Home  >   Pymes   >   Oportunidad para emprendedores sociales: está abierta una nueva convocatoria de Ashoka

Oportunidad para emprendedores sociales: está abierta una nueva convocatoria de Ashoka

Esta organización internacional promueve el emprendimiento mediante la afiliación de individuos. Como todos los años, su sede argentina hace un llamado a interesados. Hay tiempo de postularse hasta fin de mes

Como organización, Ashoka tiene la misión de “potenciar emprendedores sociales innovadores con visión de cambio sistémico, que trabajan para resolver los problemas sociales más relevantes, y a la vez construir y activar redes para promover espacios donde todas las personas puedan desarrollarse como agentes de cambio que contribuyan al bien común”.
La entidad conforma una red mundial de más de 3.500 emprendedores sociales, en más de 90 países, que implementan soluciones innovadoras con potencial de cambio sistémico, dirigidas a resolver los problemas sociales más apremiantes.
“En Ashoka creemos que la fuerza más poderosa para cambiar sistemas son buenas ideas en manos de emprendedores sociales. Y esa transformación se potencia al soltar el control de esas ideas, permitiendo escalar el impacto social e inspirando a otros a generar el cambio, y no simplemente haciendo crecer una organización. Es por ello que, para nosotros, los emprendedores sociales de Ashoka representan la visión de un mundo de agentes de cambio cuyas ideas han impactado (e impactan) positivamente en innumerables personas alrededor del planeta”, aseguran desde la entidad.

Convocatoria abierta
Como cada año, la sede argentina de Ashoka abre la convocatoria para sumar a nuevos emprendedores sociales a su red. Según destacan, existen algunos criterios al momento de seleccionar a las personas que se integrarán a esta comunidad.
Nueva idea. Ashoka selecciona emprendedores sociales que están profundamente comprometidos con una nueva idea, es decir, con una solución innovadora a un problema social, que cambiará los patrones de trabajo y conducta en un campo de acción.
Creatividad. Busca personas con la capacidad de ver la realidad de una manera completamente nueva y diferente al resto, capaces de involucrar, con nuevos roles y responsabilidades, a individuos e instituciones presentes en el camino hacia su objetivo.
Calidad emprendedora. Identifica personas con una trayectoria probada en la puesta en marcha de proyectos e iniciativas, que destaquen por su determinación, valentía, dinamismo y perseverancia.
Impacto social. Este criterio tiene en cuenta a cuántas personas beneficia esta idea y en qué medida lo hace. Ashoka sólo apoya ideas que puedan cambiar significativamente un campo de acción y producir un impacto a nivel regional.
Fibra ética. Busca personas con principios éticos sólidos, capaces de generar la confianza necesaria para influir en la manera de actuar de mucha gente.

Proceso de selección
Ashoka acepta candidaturas directas del candidato o nominaciones de terceros durante las campañas públicas de convocatoria y también cuenta con una Red de Nominadores y Expertos que ayudan a explorar los principales retos y problemáticas sociales en cada país.
“Es importante saber que no se seleccionan ideas que no estén en marcha y que no tengan un impacto demostrado, proyectos que sólo sean una innovación tecnológica o de producto, proyectos con ánimo de lucro cuyo principal objetivo sea la obtención de un beneficio económico, iniciativas que no puedan replicarse, e iniciativas cuyo impulsor no esté dispuesto a trabajar a tiempo completo”, enumera la entidad.
Ashoka realiza de una a tres campañas de convocatorias públicas al año. Sin embargo, llevan a cabo un único panel de selección por año, normalmente entre mayo y julio. En los meses previos al panel un equipo de selección revisa todas las aplicaciones recibidas durante el periodo.
“En Ashoka buscamos emprendedores de alto impacto, no sólo una nueva idea. Aunque no deben tener absolutamente todo el proyecto desarrollado cuando aplican, tienen que tener un impacto medido y demostrado que permita considerar la viabilidad del proyecto y su potencial de impacto sistémico”, destaca.

Ser parte de la red
Una vez que el emprendedor social pasa el proceso de selección, se incorpora a la red de manera vitalicia. Como no se seleccionan proyectos -sino individuos- estas personas nunca dejan de ser emprendedores sociales de Ashoka. Durante los tres primeros años de membresía el equipo de Ashoka y el nuevo emprendedor trabajarán juntos en fortalecer al emprendedor y su abordaje. Pasado este período el emprendedor seguirá formando parte de la red mundial participando de la gran variedad de oportunidades e iniciativas que promueve Ashoka a nivel local y global. En caso de ser necesario, Ashoka aporta un apoyo económico (estipendio) al emprendedor durante los tres primeros años del fellowship para que pueda dedicar el 100% de su tiempo al desarrollo de su emprendimiento.

PROCESO DE SELECCIÓN

• De 8 a 12 meses.
• Se aceptarán postulaciones directas del candidato o nominaciones de terceros durante las campañas públicas de convocatoria.
• Cierre de la convocatoria: 31 de octubre
• Primera opinión: entre noviembre y abril
• Para postularse o nominar un candidato: https://www.ashoka.org/es/invol%C3%BAcrate/recomienda/fellow/forma