expectativa por la recomposición salarial de emergencia que el Gobierno pretende avalar frente al deterioro del poder adquisitivo del salario.
Por lo pronto, ayer, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, insistió en que “esta semana saldrá el decreto que lo instrumenta”, en elusión al pago extra de 5 mil pesos para los trabajadores del sector privado.
Sica ratificó que el bono será de caracter no remunerativo y podrá pagarse en dos tramos: uno en diciembre y el otro en febrero.”Esto permite que sea pactado en cada una de las negociaciones colectivas”, expresó al tiempo que admitió que los sectores que tengan dificultades para abonarlo porque fueron impactados por la crisis, podrán acordar pagos en más cuotas o eventualmente montos menores.

El texto del decreto que trascendió ya el viernes, señala expresamente que el bono no tendrá alcance para empleados públicos ni jubilados. Tampoco para trabajadores rurales y empleadas domésticas que en todo caso podrán pactar condiciones adicionales en sus respectivos convenios.
Sin embargo, trascendió que el Gobierno avanza en la instrumentación de un plus para los empleados públicos nacionales pero que también comprometería a las provincias.
Por lo pronto, esta semana habrá una reunión entre el vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra y el titular del gremio de estatales (UPCN), Andrés Rodríguez, para avanzar en lo relativo al monto y la modalidad de pago.
Se estima que la cifra será similar a la establecida para los privados -unos 5.000 pesos- y la intención oficial es que también sea pagadero en dos cuotas.
La medida beneficiará a unos 200.000 empleados públicos de la Administración Central (Ministerios y organismos centralizados y descentralizados), excluyéndose empresas del Estado, Universidades y personal de Fuerzas Armadas y Seguridad.
Entre las versiones que circulan, también se habla de un extra para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH).
Por lo pronto, jubilados y beneficiarios de la AUH percibirán un extra de 1.500 pesos en diciembre, según lo acordado oportunamente cuando se les otorgó un plus de 1.200 pesos en septiembre, siempre en función de mantener el alicaído poder adquisitivo de esas prestaciones, golpeadas por la inflación.

La Provincia analiza alternativas
Mientras tanto, el Gobierno provincial definirá en los próximos días si también avanza en la asignación de un bono de fin de año a los estatales.
Es que luego de renegociar la claúsula gatillo a partir de una caída en la recaudación en términos reales, dejó pendiente de acordar los aumentos salariales de noviembre y diciembre. Esas subas iban a analizarse en función de la evolución de los ingresos y de los precios minoristas. En ese marco, desde el Ejecutivo no descartan aplicar también un bono a los empleados públicos aunque aún se desconoce el monto del eventual plus.
En principio, ese pago no remunerativo es rechazado desde la UEPC que pretende un porcentual sobre el salario.

Artículos destacados