Advierten que las retenciones frenaron el desarrollo 50 años

“Este conflicto ha puesto sobre la mesa un tema recurrente entre el sector agropecuario y los sucesivos gobiernos”, aseguró Lucio Reca en el marco de la disertación "Sector Agropecuario de la República Argentina", organizada por el Instituto de Economía y Finanzas (IEF) de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNC.
“El tema de las retenciones comenzó hace 57 años, más o menos, en octubre del 1955, y desde ahí en adelante siempre ha sido un tema de fricción, de constantes enfrentamientos y, por sobre todas las cosas, creo que esto ha empobrecido el diálogo entre las entidades representativas del sector y del Gobierno”, aseguró el economista.

Al respecto, el ex secretario de Agricultura durante la presidencia de Ricardo Alfonsín, explicó que “este viejo reclamo resagó la toma de medidas estratégicas” tales como la incorporación de fertilizantes en la agricultura argentina, cuando en el mundo ya llevaban más de 20 años de existencia.
Otro ejemplo brindado por el especialista durante la conferencia fue también el retraso en la incorporación de la soja como nuevo cultivo, cuando en Estados Unidos e inclusive en Brasil llevaban más de 20 años de siembra.

“Por eso yo insisto en que las retenciones han tenido un costo social mucho mayor al fiscal que sufren los productores y esos costos consisten en el congelamiento del diálogo entre el sector y el Gobierno para pensar en desarrollos estratégicos”, aseguró.

Posibles soluciones

“Para salir del esquema de retenciones creo que hay que revisar todo el sistema impositivo”, consideró Reca, al tiempo que explicó que el término “retenciones” es un eufemismo que se utilizó para no hablar de impuestos a las exportaciones ya que “los impuestos son atribuciones del Congreso de la Nación”.
“La cuestión es encontrar alternativas para que el sector tribute como lo hacen el resto de los sectores económicos. Se mencionó la posibilidad de tributar por la tierra. En el año 67 el Gobierno militar sancionó una ley que se llamó Itapea (Impuesto a la tierra apta para la exportación agropecuaria) que tributó un 1,6% del valor fiscal de la parcela y fue un impuesto como adelanto a cuenta de Ganancias”, expresó.

Artículos destacados