Home  >   Negocios   >   Inmuebles: confianza en el ladrillo como inversión segura traccionó suba de ventas de usados en julio

Inmuebles: confianza en el ladrillo como inversión segura traccionó suba de ventas de usados en julio

Fue un mes atípico para el índice de la Cámara de Corredores Inmobiliarios de Córdoba.
Dólar estable y con tendencia a la baja en ese momento impulsaron el crecimiento de ventas de departamentos de menor valor. También se acentuaron las operaciones con entregas de bienes
de menor precio como parte de pago

La Cámara de Corredores Inmobiliarios de Córdoba informó que sus ventas en julio subieron 29,5% en relación al mes anterior, comportamiento disruptivo con relación a la performance de bajas que venía registrando el índice de manera mensual y muy lejano en relación con el escenario actual, sobre el que ya se prevén grandes caídas
La suba estrepitosa en comparación al mes anterior responde a un consumidor que había logrado una cierta “tranquilidad” en relación a las cotizaciones del dólar, que habían comenzado a bajar y que habían mostrado una cierta estabilidad sostenida durante los meses anteriores, según explicó a Comercio y Justicia Martín Dahan, representante de la cámara. Por otra parte, todas las encuestas adelantaban que en las PASO, ambas fuerzas- la oficial y la opositora- iba a estar muy cercanas “con lo que se esperaba un país previsible”, según dijo.
Como correlato, según explicó el presidente de la cámara, Agustín Tea Funes, “los consumidores terminan entendiendo que el inmueble siempre es la mejor forma de inversión, no sólo por inmediata sino al largo plazo, cuando la rentabilidad puede no ser la mejor pero sí la más segura”. Es decir, los inversores, según remarcó, aceleraron ese tipo de compra durante el mes de julio, ante una posible corrida cambiaria frente a las elecciones PASO del mes siguiente

Menor valor
Las transacciones, no obstante, fueron notables en términos de cantidad pero no de calidad, en tanto fueron sostenidas aquellas “más económicas” y que se han vendido por debajo de los valores del mercado,
“Los casos en donde se registraron movimientos fueron en los departamentos de menor valor a 70 mil dólares, y en cuanto a casas o departamentos en un rango de precios superior a 120 mil dólares se efectuaron operaciones pero recibiendo inmuebles de menor valor o autos como parte de pago”, apuntó.
“Los trueques con compensación existen y existió toda la vida pero se acentuó algo más en ese mes de julio, quizás porque los inmobiliarios sacamos de la galera las otras labores o dones que tenemos de artesanos para que las operaciones lleguen a buen puerto”, dijo, en referencia a que las gestiones de ventas, en épocas de vacas flacas, se agudizan incrementando el ingenio, la creatividad y la capacidad de reacción.
Estos comportamientos mucho van a distar del ocurrido durante el mes de agosto- cuyas mediciones están en proceso- ya que los resultados de las elecciones desdibujaron el escenario proyectado y generaron un manto de incertidumbre frente al posible cambio de bandera de Gobierno. Más aún, luego de la devaluación ocurrida días después, con gran impacto en la pérdida del valor del peso y en la generación de expectativas para los tenedores de dólares.
Con todo, la suba de julio contra junio del mes anterior no representó un crecimiento para el sector en términos anuales, ya que si se compara al año 2018 la disminución sigue siendo la constante, 22,9% registrando 12 meses continuos de variaciones interanuales negativas. Cabe destacar, que durante julio no se registraron tampoco operaciones con crédito hipotecario.

Rentabilidad del sector inmobiliario
El sector de la ciudad donde se estimó una mayor rentabilidad para un dormitorio fue el centro; allí se registró para esa tipología de departamento un aumento de 55,5% sobre el valor del inmueble, más 4% de rentabilidad adicional a través de la renta generada por el alquiler. Es decir, la rentabilidad observada fue de 59,5%, mientras que para que dos dormitorios la rentabilidad fue de 54,7%, correspondiendo 51% sobre el capital invertido y 3,7% generada por el canon locativo.
Nueva Córdoba registró una rentabilidad de 54,5% para los departamentos de un dormitorio, mientras que para los de dos dormitorios fue de 51,3%, siendo la rentabilidad generada por el aumento del valor del inmueble fue de 47,1% mientras que la renta generada por el alquiler fue del 3,7%.
En barrio General Paz se observó la rentabilidad para los departamentos de un dormitorio de 48,1%, del cual 44,1% corresponde al valor del inmueble y 3,9% a la renta anual. Por su parte, para el de dos dormitorios la rentabilidad alcanzó 53,2%.

Precios de alquiler y evolución
El precio del valor del alquiler para departamentos de un dormitorio en Nueva Córdoba fue en julio de $10.000 por mes mientras que de dos dormitorios fue de $15.500; en barrio General Paz de $8.500 para dos ambientes mientras que para tres ambientes fue de $12.500. En el centro se alquiló un inmueble de un dormitorio en $8.500 mientras que un departamento de dos dormitorios se alquiló en $11.000.
Las actualizaciones informadas son de 15% cada seis meses, aún no se validan aumentos de 16% a 17%, según informó la cámara. En términos de variación, en un dormitorio, en Nueva Córdoba el valor de un alquiler aumentó en 29,9% respecto al valor informado en julio de 2018. Comparado con enero de 2018, el aumento fue de 2,6% En General Paz lo hizo en el orden de 25%, mientras que durante los últimos seis meses fue de 2,4%. Por su parte, en el Centro, el precio del alquiler aumentó interanualmente en 34,9% y semestralmente 6,3%.