Home  >   Justicia   >   Se reabrirá el caso “Maldonado”, pero se descarta el encuadre en “desaparición forzada”

Se reabrirá el caso “Maldonado”, pero se descarta el encuadre en “desaparición forzada”

El tribunal dejó sin efecto el sobreseimiento del único gendarme imputado. También ordenó que se designe a otro magistrado para continuar la pesquisa. Será el tercero en tomar intervención en las actuaciones

Por unanimidad, la Sala IV de Máxima Instancia en lo criminal del país ratificó la continuidad de la investigación por la muerte de Santiago Maldonado.
El tribunal confirmó la decisión de la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia, que revocó el sobreseimiento dictado en primera instancia respecto del gendarme Emmanuel Echazú, por considerarlo prematuro.
Paralelamente, encomendó la designación urgente de un nuevo juez, quien será el encargado de instrumentar numerosas medidas de pruebas para esclarecer el caso.
La Cámara rechazó todos los planteos que las partes hicieron en la audiencia que se celebró la semana pasada en Comodoro Py.

Uno fue el reclamo en pos del sobreseimiento definitivo de Echazú, el uniformado que corrió a Maldonado hasta el río Chubut.
La Casación también negó el pedido de las querellas -entre ellas, la de la familia del artesano- para que el expediente se investigue como desaparición forzada de persona y recordó que hay que diligenciar probanzas.
Maldonado desapareció el 1 de agosto de 2017 cuando integrantes de la comunidad mapuche Pu Lof de Cushamen cortaron la ruta 40 y fueron reprimidos por oficiales de Gendarmería Nacional. Varios de los manifestantes fueron perseguidos hasta el río Chubut. Setenta y ocho días después, el 17 de octubre, fue encontrado en las aguas.
Hace poco más de un año, el segundo magistrado que intervino en la pesquisa, Gustavo Lleral, la cerró.
“La verdad se mostró sencilla, sin fascinaciones. Santiago estaba en el lugar donde lo vieron por última vez.
Allí, él, solo, sin que nadie lo notara, se hundió, en ese pozo en el que minutos antes Lucas Ariel Naiman Pilquiman había evitado caer”, escribió el magistrado al archivar las actuaciones por presunta desaparición forzada y sobreseer al único imputado, Echazú.

“Aunque se insista en presentar los hechos de un modo absurdamente diverso a su esencia, lo cierto es que la verdad que rodeó la desaparición y muerte de la víctima de esta causa (y víctima de todas las manipulaciones espurias que de ella derivaron) es una sola”, acotó el sucesor del juez Guido Otranto. Cabe recordar que prestigiosos peritos oficiales y de parte suscribieron las conclusiones de la necropsia practicada en octubre del 2017 y, un mes después, respaldaron los resultados de los estudios complementarios.
De forma unánime, determinaron que el cadáver de Maldonado no presentaba lesiones, signos compatibles con arrastre ni medidas de sujeción y que estuvo sumergido entre la desaparición y el hallazgo.
El año pasado, un criminalista ajeno al expediente, el neuquino Enrique Prueger, objetó mediáticamente aquellas conclusiones y aventuró que los restos fueron “plantados por alguien” en el agua.
Lleral rechazó un pedido de los Maldonado para que Prueger fuera citado a testificar, calificando la solicitud como “impertinente e inconducente”.