Home  >   Profesionales   >   Una vejez que llega con nuevas formas de sexualidad y erotismo

Una vejez que llega con nuevas formas de sexualidad y erotismo

Tres referentes en gerontología armaron un “Conversatorio erótico” desde el que buscan eliminar los prejuicios, como aquel de que los adultos mayores se enamoran sólo de manera platónica. Abordarán el sexo, el derecho al autoplacer, fantasías, seducción, juegos, mimos y la masturbación en la tercera edad. Por Carolina Klepp – cklepp@comercioyjusticia.info

“Ella no pidió que sucediera. Sólo pasó. Ellos comenzaron a sentir una fuerte atracción. Pero se suponía que nada iba a suceder… Inge es una mujer casada, de 65 años, que conoce a Kart, un hombre de 76. Inge lleva 30 años junto a su esposo y lo ama, pero su relación con Kart es pura pasión. Es sexo…. Y de repente, Inge comienza a sentir en forma inesperada, que recuperó su juventud”.
Así describe la sinópsis de la película alemana Nunca es tarde para amar que comienza con una escena de sexo entre dos adultos mayores. La imagen de ellos en la cama es la que se eligió para difundir una charla sobre erotismo en la vejez que se desarrollará mañana en Córdoba.

Para la gran mayoría, el tema de la sexualidad a edades avanzadas sigue siendo un tema tabú, a lo que se suman los prejuicios, más condimentos culturales y religiosos. Ese combo se convierte en una barrera a la hora de hablar del tema.
Por eso, Ricardo Iacub, Andrés Urrutia y Sol Rodríguez Maiztegui, todos especialistas en gerontología, armaron un “Conversatorio erótico”, organizado por el Centro de Promoción del Adulto Mayor (Cepram) y El Club de la Porota, un sitio web que refleja las visiones de personas de la tercera edad.
“Hablaremos del erotismo en la vejez. Buscamos eliminar los prejuicios, como aquel de que los adultos mayores se enamoran de manera platónica y no todo lo contrario. La vejez está asociada a deterioro, a enfermedad o a estereotipos negativos y queremos mostrar que no es así, que en esa edad las personas se tocan, se besan, se hacen el amor”, dice Rodriguez Maiztegui, comunicadora social especialista en gerontología.

Hay investigaciones que dicen que más de 60% de los hombres mayores de 70 años es sexualmente activo y lo mismo 40% de las mujeres, haciendo referencia no sólo al coito, sino al erotismo y la sensualidad.
“Abordaremos la importancia de la autosatisfacción, del derecho al autoplacer, cómo trabajar el tema de la masturbacíón. Muchas personas quedan viudas y no logran rehacer una vida con pareja y éste es un punto para abordar entonces, para explorar nuevas formas de placer que muchas veces suelen estar condicionadas por la cultura y la religión”, describe Rodríguez Maiztegui.
La primera Encuesta Nacional sobre Calidad de Vida de Adultos Mayores (ENCaViAM) realizada por el Indec y cuyos resultados se difundieron en 2014, indagó sobre cómo perciben su sexualidad los adultos mayores argentinos.

Seis de cada diez personas de 60 años y más piensa que es posible enamorarse en esta etapa de la vida. Y quienes más lo creen son los varones. Respecto a la actividad sexual, 77,8% cree en la práctica de actividad sexual entre personas mayores.
En diálogo con Comercio y Justicia, Ricardo Iacub, doctor en Psicología especialista en mediana edad y vejez, adelantó algunos datos de su charla: “Con la edad disminuye la sexualidad genital, y lo explica la falta en pareja, no porque falta el deseo. Las mujeres porque enviudan, los varones por la dificultad de encontrar parejas. Una investigación en Estados Unidos demuestra que el erotismo cambia y aparecen otras formas como masturbarse más o el sexo oral, por ejemplo”.

La cátedra que dirige Iacub en la Universidad de Buenos Aires (UBA) investigó sobre el tema y concluyó que en la vejez aparece mucho la mención al “juego de seducción”, “las fantasías” y el erotismo descripto de múltiples formas. “Hay personas que mencionaron que lo erótico pasa por escuchar que te dicen algo lindo o ver gente linda; la fantasía romántica, el ser tocado, ser mimado o jugar con lo que a cada uno se le dé la gana.
La masturbación es una vía habitual, en el caso de la mujer rozarse por ejemplo a nivel del clítoris u otras zonas que den placer”, describió entre los emergentes del estudio universitario que describe símbolos de erotismo y sexualidad. “La gente que tiene parejas reduce lo genital pero se inventan permanentemente formas de erotismo”, concluyó Iacub.
Para dimensionar la población alcanzada por este tipo de temas, en 2050 la mitad de la población tendrá más de 60 años, con lo cual el tema será ineludible.
La sexualidad en la vejez también tiene otros aspectos para analizar. Los especialistas apuntaron también a la necesidad de prever en los geriátricos camas para compartir, habitaciones para parejas.
También subrayaron la importancia de abordar el tema de las enfermedades venéreas y el uso del viagra.

Agenda
– Conversatorio erótico
– Jueves 9, a las 13.30
– Lugar: Cepram (David Luque 430)
– Entrada: libre y gratuita, sujeta a cupo